Secciones
Un crimen político

Después de años, la verdad sale a la luz: un libro revela cómo fue asesinado Pablo Neruda

Cada vez más evidencias indican que el poeta fue envenenado. La investigación.

Desde hace años, poca gente cree en la historia oficial, la  que reza que el poeta Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura en 1971, militante comunista y amigo personal del presidente chileno Salvador Allende, se murió de cáncer el 23 de septiembre de 1973 en la Clínica Santa María de Chile, 12 días después del golpe de Estado que encabezó Augusto Pinochet Ugarte.  Ahora, el completísimo libro Delito Neruda, del periodista italiano Roberto Ippolito ofrece contundentes elementos para demostrar que Neruda en realidad murió envenenado, y no a causa del cáncer. La combinación entre su enorme prestigio mundial como escritor y su militancia política lo había convertido en el enemigo público número uno de la dictadura chilena. Lo cierto es que la historia clínica de Neruda, opppps.se perdió.

Ippolito revela que Neruda tenía pensado establecerse en México, donde iba a formar un gobierno en el exilio, que hubiera servido, sin dudas, para denunciar con mucha fuerza a la dictadura de Pinochet. ”Yo empecé trabajando sobre la duda, sin ninguna tesis preconcebida, pero hay tantas falsedades y tantos elementos que es inevitable decir que la muerte no fue natural”, contó Roberto Ippolito a la agencia EFE. La primera sospecha firme de que Neruda fue asesinado la introdujo en 2011 Manuel Araya, que fuera asistente y chofer del poeta. “Lo único que quiero antes de morir es que el mundo sepa la verdad, que Pablo Neruda fue asesinado”, aseguró a la revista mexicana Proceso, en una nota que produjo revuelo mundial.   Araya dijo que Neruda lo llamó desesperado desde la clínica, a altas horas de la noche, para contarle que le habían inyectado veneno en el estómago mientras dormía. Esa inyección, cree el chofer, fue la que la mató. A esa hipótesis, Roberto Ippolito le dedicó varios años de su vida y su trabajo periodístico.

Neruda tenía cáncer de próstata, pero según Araya no estaba grave ni mucho menos y su traslado a la clínica, el 19 de septiembre desde la isla Negra, tuvo como objetivo mantenerse unos días en un lugar que creía seguro, a la espera del avión que lo llevaría a su exilio mexicano. El sobrino de Neruda, Roberto Reyes, y el Partido Comunista de Chile participaron en la investigación de su muerte: descubrieron el bacilo “clostridium botulinum”. “Que la toxina se haya encontrado en una muela, un punto del cuerpo tan protegido, debería excluir cualquier contaminación externa”, por ejemplo que la toxina penetrara de la tierra alrededor de su féretro, señaló Ippolito. "El mundo debe saber que la verdad sobre la muerte de mi tío Pablo", no duda Roberto Reyes. 

Leé también Valium en el té y gotas de cianuro: un sicario reveló cómo mataron al Papa Juan Pablo I

En la misma clínica, en el cuarto contiguo al del poeta estaba internado el ex presidente chilno Eduardo Frei Montalva, que gobernó el país antes de Allende y murió envenenado. Frei estaba internado en la habitación 406; Neruda en la 404. "Una coincidencia singular", destaca Ippolito, quien asegura que "el negacionismo y los nostálgicos de la dictadura" son "una trágica realidad en Chile", y que son precisamente esos sectores los que obstaculizan la investigación.


De acuerdo con el certificado de defunción expedido por la clínica Santa María, la causa oficial de la muerte de Neruda fue la "caquexia" (desnutrición a raíz del cáncer). Neruda era un hombre que pesaba alrededor de 90 kilos al momento de su muerte, por lo cual resulta francamente descabellado pensar que estaba desnutrido. En 2013, además, su cadáver fue exhumado y los análisis médicos descartaron categóricamente esa posibiidad. Ippolito acusa al actual gobierno chileno, presidido por Sebastián Piñera, de paralizar la investigación. Ippolito consigna una extraña guerra por el cinturón con el cual fue enterrado el poeta, que reclamaron sus herederos y con especial énfasis la Fundación Neruda, que deseaba "incinerarlo", según explica, asombrado, Ippolito. El juez de la causa, Manuel Carrozza,  no se los permitió, ya que lo considera una prueba fundamental.

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Pablo Neruda
  • Augusto Pinochet
  • Sebastián Piñera

Comentarios

Cada vez más evidencias indican que el poeta fue envenenado. La investigación.