Secciones
Brujerías, videos eróticos y extorsión: cómo actuaba el hacker que prometía hechizos de amor
Policiales Hechicero del amor

Brujerías, videos eróticos y extorsión: cómo actuaba el hacker que prometía hechizos de amor

Se trata de un argentino que estafó a más de 200 mujeres en todo el mundo.

Ariel Boiteux fue detenido en noviembre del año pasado en Paraguay, luego de que la policía descubriera que se había hecho pasar por hechicero del amor y había estafado económicamente durante años a más de 200 mujeres de todo el mundo.


Aunque estuvo apresado en el país vecino durante meses, en el último tiempo fue extraditado a California, donde próximamente la Justicia resolverá si es o no inimputable, y si se lo someterá a un juicio por haberse robado al menos 100 mil dólares a través de extorsiones.

Ariel Boiteux estafó a 200 mujeres de todo el mundo y ganó  100 mil dólares por sus engaños.

Según revelaron fuentes de la investigación, el hacker tenía dos páginas de Internet donde convencía a sus futuras clientas de que podía hacer trucos para atraer amores imposibles. Una vez que se contactaba con la víctima, le pedía que le mandara imágenes eróticas, y luego chantajeaba a las mujeres y les pedía dinero para no hacer públicas las imágenes.

Perverso: mató a su prima adolescente y luego pasó por su casa a preguntar por ella

Boiteux, es argentino, pero además es ingeniero informático. Sus conocimientos le sirvieron para ponerse al frente de una banda de al menos seis delincuentes que se dedicaba a ofrecer en Internet servicios de hechicería que cotizaban entre 250 y 300 dólares.

De acuerdo a la información brindaba por la Policía de delitos Económicos y Financieros de Paraguay, después de que las mujeres pagaban el dinero indicado, los estafadores les pedían videos, fotos y audios eróticos, lo que según ellos, era parte de un supuesto ritual para lograr conquistar amores imposibles o recomponer relaciones rotas.

Boiteux podría ir a juicio en Estados Unidos.

Una vez que el material era enviado, le prometían que iban a poner en marcha el embrujo, aunque lo que en verdad sucedía era que al poco tiempo un desconocido les empezaba a hablar a las víctimas, y las chantajeaban para que le pagaran una importante suma de dinero en dólares a cambio de no hacer públicas las imágenes.

Así, el hacker y sus secuaces lograban que las mujeres les transfirieran plata a cuentas que tenían en varias partes del mundo, e incluso se cree que sólo entre agosto y noviembre del año pasado, la banda de Boiteux cobró 100 mil dólares en giros.

El acusado intenta hacerse pasar por ininputable.

Según publicó el diario ABC Color, en 2015 la banda se radicó en Paraguay, y recién por la denuncia formal que hicieron dos mujeres de Estados Unidos, la Justicia del país vecino tomó conocimiento de la situación, y en noviembre pasado lo detuvo en Ciudad del Este.

Después de varios meses preso, en junio de este año fue extraditado por pedido del Tribunal del Distrito Sur de California como parte de la causa que se le abrió en Estados Unidos y en protesta inició una huelga de hambre donde se coció la boca con un alambre.

Aunque no le sirvió de nada, ahora su abogado alega que el detenido sufrió un brote psicótico, con la intención de que lo declaren inimputable y evite así el juicio que está próximo a comenzar.

Temas

  • Hechicero del amor
  • Ariel Boiteux
  • Mujeres
  • Víctimas
  • Estafa
  • Cuentas bancarias
  • Banda

Comentarios