Secciones
Golpe millonario

"Es un lugar fácil de robar", dice un argentino que estuvo prófugo en Ciudad del Este

"Es una ciudad regalada, todo está a mano. Es fácil de robar", dice a BigBang un ladrón que pide reserva de identidad. Durante dos años estuvo prófugo en Ciudad del Este, donde anoche una superbanda con 30 asaltantes encapuchados y armados hasta los dientes sitió ese territorio y después de usar armas de guerra, un francotirador y dinamitas.


"Acá se escondió (Ibar Esteban) Pérez Corradi, el supuesto ideólogo del triple crimen de la efedrina. Muchos nos escondidos acá porque a cambio de guita conseguís todo", dijo el delincuente.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Uno de los blindados de Prosegur.

Además contó que un ladrón amigo suyo llegó a robar una joyería en Brasil. "Cuando mostró el fierro, los empleados se tiraron al piso y suplicaron por sus vidas. 'No nos maten', pedían a gritos. Es que allá están acostumbrados a una gran violencia", recordó.

Un plan que dejó la ciudad devastada

Ni el escritor argentino Roberto Arlt, acostumbrado a retratar los planes delincuenciales de ladrones obsesionados con los explosivos, estuvo cerca de imaginar un golpe como el que ocurrió en Ciudad del Este. "Aun viviendo de manera clandestina, me movía por Ciudad del Este como uno más, como uno del montón. Y si bien no cometí ilícitos, estuve tentado. Es una ciudad chica. A la noche es tierra de nadie. Y los policías son flojos. Hay mucha seguridad privada pero o saben usar los fusiles. Toman a cualquiera"; dijo el ladrón.

"Es una ciudad chica. A la noche es tierra de nadie

"Sé por otros compañeros de correrías que los brasileños se cruzan para robar con golpes comando. En Brasil son hechos que pasan seguido. El grupo narco sospechado de cometer el golpe mueve de 200 a 300 kilos de cocaína. 

Un policía fue asesiando por la superbanda de 30 delincuentes.

¿Hay argentinos?

“No me sorprende que en este choreo haya estado algún colega argentino”, dice Rubén Alberto de la Torre, uno de los ladrones que robó el banco Río de Acassuso el 13 de enero de 2006. 

De la Torre, uno de los cabecillas de la banda que robó el banco Río de Acassuso.

Al menos 15 vehículos fueron incendiados con bombas molotov en distintas partes de la ciudad, incluido un camión de gran porte que quedó en plena ruta internacional y ocasionó otro accidente debido a que motociclistas no pudieron divisarlo en la oscuridad y lo chocaron, según informó el diario ABC de Paraguay. "Eso lo hicieron para distraer la atención. Se pareció a los robos caóticos de El Guasón", graficó uno de los pesquisas. "Hablaban en portugués, vestían pasamontañas y usaban armas de guerra", dijo un pesquisa.

Paraíso de la delincuencia

“¿Quieren armas? Tenemos Glock, Mauser, calibre 45, calibre 9. La que quieras”, ofrece un vendedor entre la multitud que recorre Ciudad del Este. “¿Quieren merca? Tenemos ácido, coca, porro".

La que quieras”, insiste ante los curiosos. Hace años que esta ciudad, la segunda mayor de Paraguay, la ilegalidad se transformó en la normalidad. Del otro lado, se encuentra a sólo 3 km Foz de Iguazú, Brasil, y a 15 km, Puerto Iguazú, Argentina.

Argentinos y brasileños cruzan todos los días el Puente de la Amistad hacia Ciudad del Este.

Argentinos, brasileños, paraguayos, pero también árabes, y agentes de inteligencia de todo el mundo se mezclan en las calles atestadas de puestos ambulantes y transitadas por taxis que cruzan la frontera por el Puente de la Amistad hacia Brasil o Argentina. No hay controles.

Crimen S.A.

Los vendedores hacen “delivery” de fierros: se puede comprar un arma por US$ 500 y pedir que la entreguen en el hotel donde aguanta el “visitante”.

Otros turistas, simplemente, viajan hacia Ciudad del Este para conseguir productos electrónicos –exentos de impuestos– 40% más baratos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!