Secciones
Policiales

Acosaba menores por Instagram, las citaba y les ofrecía plata por sexo oral

Un grupo de madres lo denunció. Quedó detenido en una plaza céntrica del barrio 8 de abril.

Después de diez días de investigación, efectivos de la División de Trata de Personas detuvieron este fin de semana a un joven de 20 años acusado de acosar menores por Instagram y ofrecerles dinero a cambio de favores sexuales. La denuncia fue realizada por las madres de cuatro de sus víctimas. Cómo operaba el chacal de Santiago del Estero.

El detenido hostigaba a chicas de 13 años a quienes contactaba desde la red social Instagram. La investigación por “grooming” fue llevada a cabo por la fiscal Jésica Lucas y el juez de Control y Garantías, Rodolfo Améstegui.

Leé también | Día internacional contra el grooming: 10 tips para cuidarte y cuidar a tus hijos del acoso en redes

Según consigna el diario Crónica, la investigación comenzó el 10 de junio, después de que cuatro madres presentaran una denuncia por el acoso que sufrían sus hijas, todas de 13 años. El comportamiento era idéntico en todos los casos: les mandaba mensajes privados, les pedía fotos desnudas y les hacía ofertas sexuales a cambio de dinero.

Las familias se enteraron después de que una de las menores le confesara a sus profesores de colegio que el hombre la hostigaba con propuestas sexuales. Pese a que la adolescente la bloqueó, el hombre se creó un nuevo usuario desde el cual comenzó a amenazarla.

7 señales para detectar a un acosador virtual a tiempo

El abogado y especialista en cibercrimen Miguel Sumer Elías enumeró algunas para BigBang.

  • "Hay que partir de la base de un termómetro natural que es la incomodidad. Sentirse incómodo o incómoda es un indicio para darse cuenta de que el asunto no está bien".
  • "Casi siempre estamos frente de un perfil psicópata, son personas que carecen de culpa, encantadores y muy posesivos. Naturalizan su forma de ser, siempre le echan la culpa a la otra persona y la convencen".
  • "Hay que prestar atención a una necesidad casi obsesiva de contactar a la otra persona, de localizarla incesantemente llamando, enviando mensajes o apareciéndose de golpe".
  • "Otro indicio es la vigilancia permanente, los pedidos de conocer el paradero y los planes. Si es asfixiante, hay que alejarse".
  • "Si empieza a demostrar que sabe cosas tuyas que nunca le contaste, también es hora de prestar atención: en el acosador hay tendencia a buscar en la web información personal".
  • "Cuando se le pone límites de manera educada o correcta, el acosador responde mal, se enoja o insiste".
  • "Suelen incurrir en delirios con frases dantescas del tipo 'sos el amor de mi vida'. Es un identificador muy claro: La gente demasiado intensa puede ser apasionante al principio pero eso puede derivar en asfixia, sobre todo cuando no se acepta un 'no' como respuesta".

Comentarios