Secciones
Policiales

“Le tengo miedo”: una compañera de celda de Nahir pidió que no la encerraran con ella

Durante este tiempo de encierro, la joven de 19 años que confesó haber matado a su novio compartió su celda con tres mujeres distintas. 

Nahir Galarza permanece detenida en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Gualeguaychú desde el 2 de enero último. A la joven de 19 años le dictaron la prisión preventiva de 60 días luego de que confesó haber matado a su novio, Fernando Pastorizzo, quien recibió dos disparos durante la madrugada del 29 de diciembre del año pasado.

Nahir permanece detenida en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Gualeguaychú.

El lugar donde se encuentra Nahir detenida es una casa vieja que fue adaptada para convertirse en una comisaría. Con estilo colonial y paredes celestes y azules, la parte externa no tiene la apariencia de una prisión y pasa desapercibida ante la mirada de los vecinos.

Sin embargo, ahí pasa sus noches en una celda de 2x4 metros, con una mesa de cemento en el centro. Además, en este reducido espacio hay dos camas de hierro y desde que se convirtió en su nuevo hogar, la joven estudiante de Derecho tuvo algunas inusuales compañeras.

Nahir está cumpliendo los 60 días de prisión preventiva. 

La primera camarada de celda de Nahir se llamaba Rosita y fue la culpable de que trascendieran algunos supuestos pedidos extravagantes de la única imputada por el asesinato de Fernando. Cabe recordar que se había mencionado que la joven de 19 años había pedido, entre otras cosas, un personal trainer, comida gourmet y un aire acondicionado en la celda.

Parte de esos reclamos se debían a que Rosita contaba con ciertos beneficios, alejados claro está a estos pedidos. Se dijo que Rosita tenía un aire acondicionado y al enterarse del motivo de su repentina "fama", la ex compañera de celda respondió con gracia: "¿Sabes, para colmo, cuál es mi apellido? ¡Frávega!", explicó Jorge Zonzini, vocero de Nahir.

Los padres de Nahir Galarza le llevan comida a la comisaría.

Lo cierto es que el tiempo pasó, Rosita –que estaba detenida por rebeldía, por un robo en el que la inculparon y no se presentó a las audiencias- logró su libertad y Nahir tuvo que compartir la celda con otras dos mujeres. Según le detalló el manager a BigBang, la primera se llamaba María Cristina Luna, una mujer de aproximadamente 40 años y madre de dos futbolistas.

Según reveló Zonzini, la mujer quedó detenida a pedido de Sergio Rondoni Caffa –el mismo fiscal que investiga la muerte de Fernando Pastorizzo- por estafar a gente en Gualeguaychú. La segunda compañera que tuvo Nahir durante este mes y medio de encierro fue una joven cordobesa de 23 años, a quien detuvieron por algunos disturbios en un boliche de la zona.

Nahir se entrena en su celda. 

Se trata de Lucía, quien al momento de quedar detenida pidió y hasta rogó que no la ubicaran en la misma celda que Nahir. “No me pongan con Nahir porque le tengo miedo”, habría dicho la joven cordobesa, según las propias palabras del vocero de Galarza.

Pese a que sus padres no sabían que Lucía estaba presa, el manager sostiene que con el tiempo se hicieron “amigas” con Nahir y que la cordobesa se ofreció a defender a la imputada por el asesinato del joven de 20 años en los medios de comunicación.

Fernando recibió dos disparos el 29 de diciembre de 2017.

Nahir está imputada por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por el vínculo”. A su vez, un anticipo de la pericia balística determinó que uno de los disparos que recibió Fernando fue por la espalda y a una distancia muy corta, casi como si le hubiera apoyado el arma en el cuerpo.

La querella y el fiscal aguardan el reporte final para sumar otro agravante por alevosía y exigir en el juicio oral, que sería durante mediados de marzo, que la pena sea perpetua. Es decir: Nahir podría ser sentenciada a 35 años de cárcel y quedaría en libertad recién en el 2053, a sus 54 años.

Temas

  • Caso Pastorizzo

Comentarios