Secciones
Decía ser policía y abusó de 18 mujeres: piden 50 años de cárcel para el violador serial de San Nicolás
Policiales

Decía ser policía y abusó de 18 mujeres: piden 50 años de cárcel para el violador serial de San Nicolás

Hoy comienza el juicio. Una víctima lo denunció y se sumaron 17 denuncias a la causa.

Luis Marcelo Escobar comenzará ser juzgado hoy en San Nicolás. Está acusado de abusar sexualmente de 18 mujeres y la Fiscalía pidió la pena de 50 años de prisión efectiva. Tiene 42 años y desde 2014 al 2016 se hacía pasar por policía para llevar a sus víctimas a lugares alejados para abusar de ellas. Está preso desde hace dos años y medio, y gran parte de las pruebas con la que cuenta la Fiscalía son pericias de ADN y estremecedores relatos de las víctimas.


Escobar estará en el banquillo enfrentando una posible condena a 50 años de cárcel. Quedó detenido luego de que a mediados de 2016, fue apresado en la localidad de Soldini después de que la familia de una niña de 14 años lo denunciara por abusar sexualmente de ella. Ese caso fue la punta del iceberg: a esa violación le sumaron 17 hechos más, todos cometidas bajo la misma modalidad.

La denuncia de una adolescente abusada en la ciudad santafesina de Rosario terminó desenmascarando a un violador serial. Escobar tenía un procedimiento organizado. Mantenía una doble moral e imagen. Se mostraba como alguien tranquilo y carismático. Trabajaba como locutor en una FM de la ciudad bonaerense de San Nicolás pero cuando quería atacar se alejaba de esa ciudad para buscar a sus víctimas.

 

Decía que era agente de la División de Drogas Peligrosas y con cualquier excusa retenía a las jóvenes"

Según la investigación del Ministerio Público rosarino, Escobar viajaba periódicamente a Rosario para realizar sus ataques. Para poder hacerlo, utilizaba un carnet y portaba un arma, además de un uniforme. Decía que era agente de la División de Drogas Peligrosas y con cualquier excusa retenía a las jóvenes. Les aseguraba que debía llevarlas a la comisaría o simplemente amenazaba con detenerlas si se oponían. 

Pero nunca llegaban a ese destino: el hombre manejaba por durante un rato en zonas de poca circulación peatonal para evitar testigos. Según reveló la víctima que lo denunció, la violó en una casa en construcción ubicada en Maradona y Rouillón, en la zona oeste de la ciudad. Una vez que finalizó el ataque, dejó a la menor abandonada en ese lugar.

El auto de Escobar fue la clave para dar con él. La joven víctima, a pesar de su estado de shock, dijo que era un Fiat Duna color gris y con vidrios polarizados y le sacó una foto a la patente. De hecho, el sospechoso fue detenido mientras manejaba ese auto una semana más tarde.

Temas

  • San Nicolás
  • violador serial
  • juicio
  • 50 años
  • condena
  • víctimas
  • Policia

Comentarios