Secciones
A 25 años de la absolución

OJ Simpson: los diarios en los que Nicole Brown reveló el calvario previo a su femicidio

Un femicidio que conmovió al mundo. Una sentencia absurda. 

Nicole Brown anotaba todo en sus diarios. Anotó, por ejemplo, cuando OJ Simpson le dijo “Sacá de mi puta casa tu culo gordo y mentiroso”. Anotó "Me tiró contra la pared".  Anotó "Me dejó moretones en los brazos y en la espalda". Anotó cuando OJ Simpson le dijo: “Tengo un arma en mi mano, así que sal de aquí”.  Anotó “Cuando volvimos de tomar unos tragos, me dio una paliza en casa. Tan fuerte que arrancó mi suéter azul y mis medias azules por completo. Fuimos al hospital en Willshire, y fingimos que había sido un accidente de bicicleta”. Anotó. "La primera vez que me golpeó fue después de la fiesta de aniversario de Louis + Nanie Mary. Comenzó en la esquina de la calle NYC 5th Ave aproximadamente a las nueve de la noche. Me tiró al suelo, me golpeó, me pateó. Fuimos al hotel donde me siguió golpeando durante horas y yo seguí arrastrándome hacia la puerta» ". Anotó "Me dijo que mi madre era una puta. Después la llamó a ella y le dijo eso mismo mientras me golpeaba". 

Ahí estaba todo, para quien quisiera leer. Los diarios de Nicole registran nada menos que 60 hechos de violencia de parte de su esposo, una estrella del fútbol americano que tras su retiro se había convertido en comediante, una verdadera leyenda nacional, un ídolo especialmente para la comunidad afroamericana. Los diarios de Nicole fueron hallados en una caja de seguridad luego de que OJ Simpson la asesinara. En la caja de seguridad había también fotos de sus moretones, de las marcas que OJ Simpson había dejado en su cuerpo producto de sus golpes. Sin embargo, el juez no los consideró como prueba: para él eran simples "rumores". El 3 de octubre de 1995, OJ Simpson fue declarado inocente del asesinato de su ex esposa Nicole Brown y del amigo de Nicole, Ronald Goldman. A 25 años del juicio que consagró la impunidad de un femicida (aunque todavía no existía el concepto jurídico de "femicidio"), los diarios se verán en el documental OJ And Nicole: An American Tragedy, que será emitido por el canal Discovery Channel.

.En la medianoche del 12 de junio de 1994, un hombre que paseaba con su perro por el lujoso barrio de Brentwood, en Los Angeles, se topó con los cadáveres de Nicole Brown y de Ronald Goldman. Cada uno de ellos tenía más de 20 puñaladas. La escena del crimen era un festín para cualquier forense medianamente hábil: había huellas, un guante, manchas de sangre de una tercera persona... La policía encontraría la misma sangre en el auto y en la casa de OJ Simpson, donde también se halló el guante que completaba el par. OJ Simpson, además, tenía un corte en una mano. OJ Simpson les escribió cartas a sus padres donde les decía que iba a suicidarse y dejó la casa. El primer lugar por el que pasó fue la casa de Robert Kardashian, eximio abogado penalista y padre de la luego famosa Kim Kardashian. Cinco días después, cuando la policía lo estaba buscando, OJ se dio a la fuga en un automóvil Ford Bronco blanco conducido por su amigo Al Cowlings y apuntándose a la cabeza. La huida de OJ, perseguido por las autopistas californianas, fue transmitida en vivo por todos los canales de televisión y tuvo en vilo a los Estados Unidos. OJ huyó durante dos horas hasta que se entregó a la policía. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El ex deportista contó con un ‘Dream Team’ de abogados penalistas, lo mejor que había en plaza, en este caso al servicio de la injusticia: Robert Shapiro y Johnnie Cochran, F. Lee Bailey, Alan Dershowitz, Carl E. Douglas, Shawn Holley, y Robert Kardashian  La fiscalía presentó 550 pruebas, entre ellas : muestras de ADN, de sangre, pelo de OJ, los guantes hallados en su casa y en la escena del crimen, y además los diarios de Nicole, que daban cuenta de los antecedentes violentos del deportista. Sin embargo, los abogados encontraron un ovillo del cual tirar y lograron que se consumara una verdadera farsa: el policía que había encabezado el procedimiento en la casa de Nicole, Mark Fuhrman, tenía antecedentes racistas. Bastó ese dato para que, sin ningún elemento concreto al que aferrarse,lo acusaran de haber alterado las pruebas sobre la base de prejuicios raciales. Todavía pesaba el antecedente de lo ocurrido en 1992, cuando los cuatro policías que golpearon salvajemente al taxista negro Rodney King fueron absueltos. 

El juicio duró casi un año. La defensa se anotó un poroto cuando le pidió a Simpson que se probara los mentados guantes y no le entraron. El deportista tenía problemas circulatorios y tomaba regularmente un antiinflamatorio, entre otras cosas para que no se le hincharan las manos. En los días del juicio, convenientemente dejó de tomarlo. El 3 de octubre de 1995, un jurado integrado por un hombre y ocho mujeres afroamericanas, un hispano y dos mujeres blancas declaró a OJ Simpson no culpable de ambos asesinatos. 150 millones de personas en todo el mundo miraron la sentencia por tevé. Quién sabe qué porcentaje habrá creído que el veredicto era justo. Las familias de Nicole Brown y Ronald Goldman presentaron una demanda civil contra O.J.. En ese segundo juicio, en febrero de 1997 el  jurado lo declaró culpable y lo obligó a pagar 33 milones y medio de dólares a las familias Goldman y Brown. En este segundo juicio apareció una prueba concluyente que no había estado en el anterior: una foto de OJ con los zapatos italianos Bruno Magli talle 12. Sólo 299 personas en los Estados Unidos tenían ese calzado y uno de esos era OJ. Huellas de esos zapatos habían aparecido en la escena del crimen. OJ pagó sólo una pequeña parte de lo establecido en el juicio y continuó viviendo sin impedimento legal alguno con los hijos que había tenido con la mujer a la que asesinó.

En el año 2008, un incidente decididamente menor lo depositó en la cárcel. Un amigo se llevó de su casa trofeos, camisetas, medallas, balones, a modo de pago de una deuda que OJ tenía con él. Furioso, el ex deportista fue a su casa armado y borracho. Lo condenaron a 33 años de prisión por robo a mano armada y secuestro. Claramente, era una forma de compensar. En esta ocasión, ni siquiera había lastimado a nadie. Estuvo nueve años en prisión y en 2017 obtuvo la libertad condicional. En 2018, la cadena Fox emitió una entrevista de 2006 (supuestamente "extraviada") en la que Simpson confiesa el crimen.

"Recuerdo que cogí el cuchillo, recuerdo esa parte, quitándole el cuchillo a Charlie (un amigo de OJ) y para ser sinceros, después de eso no recuerdo nada, excepto que estaba ahí y estaban pasando cosas". El periodista le preguntó a qué se refería con "cosas" y OJ dijo "sangre y otras cosas". Durante toda la entrevista, OJ dijo varias veces que hablaba "hipotéticamente".

OJ Simpson lleva una vida muy activa en las redes sociales. A menudo filma videos en los cuales expresa su opinión, básicamente sobre temas políticos y fútbol americano: tiene más de 900 mil seguidores en Twitter.

Temas

  • Femicidio
  • violencia de genero
  • Estados Unidos

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios