Secciones
Palabras

Clare, la mujer que anunció el inicio de la Segunda Guerra Mundial, pero le negaron la firma

La primicia de la invasión nazi a Polonia fue obtenida por una joven corresponsal de guerra inglesa. 

Si bien este domingo es el aniversario número 80 del acto que dio inicio oficial a la Segunda Guerra Mundial -la invasión nazi a Polonia, ocurrida el 1° de septiembre de 1939- los engranajes de la revelación del hecho histórico comenzaron a moverse dos días antes con un titular publicado en el diario inglés The Daily Telegraph

"Mil tanques en la frontera polaca"

"Mil tanques concentrados en la frontera polaca" rezaba la noticia redactada por Clare Hollingworth, una corresponsal de guerra de apenas 27 años. La llamada "primicia del siglo" la tuvo en su primera semana de trabajo para el matutino. 

Leé más | "Me he convertido en la Muerte, destructora de mundos": el día en el que comenzó la era nuclear

Sus jefes no le habían encargado ningún tipo de investigación: fue ella misma quien decidió cruzar la frontera entre Polonia y Alemania para elaborar un reportaje sobre refugiados. Años atrás, se había interesado por el tema luego de trabajar para el Comité Británico para Refugiados, ayudando a varios checoslovacos a escapar del nazismo. 

El descubrimiento de la maniobra nazi en la frontera polaca por parte de Hollingworth fue fortuita. Luego de cruzar la frontera en el automóvil del cónsul británico -ya que sólo podía viajarse entre ambos países con un vehículo diplomático- emprendió el viaje de regreso y casualmente observó como el viento levantaba una de las lonas que tapaba un grupo de tanques nazis. Inmediatamente dio aviso a la redacción del Daily Telegraph, que publicó la exclusiva sin su firma. 

Rompiendo barreras

De regreso en su alojamiento en la ciudad polaca de Katowice, la reportera fue testigo también de la caída de las primeras bombas alemanas sobre Polonia: como sus jefes no daban crédito a la información, Hollingworth llegó a sacar el auricular del teléfono por la ventana para que ellos mismos pudieran oir las explosiones. Otra vez, su reporte exclusivo sobre el inicio de las hostilidades fue publicado sin su nombre. 

La joven se quedó en Polonia hasta el año siguiente, cuando fue enviada a Rumania para reportar sobre la abdicación forzada del rey Carol II. En 1941, continuó cubriendo los hechos de la Segunda Guerra Mundial en el teatro bélico de Egipto, Turquía y Grecia. En aquella época, además, se convirtió en la primera persona en entrevistar al Shah Mohammad Reza Pahlavi de Irán. 

Leé más | A 90 años del nacimiento de Ana Frank, la niña que relató el horror nazi desde un sótano

Una larga y activa vida

Luego del final de la Segunda Guerra Mundial, Hollingworth continuó trabajando como corresponsal de guerra en conflictos como el de Algeria a principios de los '60 o el de Vietnam. En 1973, se convirtió en la primera corresponsal inglesa en China -para el Daily Telegraph- desde la instauración de la república comunista en ese país en 1949.

Viuda en 1965 de su segundo esposo y jubilada en 1981, decidió afincarse en Hong Kong, donde vivió hasta su muerte en 2017 a los 105 años. De acuerdo a la biografía escrita por su sobrino nieto, Patrick Garret, hasta el último día de su vida dejó sus zapatos al lado de la cama por si tenía que levantarse rápido ante cualquier emergencia. 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Segunda Guerra Mundial
  • Polonia
  • Alemania Nazi
  • Alemania
  • Nazismo
  • guerra
  • Clare Hollingworth

Comentarios

La primicia de la invasión nazi a Polonia fue obtenida por una joven corresponsal de guerra inglesa.