Secciones
Policiales

Abusó de dos nenas de cuatro años en un jardín y la escuela lo mantuvo en el cargo: la furia de los padres

Carlos Matone, de 66 años, fue detenido el martes luego de que se conocieran los resultados positivos del abuso.

Una nueva denuncia por un caso de abuso sexual en una institución educativa sacudió a los vecinos de La Matanza, los cuales al conocer la acusación decidieron protestar en la puerta del jardín de infantes porque las autoridades no habían desvinculado al hombre. La denuncia había sido radicada hace tres semanas: una mujer de 26 años, madre de una de las alumnas del Jardín Nª 1000, ubicado en Solom 2218, esquina Cabot, del barrio Nicole, de la localidad de Virrey del Pino, zona sudoeste del Gran Buenos Aires, acusó al portero Carlos Matone de haber abusado sexualmente de su hija. Pero a pesar de la denuncia, el hombre siguió en su cargo.

 

La denuncia fue hecha en la Comisaría de la Mujer y la Familia y Matone fue detenido este martes, luego de que se conocieran los resultados positivos del abuso. Cuando la noticia de su detención comenzó a circular en los grupos de WhatsApp, los padres fueron a exigir a las autoridades explicaciones y medidas al respecto, ya que según las denuncias el portero habría abusado de al menos dos nenas de 4 y 5 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero en medio de sus reclamos, los padres se desayunaron con la noticia de que Matone recién el viernes pasado habría sido destituido de su cargo. Esto quiere decir que el hombre tuvo contacto con los menores durante las tres semanas posteriores a la denuncia. Esto causó que los padres estallaran de bronca, generando varios incidentes y destrozos: arrojaron piedras y todo terminó con la llegada de la Policía, que los redujo con disparos. 

Según trascendió, varios nenes del jardín habrían relatado hechos similares: los abusos habrían tenido lugar en un baño de la institución. Al parecer, los nenes hablaban de un “nene malo”, de la escuela, al hacer referencia a los abusos y cuando se les pedía que dieran detalles físicos, todos coincidían con el portero. “Reclamamos que lleven detenida a la directora y maestras, lo encubrieron a este hombre", reclamaron los padres.

Un grupo de madres se reunió en el colegio este miércoles para señalar la responsabilidad del colegio. "¿Cómo una maestra va a mandar a una nena de 3 años con un hombre al baño?”, se preguntaron. Tras los disturbios, hoy el jardín amaneció custodiado con tres camiones de infantería, anoche fue detenido el portero de 66 años en su casa de la localidad de González Catán, acusado por el delito de abuso sexual agravado.

Mientras tanto y a pesar de que trascendió que ya hay una segunda denuncia en contra del portero, la inspectora jefa distrital 3 de La Matanza, Karina Mattivi, se presentó en la escuela e informó que por el momento cuentan con una denuncia por el abuso sexual de una niña. ”El auxiliar denunciado el jueves fue apartado preventivamente de la institución y por ahora tenemos una denuncia de una niña", aclaró.

Y agregó: "Mientras continúa el proceso administrativo”. A su vez, la jefa distrital afirmó que se encuentran “trabajando fuertemente en la revinculación de las familias con la escuela” y se prevé que la institución, que hoy se encuentra cerrada “abriría sus puertas mañana. Por eso, el viernes, inspectoras realizan las acciones correspondientes con todas las docentes, con entrevistas e inspección ocular, para determinar lo que ocurría a la tarde”.

La funcionaria educativa detalló que la investigación en curso es “para determinar si las acciones que están en esa denuncia son así” y en cuanto a las funciones del acusado, detalló que el hombre trabajaba en el jardín desde hace cuatro años y que se encargaba de las "tareas de limpieza, atención de la puerta, cocina y desempeño de merienda”. “Es todo mentira lo que declaró la inspectora municipal, son todos cómplices", reclamó una de las madres ante los medios presentes.

En ese sentido, le pidió a los padres del resto de los alumnos que no permitan que el colegio abra sus puertas el jueves. "No podemos permitir que esto se abra mañana y haya clases normales con los nenes. Tienen que cambiar todos, los profesores, inspectores, todos. Siendo docente no te podés no darte cuenta lo que tarda una nena en el baño. Tenemos que pedir justicia, ¿Cómo puede ser que la policía reprima de esta manera a una mamá?”, concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!