Secciones
Policiales

¡Otra vez rugbiers! Desfiguraron a un joven en una fiesta clandestina en Claromecó

El hecho sucedió el domingo a la madrugada y la víctima permanece internada.

Un joven de 23 años, estudiante de abogacía, fue salvajemente golpeado por dos rugbiers que se encontraban con él en una fiesta clandestina realizada en la madrugada de este domingo en una playa ubicada a 3000 metros del faro de Claromecó.

Un joven de 23 denunció que fue agredido en una fiesta clandestina.

Según consta en la denuncia penal, la agresión sucedió al final del evento, cuando Felipe Di Francesco juntaba la basura de la arena en compañía de su hermano, y le pidió a los otros dos chicos que los ayudaran antes de irse, ya que ellos estaban ensuciando en lugar de ordenar.

En esas circunstancias, el damnificado denunció que los presuntos agresores se negaron al pedido y, junto con el grupo que se encontraban, comenzaron a insultarlos hasta que, minutos más tarde, sin mediar palabra, lo golpearon en el rostro hasta que se cayó e impactó su cabeza contra la puerta de la camioneta en la que había ido.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Estaban en la fiesta, cuando se empieza a ir la gente, ellos juntan la mugre que hay en la playa y vinieron estos pibes, borrachos, agarraron la caja en la que juntaron la basura y la tiraron al fuego (de una fogata). Entonces mi hijo mayor le dice ‘no hagas eso, porque nosotros nos llevamos la basura’ y ahí le dicen ‘¿pero vos quién sos para decirme?’ y fueron y le pegaron al hermano. No hubo ninguna discusión, nada, pero le pegaron al otro que no tenía nada que ver”, relató Guillermo Di Francesco en comunicación con el medio local La voz del Pueblo.

Dos rugbiers fueron acusados por la víctima.

Por las heridas que presentaba, el joven agredido fue trasladado al hospital de Claromecó y luego a la clínica Hispano, donde los médicos le dijeron que presentaba doble fractura de tabique, cuatro dientes rotos, un corte en la cara y un traumatismo en el ojo.

"Le pegaron dos trompadas de callados y, cuando se estaba cayendo, le pegaron otra más con la que les partieron todos los dientes. No fue una pelea, porque él (por su hijo) no es de pelear, le pegaron de callado, de cobardes”, dijo el padre de Felipe, al mismo tiempo que aclaró que los agresores son dos rugbiers que antes jugaban en Tres Arroyos en el Club Cazadores.

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo.

Además, según aclaró el hombre, los dos acusados son hermanos y vivieron antes en Claromecó, pero luego se mudaron a La Plata, donde ahora son parte del equipo de La Plata Rugby Club.

Tras la denuncia realizada por la familia Di Francesco, los agresores, llamados Lucio e Ignacio Cozzi, ya fueron identificados en su domicilio por la policía de Claromecó, por orden de la fiscal a cargo de la investigación, Natalia Ramos. Por el momento ambos se encuentran en libertad, aunque no se descarta que sean llamados a declarar.

"Precisamos los informes médicos y lo vamos a llevar a la Fiscalía para que esto no quede en la nada. Sobre todo por esta gente que, me dicen, que tiene antecedentes, no es la primera vez que lo hacen, son problemáticos, no les cabe en la cabeza", dijo por último el papá de la víctima.

Temas

  • Joven
  • Claromecó
  • Fiesta clandestina
  • Rugbiers
  • Denuncia

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios