Secciones
Exclusivo

John Hurtig, furioso: "Está documentado que al pituto lo encontré yo, pero la serie no lo dice"

En diálogo con BigBang, el medio hermano de García Belsunce cuestionó al fiscal Molina Pico y acusó a Nicolás Pachelo por el crimen.

Del asesinato de María Marta García Belsunce pasaron más de 18 años, y hasta ahora, la Justicia no pudo comprobar quién o quiénes la mataron dentro de su casa en el country de Pilar Carmel ese 27 de octubre de 2002.

La familia de la socióloga, cansada ya de las acusaciones en su contra, decidió hablar de manera pública en un documental que se estrenó a principios de noviembre en Netflix. Según unánimemente dicen, lo hicieroncon la esperanza de que quedara claro que eran inocentes. Sin embargo, la serie de cuatro capítulos dejó más dudas que certezas, y abrió un abanico de posibilidades respecto a lo que pasó.

John Hurtig aseguró que no le gustó para nada el documental Carmel.

"Nos contactaron hace 8 meses más o menos, nos dijeron que querían hacer un documental, con la verdad, y confiamos, y no tendría que haberlo hecho. Fue una decisión conjunta, pensando que iba a ser algo serio, pero hicieron esta porquería y la verdad que me da bronca", dijo a BigBangJuan Carlos Hurtig, el medio hermano de María Marta, al mismo tiempo que admitió estar enojado con lo que se mostró, ya que a su juicio no representa la verdad.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Desde el inicio, cuando aceptaron hablar ante las cámaras, todos los familiares de la víctima sabían quiénes eran los que iban a participar, y estuvieron totalmente de acuerdo porque -según afirman- creyeron que se iban a mostrar las pruebas documentales que aseguraban que ellos eran inocentes, después de haber estado acusados por la Justicia.

Tras el asesinato de María Marta, el fiscal Diego Molina Pico consideró que los hermanos de la mujer fallecida habían sido parte de un encubrimiento, y tras un juicio, Juan Hurtig, Horacio García Belsunce (hermano de la víctima) y Guillermo Bártoli (el cuñado), fueron condenados.

Carlos Carrascosa, el marido de la fallecida, también recibió la pena de prisión perpetua por el crimen de su mujer, aunque muchos años después, incluso luego de haber estado detenido, la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires confirmó su absolución.

Con Hurtig y el resto de los imputados pasó algo parecido. Este año fueron sobreseídos porque se declaró extinguida la acción penal por prescripción.

"Mi enojo tiene que ver con la decepción de creer que después de 18 años era hora de que la gente sepa la verdad, porque ellos dijeron que iban a hacer un documental, como dice la palabra, con documentos, porque lo único que dirime es la prueba", afirmó.

En este sentido, consultado por BigBang, explicó que cuando se enteró quiénes eran las otras personas que iban a hablar, estuvo de acuerdo. Una de ellas fue Inés Ongay, la mejor amiga de María Marta, quien en el juicio y en la serie, aseguró que desde que se enteró lo que había pasado, tenía claro que no había sido un accidente (lo que en un principio se creyó).

Dos amigas de María Marta protagonizaron un fuerte careo en el juicio.

De hecho, como vive en Bariloche, en la serie relató que cuando se subió al avión para venir a Buenos Aires para asistir al entierro, lo hizo con la idea fija de que habían matado a su amiga. "Lo que dice Ongay se cae por sí solo, ella dice que cuando venía en el avión, ya sabía que a María Marta la habían matado, pero cuando llegó, no hizo la denuncia, no dijo nada, porque en realidad no tuvo dudas, después cuando se supo que había sido asesinada, dijo que ya sabía, como todos", sostuvo Hurtig.

En la serie se puede apreciar el careo que Ongay mantuvo en el juicio con Pichi Taylor, otra amiga de García Belsunce, momento que fue replicado en las redes sociales por muchos de los que vieron el documental. Allí Inés asegura que "Pichi" le dijo que la familia pagó para que no se hiciera la autopsia, algo que la mujer niega enfáticamente.

"Lo que dice en el careo es una ridiculez, porque encima la que tiene razón es Taylor. Inés aseguró que "Pichi" le dijo 'El gordo (Carrascosa) pagó para que no se hiciera la autopsia', cuando el único que podía pedir la autopsia era Molina Pico que estuvo en el velorio de María Marta, a dos metros de ella. Entonces, ¿le pagamos a Molina Pico para que no la hiciera? Era el único que tenía injerencia para pedirla", reflexionó Hurtig en relación a que fue el propio fiscal quien luego los llevó ante la Justicia.

