Secciones
Policiales

"Queremos saber qué le hicieron": el dolor de la familia del peón asesinado por la policía en Tucumán y las dudas sobre lo que pasó

Hasta ahora, se sabe que el trabajador rural recibió un disparo en su omóplato izquierdo, aunque se investiga cuál de los 11 detenidos fue el que apretó el gatillo.

Luis Espinoza fue encontrado muerto el pasado viernes en el límite entre la provincia de Catamarca y Tucumán, luego de que un grupo de policías lo asesinaran de un disparo en medio de un supuesto operativo realizado en una carrera de caballos en el monte de la localidad de Simoca. Por el hecho, hay nueve policías y dos civiles detenidos, todos sospechados de haber participado en la desaparición forzosa del peón rural.

Hasta ahora, se sabe que la víctima fue baleada en su hombro izquierdo por uno de los oficiales, y que el resto colaboró para silenciar el asesinato y esconder el cuerpo. Ante esta terrible situación, el vicegobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, recibió este martes a la esposa de Espinoza y madre de sus seis hijos, al mismo tiempo que la abogada de la familia reveló a este sitio que hay todavía varias incógnitas sobre el crimen que faltan descubrir.

Luis Espinoza recibió un disparo en su hombro izquierdo.

En comunicación con este portal, la letrada Cinthia Campos explicó que esta mañana Jaldo se reunió con la familia del trabajador rural para asegurarles que el caso se investigará a fondo para saber con detalles qué fue lo que pasó.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

Además, el funcionario le prometió a la esposa del peón que se le brindará un subsidio para que pueda mantener a los seis hijos menores de edad que la pareja tenía. El encuentro tuvo lugar en la casa de gobierno tucumana, donde Jaldo recibió a la viuda de Espinoza, María Soledad Ruiz; y a su cuñada, Patricia Cuevas.

Luego del encuentro, el vicegobernador manifestó que "hay que buscar un método para depurar de inmediato a la Policía de Tucumán", ya que "en democracia la fuerza de seguridad debe estar al servicio de la gente y no para algo tan aberrante como un asesinato, con un tiro por la espalda y esconder el cadáver".

La familia de Luis Espinoza se reunió con Osvaldo Jaldo.

Tras estas declaraciones, Betina Espinoza, hermana de Luis, le dijo a BigBang "que están tratando de superar la situación", y confirmó que su madre y su otro hermano, Juan Antonio, se presentaron este martes por primera vez a declarar ante la fiscal del caso para contar cómo sucedieron los hechos el pasado 15 de mayo.

Ese viernes Juan Antonio y su hija estaban en compañía de Luis al momento del ataque policial, por lo que sus respectivos testimonios serán cruciales para poder identificar a los oficiales que estuvieron presentes en el procedimiento.

"Nosotros queremos que este caso no sea uno más sin resolver. Lo que más queremos es saber que le hicieron esos infelices a nuestro hermano, y que les caiga todo el peso de la ley", aseguró Betina.

El velorio de Espinoza fue el domingo pasado.

Las dudas

Sobre esto, la abogada Campos explicó que Juan Antonio contó ante la policía que uno de los oficiales empuñó su arma en medio del ataque, pero que en ese entonces, ante la cantidad de gente que había, no pudo advertir si el uniformado le disparó o no a su hermano.

"La familia está mal ahora, porque al haber encontrado el cuerpo de su hijo, lo que me exigen es saber cómo murió, y si murió en el lugar o dónde", comentó la letrada, quien además aclaró que hay un policía señalado como el autor del disparo, aunque hasta el momento no se confirmó que haya sido él quien asesinó a la víctima.

A pesar de que al cierre de esta nota Campos informó que no pudo ver aún el expediente para leer los resultados preliminares de la autopsia, lo cierto es que trascendió que Espinoza fue encontrado con un disparo de la zona del omóplato, debajo de la axila del lazo izquierdo.

El cuerpo de Espinoza fue hallado en un barranco.

