Secciones
Cuatro son los fallecidos

A dos años de la masacre de Monte: el recuerdo de los chicos fallecidos y la defensa de los policías

Hay 24 personas imputadas. Todos están a la espera de que la causa se eleve a juicio.

De la masacre de San Miguel del Monte pasaron ya dos años. Como consecuencia de una persecución policial, cuatro jóvenes perdieron la vida en la madrugada del 20 de mayo de 2019, y solo una de las menores que iban en el Fiat 147 logró sobrevivir.

La causa que investiga el hecho tiene hoy 24 imputados, y diez de ellos están detenidos, todos a la espera de que se eleve la causa a juicio.

Cuatro son los jóvenes que murieron tras el choque.

Durante la investigación preliminar se pudo comprobar que en esa madrugada trágica Rocío Quagliariello, de 13 años, salió junto a sus amigos, dos de su misma edad, uno de 14 y otro de 22 a dar una vuelta en auto, cuando comenzaron a ser perseguidos por policías a bordo de patrullas que, sin motivo, les dispararon y provocaron que el vehículo chocara contra un acoplado, lo que derivó en la muerte de Aníbal Suárez (22), Camila López (13), Gonzalo Domínguez (14) y Danilo Sansone (13).

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por ese hecho hay 24 imputados, entre efectivos de la comisaría local, peritos de Policía Científica y el ex secretario de Seguridad de Monte, quienes están a la espera de ser sometidos a juicio.

Los cuatro principales acusados son quienes se encontraban a bordo de los patrulleros que persiguieron a los jóvenes y desde donde se efectuaron los 11 disparos que provocaron que el auto Fiat 147 conducido por Suárez se estrellara contra un acoplado estacionado en la colectora de la ruta 3.

Se trata de los policías Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Ibáñez, quienes están procesados con prisión preventiva como couatores de "homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público".

Hay 24 imputados.

Los cuatro aguardan a que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Plata fije una fecha para el inicio de un juicio, que estará a cargo de un jurado popular, dijeron a Télam fuentes judiciales.

Desde la Unidad N° 9 de La Plata, Manuel Monreal, de 24 años, decidió a hablar por primera vez con el periodista Federico Ladrón de Guevara, a quien le aseguró que disparó contra el auto en el que iban los chicos porque creyó que se trataba de ladrones.

“Yo estaba en la comisaría de Monte y recibimos el llamado de una vecina. La mujer dijo que estaban robando al lado de su casa. Que se se escuchaban ruidos, que los perros ladraban. Entonces salimos hacia el lugar en un patrullero manejado por Mariano Ibáñez. En la parte trasera del móvil iba la oficial Melina Bianco. Cerca de la rotonda nos cruzamos con el patrullero de Ecilape y García, que nos piden que los ayudáramos a identificar a un Fiat 147 que venía de frente. Lo primero que pensamos fue que el auto tenía que ver con el robo que había denunciado la vecina.Por eso, después de recorrer algunas cuadras más, intentamos detenerlo con un cerrojo, como nos enseñaron en la escuela de Policía”, explicó.

Tras la persecución, los chicos chocaron contra un camión.

Según dijo, cuando vio que el auto se acercaba, se bajó del patrullero y el Fiat 147 se le fue encima, al punto de que pensó que lo iba a atropellar. "Hice dos disparos a las ruedas para que el auto frenara. Era un riesgo para sus pasajeros y para terceros.Pero siguió su marcha", aclaró Monreal.

Indignado, el oficial aseguró que todo el problema comenzó porque el chico que conducía estaba alcoholizado, algo que se supo recién un año después. "Según las pericias, tenía 3,26 gramos de alcohol en sangre. ¡Seis veces más de lo permitido! Pero nadie lo dice. ¡Y llevaba a cuatro menores! ¿Qué le costaba frenar? Si estaba alcoholizado, le sacábamos el auto y listo: cada uno se iba a su casa y se terminaba el problema”, sostuvo.

A su vez, desde el penal de Varela, Ibáñez, quien manejaba el patrullero averiado, también ofreció su testimonio por primera vez. “El Fiat 147 tenía los vidrios polarizados y venía fuerte, levantando polvareda por una calle de tierra. Es más, en un momento pensé que nos iba a chocar. Por eso me cubrí la cara y esperé el impacto. Pero pasó de largo. No los seguimos porque nuestro móvil no andaba bien, iba más despacio que una bicicleta”, contó.

Hay 10 oficiales detenidos.

Más allá de los cuatro principales acusados, otros 19 policías irán a juicio (sin jurado popular) por el delito de "encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público", mientras que a Claudio Martínez, ex secretario de Seguridad de Monte, se lo juzgará por "encubrimiento e incumplimiento" de sus deberes.

Por su parte, la única sobreviviente de la masacre, Rocío Quagliarello, criticó a los policías que le dispararon y aseguró que el daño que causaron "no tiene cura".

"Es una a mezcla de sentimientos, entre la bronca y el dolor, por perder a mis amigos, me siento vacía", admitió en diálogo con Télam, y aseguró que recuerda siempre a sus amigos "con mucho amor, tan divertidos como eran" y que los lleva en su corazón.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!