Secciones
Polémica

La historia secreta de la colección de manuscritos de Borges donada al Estado y las mentiras de María Kodama

De dónde salieron los manuscritos. Se los habían ofrecido al gobierno de Macri. 

Por Daniel Riera

Ayer por la tarde, el presidente electo Alberto Fernández anunció que se había reunido con el poderoso empresario farmacéutico Alejandro Roemmers y que este le había notificado la donación de alrededor de 6000 manuscritos de Jorge Luis Borges, para la creación de un museo dedicado a la obra del máximo escritor argentino.

Horas después, María Kodama, viuda, albacea de Borges y amiga de la polémica y el perfil altísimo, denunció que los manuscritos donados eran robados y que la ladrona había sido Epifania Ubeda, más conocida como Fanny, la histórica ama de llaves de Borges. Cada uno le atribuirá el significado ético que le parezca al acto de acusar de un robo millonario a una empleada doméstica fallecida hace 13 años, que, valga el lugar común, no se puede defender. Lo cierto es que era y es un dato de público conocimiento que el mayor coleccionista de Borges del país y acaso del mundo es Alejandro Vaccaro, presidente de la Sociedad Argentina de Escritores. En medio de una maniobra que tiene el pestilente aroma de las operaciones políticas, BigBang habló con el propio Vaccaro, quien explicó lo ocurrido. 

-La colección cuya donación al Estado anunciaron ayer Roemmers y Alberto, ¿es la suya?

-Exactamente. Es la colección que atesoré a lo largo de más o menos 50 años... 

-¿Qué tiene que ver  Alejandro Roemmers con esto?

-Él se asoció conmigo porque cuando yo empecé a comprar cosas, digamos que todavía se podía comprar. Después Borges adquiere una cotización mayor, es una figura internacional y Roemmers de alguna manera en una actitud de mecenazgo se asoció conmigo para que pudiera seguir comprando cosas.

-¿Y cómo es que deciden donarlo?

-Bueno, eso ya se lo habíamos planteado al gobierno anterior [se refiere al gobierno saliente] , cuando Alberto Manguel era director de la Biblioteca Nacional, y Pablo Avelluto era ministro, esteee, secretario de Cultura [la variación obedece a que Avelluto empezó siendo ministro de Cultura, pero durante su gestión el ministerio se disolvió]. Él se había comprometido a arreglar el edificio de la calle México 564, donde funcionaba la Biblioteca Nacional, porque el edificio está en muy malas condiciones, hay goteras , está muy deteriorado... pero nunca lo hicieron, nos mintieron... Entonces demoramos la donación hasta tanto se cumpla con eso y nunca se cumplió. Pero nos reunimos con Manguel en diversas oportunidades y no se concretó la donación porque ellos no cumplieron.

-O sea que es exactamente la misma colección que ustedes le iban a dar a Avelluto y a Manguel...

-Exactamente, es la misma, es la misma colección. Tenemos la idea de que se haga un museo, ya que se cumplieron 33 años de la muerte de Borges y nadie hace nada, entonces queríamos hacer un gran museo, que además tiene que ver esto también con el hecho de que Borges fue siempre antiperonista, y un poco era cerrar la grieta donando la colección bajo un gobierno peronista...  pensando en que la obra de Borges está por encima de todo eso...

-Usted me va a decir "esto se lo tendría que preguntar a María Kodama", así que no le voy a preguntar por qué dice María Kodama que esta colección es robada por Fanny, la ama de llaves de ...

-Exactamente (risas)

-...pero sí le voy a preguntar, entonces, por qué cree usted que ella dice tal cosa.

-Y, porque ella en 33 años nunca hizo nada y las cosas que ella tiene de Borges se las ha donado al gobierno de Japón y al de Estados Unidos y no las ha dejado en el país, y no las va a dejar en la Argentina. Seguramente le indigna que nosotros pensemos lo contrario. Roemmers es un empresario argentino que tiene sus empresas acá en la Argentina, y ha decidido apostar a la Argentina. Esto además es una donación al Estado, ni siquiera es una donación a Alberto Fernández. Esto le queda al Estado cuando el gobierno que asume el 10 ya no esté.  

-¿Cuál es su vínculo con Fanny?

-Ella vivió en una propiedad mía hasta que murió en el 2006.Tras la muerte de Borges, en 1986, Kodama la echó de la casa. Fanny no tenía dónde ir a vivir, y me llamó María Esther Vázquez, me dijo mirá, no tiene donde ir a vivir, y yo le di un techo...

-¿Cuál de las dos enemistades de Kodama fue primera: Fanny o usted?

-Yo no tengo ninguna enemistad con ella. 

-Pero aparentemente ella la tiene con usted...

-Y si, evidentemente. .. Pero déjeme decirle, para que quede claro, que jamás obtuve absolutamente nada de Fanny, Fanny jamás se quedó con nada de nada. Cero. Está claro que esto es una calumnia sin ningún asidero. Todas las cosas que yo he comprado están documentadas, se las compré a los más prestigiosos anticuarios de la Argentina, a su sobrino, Miguel de Torre, a la esposa de Borges, Elsa Astete Millán, es todo una gran estupidez...

-Ella dice que ya existe un museo de Borges...

-Me gustaría ir a verlo, porque no lo conocía... En todo caso, considerando que él era nuestro mayor escritor, que haya dos... 

 

 

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Jorge Luis Borges
  • María Kodama
  • Alejandro Roemmers
  • Alberto Fernández

Comentarios

De dónde salieron los manuscritos. Se los habían ofrecido al gobierno de Macri.