Aunque en un primer momento los detenidos fueron nueve, tras la declaración de dos policías que se quebraron la semana pasada ante la fiscal, se detuvieron a otras dos personas más (en total son nueve policías y dos civiles). "Se quebraron y pudieron dar datos precisos de lo que pasó. Ellos manifestaron que la policía tenía que ver con el hecho. Dijeron que estaba muerto, y que el cuerpo había sido arrojado en el paraje Las Banderitas", sostuvo la abogada.

En este sentido, contó que al principio la familia del peón creía que el cuerpo había sido encontrado en la localidad de Alpachiri, que está en la zona oeste de la provincia de Tucumán y muy cerca del limite con Catamarca, pero que en realidad el hallazgo se dio justo entre las dos provincias.

Lee más. "Tiene los condimentos del terrorismo de Estado": avanza la causa por el asesinato del peón rural

Por su parte, la fiscal del caso, Mónica García de Tarba, reveló en las últimas horas que la principal sospecha ahora es que la víctima estuvo en la comisaria de Monteaguado ya sin vida, y que desde allí los oficiales acordaron trasladarlo al pareja donde luego fue encontrado.

“Fue muy difícil conseguir las declaraciones testimoniales y avanzamos con la recolección de pruebas periciales, por lo que se allanó la comisaría y se secuestraron las armas de todo el personal policial implicado, como también se secuestraron seis vehículos", dijo en las últimas horas en declaraciones radiales.

Hay nueve oficiales y dos civiles detenidos por el caso.

El crimen

Sobre el día del ataque, se sabe que Luis, su hermano Juan Antonio y su sobrina de 21 años regresaban a sus casas por el monte, y que mientras los dos hombres iban a caballo, empezaron a escuchar varios disparos.

Con los ruidos, los caballos se asustaron, y empezaron a correr salvajemente, por lo que Juan Antonio cayó al suelo. "Luis logró sujetar al caballo más adelante, y cuando Juan Antonio se dio vuelta para intentar levantarse, vio que la policía ya estaba encima de Luis, que se debe haber bajado a ayudar a mi hermano", aclaró anteriormente este portal Betina, hermana de Luis.

A pesar de que algunos testigos informaron en una primera instancia que en ese zona se había dado una carrera de caballos, y que por eso la policía estaba en el lugar para llevar a cabo un operativo de control por haber roto la cuarentena, la hermana de Luis aseguró a este portal que por la zona no se encontraron huellas de caballos, ni tampoco botellas de bebidas ni cigarrillos, basura que siempre queda luego de que un grupo de gente se reúne.

Lo que sí se halló en el lugar fueron pequeños charcos de sangre, incluso algunos ubicados muy cerca del lugar donde la camioneta de la policía, que ella misma vio, estaba detenida. 

Luis Espinoza fue atacado en el medio del monte de Tucumán.

"Nosotros somos muchos hermanos, y luego del hecho, empezamos a llamar a la policía e iniciamos una búsqueda para dar con Luis. Mi mamá fue a la comisaria de Monteagudo y preguntó por él, y el comisario le dijo que no había detenidos", explicó.

Sobre esto, indicó que Juan Antonio le decía en ese momento que no se acordaba muy bien de lo que había pasado, porque los policías le pisaron la cabeza y él creía que había perdido el conocimiento.

"Juan y Luis iban a caballo, y a pie iba mi sobrina. Con el ruido de los disparos los caballos salieron corriendo, y cuando mi sobrina pudo llegar a donde estaban mis hermanos, una oficial la retuvo. Juan pedía que no dejaran que lo esposaran porque tiene problemas para respirar, y de tanto que ella se puso a gritar, la llevaron con su papá. Si no estaba ella, mataban a mis dos hermanos", aseguró.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Luis Espinoza
  • Policías
  • Tucumán
  • detenidos
  • autopsia
  • Peón
  • Dudas
  • Familia
  • Asesinado
  • Dolor

Comentarios