Respecto a las otras dudas que se plantearon en el documental, el hermano de María Marta cuestionó que el representante del Ministerio Público afirmara que le habían querido cerrar con el pegamento La gotita los orificios de bala que la víctima tenía en la cabeza, como signo de sospecha contra la familia.

María Marta fue asesinada a balazos dentro de su casa.

"Si ponen de un lado a Molina Pico diciendo que había pegamento, y yo diciendo que no, lo que dirime es la prueba que está en el expediente que dice que se encontró ciano, no cianocrilatoun elemento que aparece en las tinturas de pelo y en el cartucho de las balas, lo que determina si yo mentía o no, es la pericia", se quejó respecto a la poca prueba que aparece en el documental.

En cuanto al certificado de defunción falso que se muestra en la serie, el cual se dice que se hizo a pedido de Bártoli en una casa fúnebre de Capital Federal, Hurtig aclaró que en primera instancia la familia intentó contratar el servicio en una cochería de Pilar, pero que les dijeron que no porque no tenían en ese momento un médico. Así fue que Bartoli, según las palabras de Juan, fue a Casa Sierra, donde falsificaron los datos, porque solían trabajar de manera irregular.

"La dirección que está puesta en en el certificado de Capital es la de mi mamá, porque dijeron que para enterrarla en Capital si murió en provincia, necesitaban un domicilio de allá. Bártoli le dio la dirección de mi mamá que era la persona más cercana que vivía ahí. Cuando hicieron la investigación, allanaron la cochería y encontraron que el médico dejaba los certificados firmados y que después lo completaban. La firma de Bártoli de ese certificado está truchada del cheque que dejó para pagar, en ningún momento truchó nada", aseguró sobre su cuñado.

Uno de los hermanos de María Marta tiró al inodoro un resto de bala hallado en la escena.

Sobre el "pituto" que el propio John dice haber encontrado en la escena del crimen, y que luego tiró por el inodoro porque no sabía que era parte de una bala, el hermano de María Marta explicó que le molestó que en la serie contaran el dato como si él hubiese querido encubrir algo, cuando en realidad fue quien tuvo las primeras sospechas y quien le avisó al fiscal del material que había encontrado en el baño.

"No importa con qué lo agarre o no, si lo hubiera agarrado con un papel porque tenía sangre, si después fui yo y dije donde lo tiré, lo encontré, y con eso descubrieron qué arma era. Menos mal que lo dije. Yo descubrí información, no encubrí. En la pericia en el expediente está documentado que lo encontré yo, pero no eso no aparece en el documental", se lamentó.

Las sospechas contra Pachelo

Después de que Carrascosa y los hermanos de María Marte fueran absueltos, entró en escena otro personaje que desde los comienzos la familia señaló como sospechoso: Nicolás Pachelo, un vecino del country y de García Belsunce.

Por el asesinato de García Belsunce, Pachelo se encuentra acusado de los delitos de robo agravado por el uso de armas en concurso real con homicidio criminis causa, también agravado por el uso de armas; por lo que permanece detenido.

A juicio llegará junto a otros dos vigiladores del barrio privado, quienes, según la nueva línea investigativa, se sospecha que fueron couatores del hecho. De la acusación contra Pachelo, Hurtig no tiene dudas.

Una testigo vio a una mujer que no conocía en la casa de María Marta tras su muerte.

"Este juicio me da esperanza, hay pruebas como para poder condenarlo, pero estoy seguro que se van a sentar ahí y van a decir que no se acuerdan de nada. Hay tres testigos que declaran que el lunes después del crimen, a las 6 30 de la mañana en la Esso de Pilar, donde él siempre desayunaba, preguntó si se sabía quién había matado a la mujer en Carmel, cuando nadie, excepto el asesino, sabía que la habían matado porque ni nosotros nos habíamos dado cuenta", afirmó.

Otra prueba contra el acusado tiene que ver con el testimonio de una señora, quien ya declaró que en una oportunidad en la que caminaba por las calles del barrio junto a García Belsunce, la víctima dijo que un día Pachelo la iba a matar, porque como ella estaba en la administración, siempre lo molestaba con el pago de las expensas.

Además, existe un identikit que hizo una persona que estaba en la casa de María Marta minutos después de que la encontraran muerta, y en esa imagen que hicieron los peritos, aparece un rostro muy parecido al de la esposa del sospechoso, Inés Dávalos.

"Para mi en el robo se quedó adentro de la casa, no pudo salir, y tuvo la suerte de que lo hizo cuando no la vio nadie, atrás de los médicos, pero una persona que no la conocía, sí la pudo identificar", cerró Hurtig.

Temas

  • María Marta Belsunce
  • John Hurtig
  • country carmel
  • Crimen
  • Pilar
  • Carlos Carrascosa
  • Juicio
  • Investigación
  • Nicolás Pachelo

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios