Secciones
República dominicana

A dos años de su muerte, la familia de la turista electrocutada en Punta Cana espera una sentencia

El proceso comenzó hace más de un año y los responsables del hotel nunca se mostraron con ánimos de colaborar.

Melina Caputo murió el 16 de agosto de 2019 a causa de haberse electrocutado cuando estaba de vacaciones en el Hotel Be Live Collection Canoa, de Bayahíbe, en República Dominicana. La joven de 17 años se había dispuesto a salir del mar por una escalera que daba a un muelle, y cuando subió, recibió una descarga eléctrica que le quitó la vida. Desde el día uno su familia pidió que se hiciera justicia, y aunque el dolor los invadía desde el fondo del corazón, juntaron fuerzas para iniciarle una demanda por "daños y perjuicios" a los responsables del resort para evitar que una cosa así vuelva a pasar.

Aunque la idea era poder viajar hasta Punta Cana para poder presenciar el debate en el país caribeño, luego la pandemia del coronavirus irrumpió en todo el mundo, y finalmente el juicio se hizo de forma online. Aunque el hotel siempre hizo de todo para poder dilatar los tiempos, finalmente ahora el proceso está cerca de llegar a su fin, y se espera que próximamente se conozca la sentencia.

Melina Caputo murió el 16 de agosto de 2019.

"Esta gente se da por nula, no se presentan y estamos esperando el dictamen del juez. Justo se acercan estas fechas que antes esperábamos con tanto amor en familia (las fiestas de fin de año), pero se ve que hay gente que no entiende el dolor humano ajeno y es poco empática. Hacen como si no existiéramos, nunca recibimos un llamado de su parte", explicó a BigBang Claudia Flores, mamá de Melina.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sucede que desde que empezó el proceso, los representantes del hotel nunca presentaron a los testigos que eligieron, y en más de una oportunidad se dedicaron a alargar todo. Además, culparon a la abuela de Caputo por haber llevado a sus nietos de viaje y por haberles permitido que estuvieran solos en el mar en el momento de la descarga.

De igual modo, desde el resort sostuvieron siempre que la joven falleció producto de un problema que tenía en su corazón, aunque una de las pruebas que tiene la causa es el Certificado de Defunción emitido por el Ministerio de Salud Pública del país caribeño, el cual confirma que la víctima falleció luego de sufrir un edema pulmonar y un shock cardiogénico a raíz de una electrocución, lo que no deja lugar a dudas.

Totalmente predispuestos a llegar al fondo de la cuestión, los primeros que declararon fueron los papás de Melina, quienes no estuvieron en el momento del hecho, pero sí se animaron a contar el dolor que trajo la partida de su hija y como eso desestabilizó a toda la familia. También habló Leandro, su hermano, quien sí estuvo en el viaje, y luego lo hizo finalmente Celina, la prima de Melina. La joven es una parte importante del relato, porque mientras jugaba una carrera con la víctima, vio como Caputo se electrocutaba al subir por las escaleras, y de hecho ella también recibió una descarga eléctrica que afortunadamente fue más leve.

El muelle donde Melina se electrocutó.

Lo cierto es que las pericias realizadas en el muelle por donde los turistas circulaban, las cuales figuran en el expediente y fueron presentadas en el juicio, demuestran que los cables que pasaban por debajo no eran los correctos ni tampoco contaban con la aislación necesaria, y que fue eso lo que produjo la descarga contra Melina. Como le pasó a ella, pudo haberle ocurrido a cualquier otro, y de hecho, de suerte no fue una tragedia aún mayor.

"El cable está solo aislado con una cinta aisladora que no soporta agua y menos agua salada. El cable conducía corriente alterna de 110 V y aparentemente no tenía disyuntor diferencial. Debería haber sido una instalación de baja tensión en 12 V, con transformador de doble aislación y disyuntor (se usan en la iluminación de las piletas de natación que tienen agua dulce de baja conductividad eléctrica) en lugar de usar corriente alterna 110 V", indicaron los especialistas que hicieron el informe tras revisar el muelle, quienes además añadieron que el cable utilizado para llevar electricidad, no era el indicado, ya que se trataba de "un cable tipo taller no preparado para intemperie".

El abogado que lleva adelante la demanda en República Dominicana es Robert Placencia, y, en Argentina, el tío de Melina, Mauricio Flores, que también es letrado, es quien ayuda y acompaña a Claudia y a su marido.

"El hotel no tiene nada, y por eso hacen maniobras dilatorias, que en todo proceso pasa, pero allá no están reguladas las practicas dilatorias. Allá todo es muy laxo y son muy renuentes en volver a ofrecer testigos que nunca estuvieron. En todas esas audiencias que fueron 2 o 3, ellos siempre no iban con testigos, contraformulaban preguntas, porque apuntaban a una parte de responsabilidad por omisión por parte del cuidado, pero no había tal porque la mayoría de los chicos eran adultos y a parte de eso, la escalera del mar que va directo al muelle (donde Melina se electrocutó) está destinadas para ese fin, y en el lugar no había cartel de restricción ni nada", explicó Mauricio.

Según él, como el hotel no tenía un solo argumento a su favor, los representante de los dueños del resort se dedicaron a alargar las cosas durante todo el proceso. "Ahora se cerró la etapa de conclusiones al fondo. En Argentina vendría la etapa de conclusión probatoria, se realizarían los alegatos y después llegaría el momento de resolver. Allá ellos le llaman de otro modo. Ahora se hicieron las conclusiones al fondo, y cada parte tenía 10 días para presentar como si fueran los alegatos. Nuestro abogado presentó lo que tenía que presentar y ellos no hicieron nada. Así que a través de un certificado ya nuestro abogado determinó la no presentación de ellos, y ya con eso se pude solicitar para que pase el auto al juzgado y se comunique la sentencia, que es lo que estamos esperando", indicó Caputo.

 

Sucede que la resolución puede tardar entre 2 o 3 meses, y la espera se hace larga. Aunque es probable que la Justicia dominicana resuelve a favor de la familia de Melina, porque no hubo ni una sola prueba que contradiga que la muerte fue por culpa del hotel, de todos modos la incertidumbre es dolorosa.

"Lo más seguro es que, si sale a nuestro favor, apelen. Pero si ellos no han contestado demanda, no ofrecieron testigos o los que ofrecieron después no se produjeron en los momentos que había que hacerlo, habría que ver con qué base apelan y en qué se fundan", aclaró por último Mauricio.

Caputo estaba de vacaciones con su familia.

Los hechos

El 16 de agosto del 2019, en uno de sus últimos días de vacaciones junto a su abuela, su hermano y sus primos en Punta Cana, Caputo se dispuso a salir del mar por una escalera que daba al muelle del hotel y recibió una descarga eléctrica que le quitó la vida.

En el lugar no había médicos para socorrerla, y a pesar de que varios de los testigos intentaron reanimarla sin éxito y luego su familia la trasladó a un salita médica muy precaria fuera del lugar para salvarla, la adolescente oriunda de la provincia de San Juan falleció sin haber podido recibir asistencia.

En ese momento, la gente del hotel aisló a la familia de Melina, y hasta les hicieron creer que eran tratados por una psicóloga, quien en verdad era la mujer de un empleado del hotel. Cuando finalmente el papá de la joven puedo llegar a República Dominicana, se enteró de que ya habían hecho la autopsia, y recién 11 días después le permitieron volver a la Argentina con el cuerpo de su hija, sin que nadie quisiera allá tomarle la denuncia.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!