Secciones
violencia de género

“Me quiso atropellar y me roció con alcohol”: la denuncia de la víctima del hijo de Pappo

Mariel Oleiro habló brevemente con la prensa y dio detalles del calvario que vivió. 

Mariel Oleiro, la mujer atacada a Luciano Napolitano, hijo de Pappo, habló con la prensa en la puerta de su casa de la localidad de Benavídez y describió detalles del violento episodio. 

"Me ahorcó en el sillón y salió inmediatamente una de las hijas a gritar y decir 'no, papá'. Me soltó, se me tiró encima, me puso las rodillas encima. Otra de las nenas, de siete años, también salió a decir que por favor me suelte y ahí él les dice 'chicas, suban al auto'. Luego las sube al auto, pone primera y me quiere atropellar. Yo me corro y me rocía con alcohol", relató. 

Oleiro fue encerrada por Napolitano, quien luego huyó con sus hijas. La mujer eventualmente pudo dar aviso a la policía. "Me rescata la policía con el 3% de la batería que quedaba del celular", expresó. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según refirió, este no es el primer episodio de violencia que sufre a manos de su pareja, pero nunca se animó a denunciarlo por miedo. Las agresiones solían ocurrir luego de que el músico consumía alcohol o drogas, y en una ocasión incluyó una amenaza con un revólver calibre 38.

"Me apuntó una vez con el arma. Me pasó tres veces, pero anteriormente fueron episodios nada que ver con este. Mucho menos violentos, pero violentos igual. Había mucho miedo con él", aseguró. 

De acuerdo a Oleiro, el consumo de sustancias por parte de Napolitano se profundizó luego de la muerte de su abuela. "Desde ese momento no tuve más cercanía con él. Él tiene como una casita al costado donde se refugió desde la muerte de la abuela. Se encerró y comenzó a tomar alcohol y drogas. Entraba y salía gente todo el tiempo", contó. 

"Tiene que pagar de alguna forma, esto no se lo puede hacer a ninguna persona", agregó. "Temí por mi integridad. Él consumía, estuvo en rehabilitación, yo lo acompañé y después de dos años volvió a consumir y empezaron las agresiones", concluyó aunque aclaró que el músico nunca fue violento con sus hijos. 

Napolitano, de 46 años, está acusado de los delitos de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género en concurso real, amenazas y privación ilegal de la libertad agravada. Además, deberá responder por tenencia ilegítima de arma de guerra. Está detenido en una comisaría de General Pacheco.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!