Secciones
Policiales

A un año del caso de gatillo fácil en Martín Coronado: las pruebas que complican a los dos policías detenidos

Dos oficiales están detenidos y uno de ellos posiblemente será sometido a proceso por la muerte de Diego Cagliero. Qué se comprobó durante la investigación y qué espera la familia de la víctima.

Diego Cagliero fue asesinado de un disparo el 19 de mayo de 2019 en la localidad de Martín Coronado, en Tres de Febrero, luego de haber sido parte de un episodio de gatillo fácil, por el cual hoy en día dos oficiales de la Policía permanecen detenidos.

A un año del crimen, la familia del joven de 30 años lo recordará a través de un evento de Facebook del que participarán sus conocidos, con el objetivo de pedir justicia y un pronto comienzo del juicio, el cual se cree que podría llevarse a cabo el año próximo si la Cámara de Apelaciones no da lugar a un recurso presentado por la defensa de los acusados. Cómo está la causa, qué pruebas se desprenden de la investigación y qué se sabe de los oficiales.

Diego Cagliero fue asesinado el 19 de mayo de 2019.

El domingo 19 de mayo de 2019, luego de salir de un velorio, Diego Cagliero y unos amigos fueron a comprar comida a un supermercado de la zona. Antes de pagar las bebidas y las hamburguesas, uno de los jóvenes que iba con el grupo empezó a discutir con el empleado de seguridad del lugar, porque lo acusaban de haberse robado una botella de alcohol.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los dueños del mercado dijeron que vieron el robo por las cámaras de seguridad y entonces el guardia llamó al 911 para decir que un grupo comando había entado armado al supermercado Día para robar mercadería. Después de ese episodio, los ocho jóvenes siguieron camino en una trafic, pararon en la casa de otro amigo para llevarse unos bombos y cuadras después fueron sorprendidos por unos patrulleros que empezaron a disparar sin previo aviso.

Según se comprobó durante la investigación llevada a cabo por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de San Martín, la camioneta recibió más de 10 disparos, y uno de ellos mató casi en el acto a Cagliero. En base a los resultados de la autopsia, se determinó que el músico perdió la vida después de que una bala le entrara por la axila y le rompiera la médula espinal.

El hecho se produjo luego de que la policía disparara contra la camioneta en la que iba la víctima.

Dentro de la camioneta había otra persona que también resultó herida y ese era Mauro Emanuel Tedesco, quien recibió un disparo en la zona lumbar y afortunadamente logró sobrevivir luego de haber pasado semanas internado.

Por el confuso hecho, 10 policías de la fuerza bonaerense fueron investigados, aunque finalmente tras el resultado de las pericias que realizó la Gendarmería Nacional, Rodrigo César Exequiel Canstatt y Sergio Darío Montenegro fueron apresados e imputados. El primero por el delito de "homicidio agravado por ser miembro de una fuerza de seguridad" e "intento de homicidio" respecto a los otros ocupantes del vehículo, mientras que el segundo oficial está acusado de haber cometido "lesiones graves" y un "intento de homicidio" respecto a los jóvenes que iban en la camioneta.

A un año del hecho, Raúl Cagliero, el papá de Diego, contó a BigBang que por la pandemia, este martes van a recordar a su hijo con un evento en Facebook que constará de varias partes. Primero hablarán familiares de otros homicidios, después van a contar detalles de la causa y finalmente los allegados del joven dirán unas palabras y pedirán justicia.

Sobre esto, el papá de Cagliero explicó que antes de la llegada del coronavirus, la causa fue elevada a juicio, pero que la defensa de los policías apeló ante la Cámara, por lo que ahora se encuentran a la espera de la resolución judicial.

"Yo calculo que es una jugada de la defensa para alargar. Ellos ya pidieron juicio por jurados y se lo aceptaron. Antes de la cuarentena la fecha del juicio era para el año que viene, pero con el recurso y todo esto que pasó, no sé cómo va a seguir", se lamentó.

El abogado de la familia, Fernando Sicilia, indicó a este portal que ellos esperan que la Cámara eleve la causa a juicio, que se haga la audiencia preparatoria y que finalmente el año entrante empiece el debate con los 12 jurados.

"Ahí veremos, porque veo difícil acreditar el dolo. Los policías van a ir por el lado de que vieron un arma adentro de la camioneta y por lo que dijo el seguridad del supermercado Día que aseguró que estaban armados", aclaró el letrado.

En relación a esto, Raúl Cagliero comentó que a pesar de que se demostró que desde adentro de la camioneta no hubo ningún ataque hacia los policías, lo cierto es que Canstatt disparó contra el vehículo 10 veces y Montenegro otras 4.

"Ellos sabían que había gente adentro, pero no cuántos. Nunca tiraron a las gomas, dispararon a la altura de los asientos", dijo y agregó: "Según los oficiales, había dos armas adentro de la camioneta, dos armas que no fueron disparadas y que no aparecen. Está clarísimo que fue algo armado".

Según Cagliero, tras el ataque a la camioneta, los policías implicados estuvieron una hora en el lugar sin la presencia de la fiscal, hasta que luego llegó la Gendarmería para realizar las pericias correspondientes.

"Apareció una foto de Diego con un arma, y ese arma no está por ningún lado", contó, y por eso mismo aclaró que tiene muchas sospechas sobre lo que pasó entre que ocurrieron los disparos y llegó la fiscal.

 Rodrigo César Exequiel Canstatt irá a juicio por jurados.

Además, aclaró que aunque no está todavía comprobado, lo que se cree es que, como había policías que rodeaban a la camioneta, es posible que Canstatt haya disparado pensando que los chicos lo habían atacado desde adentro, cuando en realidad se trataba de un impacto de fuego realizado por uno de los oficiales que estaba ubicado del otro lado.

 

Del mismo modo, otra cosa que el papá de la víctima quiso aclarar, es que se habla de que existió una persecución policial hasta el momento en que se produjo el ataque, algo que en realidad no es cierto porque el seguimiento del la camioneta en la que iban los jóvenes se hacía a través de cámaras de seguridad, por lo que Diego y sus amigos no sabían que los oficiales los buscaban por el episodio en el supermercado.

"Era una camioneta que iban a 40 km por hora, no estaban yendo rápido y no la podía detener. Ellos nunca supieron que los seguían. Hasta pasaron por la puerta de comisaria. Todos son del barrio menos un chico, si hubieran querido esconderse sabían por dónde no ir", aseguró.

El juicio será seguramente el año que viene.

Aún dolido, el papá del joven fallecido manifestó también que cuando recién se conoció el hecho, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, salió a decir que habían detenido a un grupo comando, aunque finalmente después tuvo que pedir perdón públicamente y hasta admitió que había hecho pública la noticia en base a la información que la Policía le había dado.

"Para mi, justicia no va a haber, porque mi hijo no está y que los condenen a perpetua no es justicia. Yo hasta que no vea la condena, no sé qué va a pasar", cerró.

Por su parte, el abogado Sicilia sostuvo que los dos acusados están detenidos y fueron apartados de la Policía, aunque permanecieron en libertad varios meses tras el crimen. Incluso, por el coronavirus, recientemente ambos pidieron el beneficio de la prisión domiciliaria, aunque se lo rechazaron.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!