Secciones
Policiales

"Al menos decime si te gustó": el perverso diálogo del empresario de Pinamar después de la violación

La víctima tiene 33 años, era empleada del parador Botavara; propiedad de Claudio Tinari. El crudo relato y la denuncia que avanza.

La mujer de 33 años que denunció en los primeros días de enero al empresario hotelero Claudio Tinari relató ante la Justicia el abuso sexual al que fue sometida por su empleador y el calvario que tuvo que soportar después del ataque sexual. "Estaba obsesionado conmigo", reconoció.

"Decía que nadie se acercara a mí, les decía eso a los demás empleados en mi presencia; como que yo era de él y estaba prohibida para todos", reveló la joven, cuya denuncia fue acompañada por otra de sus compañeras, en las que aseguran que el hombre les ofrecía cien dólares a cambio de mantener relaciones sexuales en un local vip de Cariló y una tercera causa judicial se inició por "maltrato y precarización laboral".

De acuerdo a la denuncia de la víctima, Tinari les había alquilado a sus empleados cuatro habitaciones en el hotel Trinidad de Pinamar para vivieron ahí durante la temporada de verano. A su víctima le alquiló una habitación para que durmiera sola: la número 21.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Claudio nos trajo al hotel en su auto, él manejaba. Siempre nos llevaba hasta el hotel desde el balneario a mí y a dos compañeros. Los otros chicos venían en un remís. Cuando llegamos al hotel, subí a mi habitación y él se quedó afuera como para irse. Yo me estaba terminando de bañar y escuché que alguien había entrado a la habitación".

Al salir de la ducha, todavía envuelta en su toalla, la joven se encontró con su jefe dentro del cuarto. En ese momento, de acuerdo a la denuncia, Tinari le dijo: "Callate, no grites ni digas nada; así no se escucha nada, que va a ser rápido". Luego, le sacó la toalla a la fuerza y la violó.

"Me agarró del brazo izquierdo, se desabrochó el pantalón. Estaba sin calzoncillos. Me sacó la toalla de un tirón, me empujó a la cama y se me subió encima. Me tapó la boca, mientras yo intentaba defenderme. Trataba de sacármelo de encima, pero es mucho más grande y pesado que yo. Aparte le tenía miedo. Tenía miedo de que me lastimara y me penetró", reveló en sede judicial, al tiempo que aclaró que la violación fue sin preservativo.

El ataque sexual ocurrió el 22 de diciembre, cerca de las diez de la noche; pero la joven recién pudo hacer la denuncia el seis de enero, tras recibir el apoyo de sus compañeros de trabajo, quienes también lo denunciaron por trata laboral, violencia y precarización. 

De acuerdo a la declaración a la que accedió el portal Infobae, después del ataque la joven buscó ayuda. "Cuando él terminó, me levanté, salí corriendo y me encerré en el baño. Esperé a que se fuera. Sentí que abrió la puerta y se fue sin decir nada. Después de eso, me sentía sucia; tenía mucho miedo y volví a bañarme. Tenía asco y después me vestí y me fui a la pieza de los chicos".

"Estoy sola (en Pinamar), no tengo medio de subsistencia que no sea mi trabajo y él se comportaba conmigo como si no hubiera pasado nada", sumó, al tiempo que recordó el perverso diálogo que mantuvo con el atacante dos días después de la violación: "En un momento nos quedamos solos en el deck. En realidad, él me llamó para hablar unas cosas de trabajo, precios y el menú. Me dijo: '¡Al menos decime si te gustó o no te gustó!'. Me di vuelta y me fui".

Tinari continúa detenido en la Comisaría 5° del Partido de la Costa. Su aprehensión tuvo lugar después de la denuncia de la víctima y de que los peritos constataran las heridas genitales que presentaba, por lo que la causa fue caratulada como "violación con acceso carnal". El fiscal Juan Pablo Calderón solicitó una pericia psicológica sobre la denunciante.

Temas

  • Abuso sexual
  • Pinamar
  • Denuncia

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios