Secciones
Policiales

"Podría ayudar en el tratamiento del coronavirus": indignante planteo del pediatra del Garrahan condenado por producir porno infantil

Ricardo Russo fue condenado a diez años de cárcel en noviembre pasado. Esta semana rompió el silencio: acusó al periodismo y a la Justicia por haber construido una "imagen monstruosa" y dijo que lo llaman para consultarle por el coronavirus.

El pediatra del Hospital Garrahan condenado a 10 años por tenencia, producción y almacenamiento de pornografía infantil, Ricardo Russo, rompió el silencio a seis meses de la condena, reiteró que es inocente y afirmó que es un “gran conocedor” de uno de los medicamentos que podrían ser útiles para el tratamiento del coronavirus: “Es una lástima para la sociedad que haya un conocedor menos en la ciudad, en el país y en el mundo, que podría colaborar en terapias para el tratamiento de la enfermedad”.

Russo afirmó que “la cárcel es un infierno”, y le apuntó por la condena al periodismo. En declaraciones al diario Clarín, sostuvo que “cuando la Justicia muere, uno se ve en el desierto, enfrentado con la impotencia y la absoluta soledad”. El pediatra condenado por producir imágenes pornográficas con sus pacientes del Garrahan sostuvo que se siente “huérfano” e “indefenso”, y lanzó una insólita comparación: “Así como el coronavirus cambió el mundo, tengo esperanza en el mañana, en que habrá algo mejor para mí, tengo la esperanza de irme a mi casa”.



Según dijo Russo, como él se encuentra detenido cumpliendo la condena a diez años de prisión “hay un conocedor menos en la ciudad” sobre temas vinculados al coronavirus, que “podría colaborar en terapias para el tratamiento de la enfermedad”. “La medicina perdió a uno de sus mejores hombres, me llaman colegas y pacientes y por decisión arbitraria de un juez no puede ejercer la medicina”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El pediatra fue condenado el 6 de noviembre pasado a diez años de cárcel por la producción, tenencia y almacenamiento de miles de fotografías y videos pornográficos infantiles, muchos de ellos tomados en su propio consultorio del Garrahan, el hospital infantil más importante del país. Russo, que cumple la condena en el penal de Ezeiza, afirmó que tiene derecho a pedir la prisión domiciliaria porque tiene un tumor – aclaró que benigno -, una escoliosis dorsal y secuelas pulmonares por una tuberculosis.

Todo fue un invento que me afectó muchísimo, tienen una imagen monstruosa de mí".

Russo acusó a los medios de mentir y haber construido una imagen que lo ha “perjudicado mucho”. “No juzgaron a Ricardo Russo, sino a una construcción mediática. Todo fue un invento que me afectó muchísimo, todos tienen una imagen monstruosa de mí”, agregó.

Al igual que en el juicio, negó haber producido imágenes pornográficas y dijo que todos los delitos por los que fue condenado “fueron un invento”. Sin embargo, el pediatra inhabilitado de por vida a ejercer la medicina sostuvo que “no sabía” que tenía tenencia de material que “pensaba” que “tiraba a la basura” de su computadora.

Además, Russo le apuntó a la fiscal del caso, Daniela Dupuy, que impulsó el expediente meses antes incluso de que la causa saliera a la luz, y adelantó que todas sus teorías e información “serán parte de un libro” que está escribiendo. “Ya tengo contacto con dos editoriales, el libro va a decir mi verdad, me interesa que se sepa a nivel nacional y mundial, mi prestigio fue afectado a nivel planetario”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!