Secciones
Policiales

"Nunca me dijeron que hablaba solo": el padre de Villarreal, luego de la pericia psiquiátrica

Villarreal permanece internado con un cuadro de alucinaciones y con un trastorno psicótico.

El fiscal que investiga el ataque a las dos bailarinas que fueron apuñaladas en la escuela de danza de Belgrano ordenó para el imputado Sebastián Damián Villarreal un peritaje psiquiátrico y psicológico más amplio al diagnóstico que ayer recomendó su internación, para poder definir en el expediente si es imputable o inimputable.

Sebastián Villarreal atacó con un chico a dos profesoras de baile.

El titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 5 del Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Ciudad, Miguel Kessler, ordenó en las últimas horas que el acusado de 30 años sea evaluado en profundidad por el Cuerpo Médico Forense de la Justicia porteña.

El representante del Ministerio Público recibió este miércoles un primer informe médico interdisciplinario realizado en 24 horas en el que una psiquiatra del Hospital Tornú, donde Villarreal permanece internado y detenido con custodia policial, reportaba que el acusado presentaba "alucinaciones", y tenía "trastorno psicótico crónico y retardo mental".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según el estudio realizado, el hombre padece "alucinaciones auditivas" y "visuales", de las cuales "se defiende rezando, respirando y bailando". Además, se determinó que se encontraba “vigil, lúcido, angustiado, pueril, globalmente orientado, con conciencia de situación y sin conciencia de enfermedad, colaborador activo, con pensamiento de curso normal y contenido concreto”.

Ordenaron que el sospechoso sea trasladado a un neuropsiquiátrico.

La psiquiatra también mencionó que Villarreal refiere padecer las alucinaciones mencionadas con “ideación delirante persecutoria focalizada en un pai umbanda con el cual habría una causa de abuso sexual en la UFI 10 o 12, de La Plata”.

Por todo esto, la profesional recomendó la internación de Villarreal en una "institución neuropsiquiátrica para diagnóstico y tratamiento hasta cesar su peligrosidad para sí o para terceros".

Con esta información, el fiscal pidió entonces un nuevo peritaje psiquiátrico y psicológico más amplio,para determinar de este modo si el sospechoso es imputable.

Según una pericia psiquiátrica Villarreal sufre de alteraciones mentales.

Tras el ataque, Julieta Antón, una de las chicas agredidas, contó a la prensa que "había notado" la obsesión de su agresor por estar con ella y afirmó "que le tenía miedo", mientras que Sofía Bovino, la dueña de la escuela de danza que también agredida a cuchillazos, aseguró que el hombre amenazaba con "matarlas a las dos" durante el ataque.

Ante la declaración de testigos que afirmaron que Villarreal manifestó que las iba a matar a las dos, Kessler, resolvió cambiar la imputación, que antes era por "lesiones graves agravadas por ser la víctima una mujer, en contexto de violencia de género", por la de "tentativa de femicidio", que tiene una pena de entre 10 y 20 años de cárcel.

Con la nueva calificación, el fiscal podría declararse incompetente y derivar el expediente a un juzgado y una fiscalía del fuero nacional en lo Criminal y Correccional.



El hecho ocurrió alrededor de las 16 del martes pasado en la escuela de baile "El Club de la Danza" de avenida Federico Lacroze 2090 en Palermo. Villarreal, quien tenía un fanatismo por Antón demostrado en sus redes sociales e incluso con constantes mensajes que le enviaba, tenía clase con la joven y en un momento extrajo una cuchilla de cocina y comenzó a agredirla.

Bovino, otra de las profesoras y una de las dueñas del lugar, se interpuso para defender a Antón y también fue herida a puñaladas. Efectivos de la Comisaría Vecinal 14B llegaron al lugar en pocos minutos alertados por vecinos y por llamados al 911 y allí se generó una situación de tensión en la oficina del primer piso donde Villarreal no quería entregarse y amenazaba con el cuchillo a las dos mujeres.

Mientras dos efectivos lo distraían y trataban de convencerlo para que cesara con su actitud, otro policía avanzó y le efectuó un disparo en un glúteo y de esa manera lograron detenerlo y poner a resguardo a las mujeres.

Villarreal sacó un cuchillo en medio de la clase de baile.

"Nunca me dijeron que hablaba solo"

Walter, el papá de Sebastián, contó esta mañana a los medios de comunicación que se encuentra muy sorprendido por lo que su hijo hizo, ya que nunca notó que fuera un chico agresivo o violento.

"Estoy mal porque se ha despertado algo que no tenía, no sé en qué momento se le ha despertado esta psicósis, porque yo hablo día por medio con él y nunca noté que tuviera ningún problema. Nunca me dijeron que hablaba solo, sino hubiera intervenido. Él de lo único que hablaba conmigo era de sus proyectos", aseguró.

De igual modo, comentó que su hijo nunca le mencionó a Julieta, y que incluso él le preguntaba si estaba con alguna chica o si alguien le gustaba, aunque Sebastián le decía que no.

El padre del agresor dijo que su hijo tuvo una infancia muy difícil.

Luego, indicó que sus dos hijos mellizos tuvieron una compleja infancia, ya que la Justicia le dio la tenencia a la madre de los chicos, quien sufría de serios problemas psicológicos.

"Al final el tiempo me dio la razón, porque en un momento de enfermedad de la madre, los abandonó, los dejó en el colegio y no los fue a buscar nunca más. Yo cuando los recuperé, lo primero que hice fue llevarlos al hospital de niños, le hicieron toda una evaluación neuropsiquiátrica y los médicos me dijeron que les estaba haciendo perder el tiempo porque no tenían nada. Eso fue a sus 10 años. Ahí empecé a hacerle un seguimiento diario de enseñanza, porque no sabían leer ni escribir, ni sumar, nada", cerró.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!