Secciones
Palabras

San Martín: las cuatro batallas más importantes de nuestro máximo héroe

Los triunfos de San Lorenzo, Chacabuco y Maipú. El desastre de Cancha Rayada.

Hoy se cumple un nuevo aniversario de la muerte del general José de San Martín, máximo prócer de la independencia argentina, y uno de los dos grandes héroes de la independencia latinoamericana junto a Simón Bolívar. San Martín falleció el 17 de agosto de 1.850 en Boulogne Sur Mer, Francia. Aunque su legado excede en mucho sus hazañas militares (San Martín es, además, una convicción, un rumbo, una propuesta de país y de relación con el mundo) su historia tiene como verdaderos hitos cuatro grandes batallas: tres victorias y una derrota contra las fuerzas realistas.

Las recordamos como nombres de calles, de pueblos o de estaciones de tren, a menudo sin saber en qué consistieron y qué importancia tuvieron en el proceso emancipador. Aquí te contamos qué pasó en las batallas de San Lorenzo, Maipú, Chacabuco y Cancha Rayada  

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Batalla de San Lorenzo. 3 de febrero de 1.813

Es tal vez, la batalla sanmartiniana que tenemos más presente, en buena parte gracias a la Marcha, en parte gracias a la leyenda de Juan Bautista Cabral, aquel "Soldado heroico", al que se le atribuye haberle salvado la vida al General, antes que el enemigo lo matara con su bayoneta. . 

Como el ejército de José Rondeau había sitiado Montevideo, los españoles tenían que salir al mar para abastecerse. Solían arrancar desde Montevideo en dirección al Paraná, donde robaban ganado. Una expedición compuesta de once embarcaciones realistas que había salido de Montevideo fue seguida por tierra por el Regimiento de Granadores a Caballo de San Martín , al frente de 125 hombres. 

Las fuerzas de San Martín se adelantaron y esperaron a a los realistas cerca de la posta de San Lorenzo, a 26 kilómetros al norte del Rosario. Allí existe el convento de San Carlos, donde encerró San Martín a sus granaderos para que los realistas no advirtieran su presencia. Cuando los españoles desembarcaron, los granaderos los persiguieron obligándolos a huir. Algunos se tiraron al río desde la barranca y murieron ahogados. En la persecución rodó el caballo de San Martín. Y entonces llegó un soldado realista, y entonces (dice la leyenda) llegó Cabral, y la vida. 

Batalla de Chacabuco. 12 de febrero de 1.817

Las columnas que habían cruzado los Andes por el camino de los Patos se reunieron con las que cruzaron por el camino de Uspallata. San Martín resolvió atacar en la madrugada del 12. Con el fin de emplear una táctica de pinzas por el frente y la retaguardia, se dividieron a los hombres disponibles en dos: una división al mando de Miguel Estanislao Soler debía atacar por el oeste. La otra, al mando de Bernardo O'Higgins, debía atacar por el este.

Fue una victoria resonante: los patriotas tuvieron 2 bajas y 120 heridos, los realistas sufrieron más de 600 bajas, la captura de 500 prisioneros, 1000 fusiles, 5 piezas de artillería, 1 bandera y muchas municiones. La recuperación de Chile de manos realistas quedó a un paso. Todavía faltaba la batalla de Maipú.

Batalla de Cancha Rayada. 19 de marzo de 1.818  

Fue la mayor derrota militar que tuvo San Martín. Por eso se la llamó, también, Desastre de Cancha Rayada.

El ejército aliado argentino-chileno, con una tropa de 8.000 hombres, perseguía a los realistas poren la ciudad de Talca. En la noche del 18 de marzo de 1.818, mientras el ejército aliado acampaba para pasar la noche, los realistas cayeron de sorpresa sobre los aliados. El General Juan Gregorio de Las Heras pudo salvar su división de 3 000 hombres. San Martín logró movilizar a sus hombres hacia una posición en la cual las tropas patriotas respondían el fuego. Al final de la batalla, los patriotas lograron retirarse con 120 muertos, 300 heridos y 2000 dispersos. Los realistas sufrieron cerca de 200 muertos y heridos. 

Batalla de Maipú. 5 de abril de 1.818 

La batalla de Maipú sucedió en el valle del Maipo, entre las fuerzas patriotas argentino-chilenas y las realistas, y prácticamente decidió la independencia de Chile. Se enfrentaron el ejército realista (de 5.300 hombres y 12 piezas de artillería), bajo las órdenes de Mariano Osorio, contra el ejército patriota (4.900 hombres y 21 piezas de artillería), al mando del general José de San Martín.

San Martín atacó el centro y la derecha de los españoles, mientras que Las Heras comandó el ataque desde otro cerro. El General realista Mariano Osorio, creyéndolo todo perdido se retiró a cambio de protección. Ordóñez nunca se resignó a perder la batalla, pero el bombnardeo constante lo llevó a rendirse. 

La batalla tuvo su propio momento mítico: el famoso "abrazo de Maipú" entre San Martín y O'Higgins, en el que O'Higgins le dice a San Martín “¡Gloría al salvador de Chile!” y San Martín le respondió “General: Chile no olvidará al ilustre inválido que se presenta herido en el campo de batalla”.Los patriotas perdieron alrededor de .000 hombres entre muertos y heridos. Los españoles, en cambio, sufrieron más de 2.000 muertos y 2.400 prisioneros, y buena parte de su armamento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!