Secciones
Estremecedor

Abusos a una anciana, robos y torturas: el oscuro prontuario del detenido por el crimen de la policía de Glew

El sábado pasado, la agente Tamara Ramírez fue asesinada de un disparo, después de que un delincuente entrara a robar en su casa ubicada en el barrio de Glew. Según determinaron los investigadores, la oficial intentó defender a su padre del ataque, lo que provocó que el asaltante le disparara en la cabeza a la joven de 26 años.


Por el crimen fue detenido Luca Martín Alaimo, un chico de 18 años que ya había estado preso durante seis meses por haber abusado sexualmente de una chica. Antes del crimen, el detenido también violó a una anciana que es vecina del barrio Dock Sud.

Tamara Ramírez fue asesinada cuando quiso defender a su padre de un robo.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El terrible prontuario

Luego del asesinato de la oficial Ramírez, el delincuente se dio a la fuga y la Policía comenzó a investigar quién podía ser el atacante. Gracias a la ayuda de los testigos se logró determinar que la persona en cuestión era Alaimo, por lo que luego de varias horas de búsqueda, lograron detenerlo.

Al ingresar a la comisaría, los oficiales determinaron que antes de matar a la oficial, el joven había sido detenido por haber violado a una joven, por lo que este año estuvo en prisión durante 6 meses.

 

Sin embargo, al salir las cosas no cambiaron para el joven, porque hace una semana abusó sexualmente de una vecina de 70 años y, 5 días después, robó en la casa de Ramírez y la mató luego de dispararle.

Según contó la mujer violada, el robo y el ataque sexual ocurrió el pasado 23 de julio, cuando salió por la mañana a abrirle la puerta a sus gatos, y fue sorprendida por un delincuente que la amenazaba con un cuchillo.

Luca Alaimo violó a una mujer de 70 años la semana pasada.

"Me tiró al piso y después me llevó al lavadero pensando que era una habitación. Así que me volvió a tirar y me arrastró hasta el dormitorio. Después me ató con alambres y me hizo arrodillar. En la punta de la cama me violó y después del otro lado me obligó a hacerle sexo oral, todo eso bajo tortura", contó conmocionada Ana, una vecina del barrio donde vivía Luca Alaimo.

La mujer de 70 años es brasileña, pero vive en Buenos Aires desde hace 35 años. Por eso mismo, reveló que conocía muy bien al chico que la atacó, ya que se llevaba bien con sus abuelos y de vez en cuando lo invitaba a jugar a su casa mientras era un niño.

Alaimo violó a una conocida de sus abuelos.

"Yo le regalaba caramelos", comentó la señora, y luego confesó que mientras el joven la abusaba, le decía "disfruta, vieja". "Después de 3 días de dormir en la casa de mis vecinos, pude volver a mi habitación", dijo Ana con la voz quebrada, antes de asegurar que ahora estaba mejor porque el atacante estaba preso.

Tras la denuncia de la vecina, la fiscal María Laura Carballal abrió un sumario por "abuso sexual con acceso carnal calificado por haber configurado un sometimiento sexual gravemente ultrajante y por haberse cometido con armas, en concurso real con robo agravado por el uso de armas", y ordenó la captura del joven, quien finalmente después de detenido fue acusado también de haber asesinado a la oficial en Glew.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!