Secciones
Policiales

A tres meses de la explosión que mató a Lucía: los dueños del bar siguen trabajando y no podrían ir presos

El fuego que se generó dentro del lugar mató a una joven de 18 años y además dejó varias víctimas que también resultaron quemadas.

El horror y la desesperación se hicieron presentes dentro del bar Zar Burgers&Beer en la noche del pasado 9 de octubre, cuando ante una negligencia de los dueños y encargados del lugar, la mala utilización de un centro de mesa provocó una fuerte explosión que acabó con la vida de Lucía Costa y que además generó que muchos de los presentes resultaran quemados vivos.

A raíz de este trágico hecho, el dueño del local, una mesera y el encargado fueron imputados, aunque gracias a los testimonios de quienes declararon en la investigación, se desprendieron otras tres causas que hoy permanecen abiertas.

Aún así, la familia de la joven de 18 años mantiene una profunda preocupación porque hasta el momento no hay detenidos, y porque además la carátula de la causa es "homicidio culposo y lesiones culposas", una pena que no prevé una condena efectiva en prisión.

El bar Zar está ubicado en San Miguel.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"La Justicia determina que por el momento nadie vaya preso y no quieren cambiar la carátula. Con esta calificación por más que vayan a juicio oral, nadie queda preso. La fiscal dice que con todas las pruebas que hay ahora, no pueden ir presos", explicó a BigBang Lorena Osores, mamá de la chica que falleció tras quemarse viva dentro del bar.

Angustiada por la situación, la madre de Lucía dijo que con las leyes que tiene nuestro país, es difícil que ante una situación como la del bar alguien finalmente termine tras las rejas. "Por eso hay que seguir, porque es terrible lo que pasó con Lucía y no se puede continuar como si nada", se lamentó.

Además, Lorena se mostró indignada porque a tres meses de la muerte de su hija, se enteró que el dueño del bar continúa trabajando en otro de los locales gastronómicos que tiene también por la zona de San Miguel. "Ya me llamaron del lugar que trabajaba, el restaurante La Raquel, porque hay una chica que lo denunció también por maltrato", contó dolida.

Lucía Costa murió tras prenderse fuego dentro del bar en el que estaba.

Osores se presentó como querellante en la causa que investiga el asesinato de su hija, y actualmente es representada por Nilda Gómez, mamá de Mariano Alexis Benítez, uno de los chicos que murió en Cromañon.

En comunicación con este sitio, la letrada indicó que hasta ahora los tres acusados permanecen en libertad e imputados por el delito de "homicidio culposo", y que, según su parecer, todavía es muy pronto para que haya un cambio de carátula en la causa ya que todavía se está en la etapa de recolección de pruebas.

De hecho, hasta ahora declararon ante la fiscal los chicos que estuvieron dentro del bar al momento de la explosión (varios de ellos también resultaron quemados), los bomberos y peritos que hicieron las pericias dentro del lugar y también los funcionarios municipales que habilitaron el local.

"Hoy hay tres causas además de la principal. Cada testimonio abre causas, y no me aflige que sea así, porque por ahí eso lleva a una suma de penas que da una condena. Todavía hay que esperar", aclaró. Además, mencionó que la familia de Lucía siente mucha preocupación porque el tiempo pasa y no ve muchos avances, lo que hace pensar que su muerte va a quedar impune.

Hay tres imputados por el hecho.

En este sentido, comentó que la causa más grande es la que inició la fiscal Tamara Roxana Vaisman de la UFI N°4 y que tiene hoy como imputados a los responsables del Zar Burgers&Beer bar. Pero más allá de eso, se abrió también una investigación por el delito de robo, ya que tras el incendio, muchos de los jóvenes afectados perdieron sus pertenencias y hasta el día de hoy no pudieron recuperarlas porque no se sabe dónde están.

"Los chicos salieron corriendo para escaparse por un pasillo de 5 metros que era la única entrada y salida, y que tenía el tamaño de una puerta de 80 o 90 cm. El de atrás le iba apagando el fuego al de adelante, y en ese momento perdieron las cosas. De hecho, la mamá de Lucía reclama el celular de su hija y además muchos otros chicos perdieron también sus teléfonos", dijo Gómez.

Más allá de que hasta ahora ninguno de esos celulares apareció, existe el testimonio de una chica que estaba ahí dentro, que dijo que ella misma juntó todos los dispositivos y se los entregó al dueño del bar, por lo que ahora la sospechan apuntan a él.

Por otro lado, se inició también una causa administrativa contra los responsables de las habilitaciones y los controles por parte del municipio, ya que según la pericia que hicieron los bomberos en el lugar, el bar no contaba con ninguna de las medidas que debía tener para estar abierto al público.

"El dictamen de los bomberos es lapidario. El lugar no cumplía ninguna de las normas establecidas para estar habilitado, corrieron 5 metros quemándose con fuego los chicos y encima había mediasombra atrás en el lugar donde estaban sentados. Los centros de mesa también estaban mal. Todo estaba mal ahí adentro", aseguró.

La tercera investigación que se inició es una de orden nacional, ya que lo que se intenta establecer es si hubo un incumplimiento de la normativa vigente por el Covid-19, debido a que el bar había abierto sus puertas recientemente, cuando el Gobierno Bonaerense y el local permitieron meses atrás que los comensales se sentaran únicamente al aire libre como medida para prevenir contagios.

"Son tres los fiscales que se van turnando y tomando las medidas. Las personas de la parte municipal ya declararon, pero aún no vimos la causa porque hay feria. Los acusados no declararon porque están en calidad de imputados y eso se guarda para el final. Acá hay que determinar quiénes son los responsables, porque hay una cadena de irresponsabilidades", afirmó por último Nilda Gómez.

La explosión

En base a lo que se pudo reconstruir gracias a los testimonios y las filmaciones del momento, el viernes 9 de octubre de 2020 Lucía Costa asistió al bar Zar con sus amigos por primera vez desde el inicio de la pandemia, porque finalmente las autoridades habían permitido las salidas a comer afuera ante la baja de casos de coronavirus.

Al poco de haberse sentado, una de las mozas del local se acercó con un bidón grande de alcohol a rellenar el centro de mesa que ya tenía fuego, lo que provocó una enorme explosión que quemó a muchos de los presentes.

La más afectada fue Lucía, quien a pesar de haber sido trasladada a un centro de salud esa noche, falleció a las pocas horas por la gravedad de las quemaduras que tenía en todo su cuerpo.

Ella no fue la única víctima de la imprudencia, porque además de sus amigos, parte de los presentes resultaron también prendidos fuegos y debieron permanecer internados y hasta tuvieron que someterse a operaciones por las quemaduras.

Temas

  • Tres meses
  • Explosion
  • dueños
  • Municipio
  • San Miguel
  • Mató
  • Fuego
  • Lucía Costa

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios