Secciones
Policiales

A un año de su muerte, cómo sigue el juicio de la turista electrocutada en Punta Cana

La familia de la joven precisa viajar a República Dominicana para poder declarar en el proceso iniciado en marzo de este año contra el resort.

A un año de la muerte de Melina Caputo, la joven de 17 años que falleció electrocutada en un hotel cinco estrellas de Punta Cana el 16 de agosto de 2019, su familia espera ahora poder viajar próximamente a República Dominicana para continuar con el juicio que iniciaron por "daños y perjuicios" contra los responsables del resort, ya que el proceso quedó interrumpido desde marzo por la pandemia del coronavirus.

Melina Caputo murió el 16 de agosto de 2019 en el muelle de un hotel en Punta Cana.

El 16 de agosto del 2019, en uno de sus últimos días de vacaciones junto a su abuela, su hermano y sus primos en Punta Cana, Caputo se dispuso a salir del mar por una escalera que daba al muelle del Hotel Be Live Collection Canoa de Bayahíbe, y recibió una descarga eléctrica que le quitó la vida.

En el lugar no había médicos para socorrerla, y a pesar de que su familia la trasladó a un salita médica para salvarla, la adolescente falleció en el camino. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por esto mismo, los papás de Melina iniciaron una demanda por "daños y perjuicios" contra el establecimiento, y aunque la causa estuvo a punto de ser cerrada, el juicio comenzó a principios de marzo pasado. La segunda audiencia estaba prevista para mayo, pero el coronavirus impidió que el proceso continuara de manera regular.

Como prueba, existe primero una pericia que demuestra que el muelle desde donde los turistas podían salir del mar no estaba en condiciones porque los cables que pasaban por debajo no presentaban el aislamiento correspondiente, mientras que además el Certificado de Defunción emitido por el Ministerio de Salud Público de República Dominicana confirma que la víctima falleció luego de sufrir un edema pulmonar y un shock cardiogénico a raíz de una electrocución.

Caputo falleció al salir del mal hacia una escalera que iba a un muelle.

"El cable está solo aislado con una cinta aisladora que no soporta agua y menos agua salada. El cable conducía corriente alterna de 110 V y aparentemente no tenía disyuntor diferencial. Debería haber sido una instalación de baja tensión en 12 V, con transformador de doble aislación y disyuntor (se usan en la iluminación de las piletas de natación que tienen agua dulce de baja conductividad eléctrica) en lugar de usar corriente alterna 110 V", indicaron los especialistas que hicieron el informe tras revisar el muelle, quienes además añadieron que el cable utilizado para llevar electricidad, no era el indicado, ya que se trataba de "un cable tipo taller no preparado para intemperie".

La joven había viajado junto a sus primos y su abuela.

Aunque el juicio tiene que seguir avanzando con la declaración de los papas de Melina, sus hermanos y sus primos como testigos, por el momento la familia no pueden viajar hasta allá, debido a que en nuestro país se suspendieron los vuelos desde el inicio de la pandemia.

"Los dueños del hotel dicen que la nena falleció de un paro cardiorrespiratorio, pero los peritos dicen que murió por electrocución y eso no se puede negar", explicó a BigBang Claudia Flores, mamá de la adolescente.

Según dijo, desde el comienzo de la pandemia en Dominicana todo se ha parado, aunque ahora allá las cosas están un poco más adelantadas, por lo que esperan poder viajar en noviembre, si es que para entonces ya está permitido volar.

La adolescente murió tras electrocutarse.

"Nosotros ya tenemos los pasajes, sería muy bueno poder ir para asistir al juicio. La primera parte del proceso fue antes de la pandemia, y ahora tendríamos que declarar los papás, mi hijo y su prima, que son los que estuvieron con ella. Su prima estuvo al lado, y la pateó la corriente también. La prima jugaba una carrera con ella, y mi hija le ganó, y cuando mi sobrina entró al muelle, le dio corriente y la tiró el agua para atrás, pero mi hija quedó pegada de la mano. En el lugar no había disyuntor", contó.

Muy apenada, la madre de Caputo explicó que hay un integrante de la familia que precisa tramitar el pasaporte para poder ir, y que por la cuarentena, no pueden hacerlo. Además, manifestó que no sabe si existe un permiso para poder viajar, pero que le serviría de mucho poder adelantar el vuelo porque en Domincana los están esperando para continuar.

En este sentido, dijo que una vez que puedan ir, van a quedarse allá el tiempo que dure el proceso, porque además Flores desea "despedirse sentimentalmente" de su hija, y necesita con todo su corazón poder conocer el muelle donde la joven perdió la vida.

La familia de Caputo necesita viajar a Dominicana para declarar en el juicio.

"Quiero conocer el último lugar donde ella estuvo, y quiero poder ver cara a cara a al dueño del hotel que nunca nos dio ni el pésame", se sinceró.

Para recordar a la adolescente, su familia, oriunda de la provincia de San Juan, encabezó este lunes una misa en su honor, a la que asistieron 50 personas, ya que como Melina era muy querida, por el coronavirus el resto de los presentes debió quedarse afuera.

"Ayer fue un día muy triste, como el de hoy, y el de todos, porque esto no va a pasar. Mi hija más chiquita la llora, la extraña mucho, y todos estamos con psiquiatra y psicólogo. Es un daño irreparable lo que hicieron", dijo, y luego de cortar, se comunicó de nuevo para agradecer por el apoyo y compañía.

Temas

  • Muerte
  • Juicio
  • Punta Cana
  • Turista
  • República Dominicana
  • Un año
  • Electrocución
  • Muelle

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios