Secciones
Policiales

"Si están juntas, se van juntas": la amenaza del femicida de Guadalupe antes de acuchillarla

Juan Bautista Quintriqueo, ex pareja de la víctima, tenía tres denuncias por violencia de género en su contra y una medida perimetral. Las amenazas previas al femicidio y otra vez el accionar judicial bajo la lupa.

Avanza la investigación por el femicidio de Guadalupe Curual, la joven de 21 años acuchillada por su ex pareja en el centro de Villa La Angostura. A las tres denuncias que la víctima había realizado por violencia de género y las dos medidas perimetrales incumplidas, se suman ahora las amenazas previas que el asesino, identificado como Juan Bautista Quintriqueo, le espetaba por WhatsApp.

Guadalupe tenía 21 años y era mamá de una beba de un año y diez meses, que nació producto de la relación con su femicida. Seis meses atrás, luego de denunciar al padre de su hija, la joven armó las valijas y se separó. Se instaló un mes más tarde en un departamento alquilado con su amiga Lucía Navarro -también en situación de violencia de género por su ex pareja-, con quien vivió los últimos cinco meses.

"Te estoy mirando. Sos mía. No sos de nadia más", fue una de las amenazas por WhatsApp que el femicida le envió a Guadalupe luego de su separación, de acuerdo a lo consignado por el portal Infobae. La joven no sólo había abandonado la casa que compartían, sino que además debía orquestar un operativo de seguridad cada vez que abandonaba su departamento por las frecuentes amenazas, persecuciones y hostigamiento que sufría en manos de Quintriqueo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El hostigamiento y las amenazas se incrementaron los dos días previos al femicidio, cuando el ahora imputado viajó a Traful. Pese a la distancia, le siguió enviando mensajes de WhatsApp en los que le decía que la iba a asesinar con un cuchillo y que también iba a matar a su amiga, Lucía. "Si están juntas, se van junas", fue la amenaza.

El martes por la noche, luego de su viaje a Traful, Quintriqueo se hizo presente en las afueras del departamento de las chicas con un cuchillo en la mano. El mismo con el que minutos después asesinó a Guadalupe e intentó suicidarse. La víctima salió corriendo e intentó escapar de su agresor y corrió rumbo al cuartel de bomberos de la ciudad para refugiarse, pero fue interceptada a pocos metros de uno de los puntos más céntricos de la localidad sureña.

"Estábamos con mi familia paseando en el auto de la avenida, cuando doblamos en el ACA como para la plaza de los Pioneros. Ahí vimos a una chica que venía corriendo a los gritos y pidiendo ayuda. Atrás venía un hombre con un cuchillo enorme persiguiéndola", reveló una de las testigos del femicidio, en declaraciones con Diario Andino.

Según dijo la joven, Curual corrió por la estación de servicio, cruzó la avenida y empezó a subir por la escalera de la plaza San Martín. “La chica corría desesperada, se los veía cansados, como que venían corriendo desde la plaza. El tipo le clavó el cuchillo en el medio del esternón, fue terrible. La chica estaba quieta. El tipo amenazaba con el cuchillo a quienes trataban de frenarlo”, contó conmocionada.

Tras conocerse el terrible femicidio, los vecinos y familiares se movilizaron hasta la Comisaría 28, donde pidieron justicia por el crimen. De igual manera, una amiga de la víctima contó a los medios locales que el acusado había amenazado de muerte a Guadalupe el lunes por la noche, el día anterior a cometer el ataque.

“Hizo todo tal cual se lo anticipó por WhatsApp”, afirmó la joven, y añadió: “Fue directo a cumplir lo que ya le había dicho que le iba a hacer”.

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género, comunicate con el 144

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios