Secciones
Policiales

"A Diego lo bañaban con agua fría": el duro relato de la hermana del chico asesinado en Santa Fe

Diego Martín tenía 12 años y apareció muerto en un descampado ubicado a dos cuadras de la casa donde vivía con su padre y su novia.

Diego Martín fue torturado, mutilado y asesinado a principios de julio en un descampado en la localidad santafesina de Recreo. Según indicó el forense que hizo la autopsia, el cuerpo del nene de 12 años presentaba heridas compatibles con un intento de descuartizamiento.

Aunque hasta el momento no hay ningún detenido ni imputado, la hermana de la víctima, una chica de 14 años, declaró este lunes en cámara Gesell, y en su relato aseguró que la mujer de su padre los maltrataba siempre y de forma muy violenta. “A Dieguito la madrastra lo bañaba con agua fría en pleno invierno", sostuvo.

En diálogo con C5N, el abogado de María Luján, la madre de Diego, dijo que la hermana del niño describió "la violencia psíquica y física provocada, no solamente por el padre, sino también por la madrastra, hacia ella y sus hermanitos". En este sentido, comentó que la nena de 14 años contó cosas "muy fuertes", las cuales pueden servir para encontrar al responsable del crimen.

Ante la fiscal Ana Laura Gioria, a cargo de la Fiscalía Regional -Santa Fe, la niña habló de los castigos que la mujer les imponía, y del temor enorme que tenían cada vez que ella o su padre los retaban.

El misterio del nene mutilado: todavía no hay detenidos y el forense reveló un dato clave en la investigación

“A Dieguito la madrastra lo bañaba con agua fría en pleno invierno y el padre lo llegó a castigar con un cinto de cuero, y casi lo mata si no lo salvaba el hermano de 16”, reveló el letrado, y adelantó que pidió que otras seis personas declaren en la causa como testigos de los maltratos. Entre las personas que están citadas, se encuentra también el hermano de Diego, quien lo habría salvado de una brutal agresión.

Según explicó la mamá de Diego Martín, ella y su ex marido se separaron hace cuatro años, y con el tiempo cada uno armó su vida con nuevas parejas. Sin embargo, hace cinco meses el papá de sus hijos conoció a una mujer, y desde ese momento él decidió llevarse a los tres chicos a su casa, y no dejó que su madre los viera más.

La madre de Diego Román, María Luján, acusó a su ex marido por la presunta autoría del crimen desde un primer momento. "Los culpables tienen que pagar por lo que le hicieron a mi Dieguito. Que el padre pague, él es tan culpable como la madrastra", se lamentó a pocos días de la muerte de su hijo.

La autopsia preliminar determinó que el cuerpo del chico de 12 años presentaba heridas compatibles con un intento de descuartizamiento. Además, le habían cortado los genitales y debido a la poca sangre que había en el lugar en el que se encontraban los restos del niño, los investigadores creen que lo trasladaron desde otro sitio al descampado.

"Tenía múltiples lesiones en toda la zona corporal y está totalmente documentado. Hay zonas mutiladas del cuerpo. Llevo más de tres mil autopsias y nunca vi algo así", dijo hace unos días Pascual Pimpinela, jefe del Cuerpo Médico Forense.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Santa Fe
  • Crimen
  • Violencia
  • Crueldad
  • niño
  • madrastra
  • maltrato
  • Hermana

Comentarios

Diego Martín tenía 12 años y apareció muerto en un descampado ubicado a dos cuadras de la casa donde vivía con su padre y su novia.