Secciones
Violencia

Acusó a su esposa de infiel, le disparó con una escopeta y creyéndola muerta se suicidó

Un hombre descubrió una infidelidad de su esposa, le disparó en una pierna y luego se quitó la vida.

Jorge Alfredo Ovejero (39 años), un jornalero que vivía en Santos Lugares, en la provincia de Santiago del Estero, creyó que su esposa le era infiel, le disparó y cuando se dio a la fuga en el monte santiagueño, tomó la decisión de intentar terminar con su vida. Agarró la escopeta que tenía en su poder, se apuntó al pecho y apretó el gatillo. Sim embargo, Ovejero no falleció en el acto; los médicos pudieron tratarlo, aunque pereció en el Hospital Regional.

Los investigadores, citados por el diario Clarín, recopilaron toda la información posible además del testimonio de la pareja de Ovejero, Zulma Janeth Carrizo (37 años) y el hijo de ambos de 16 años. De acuerdo a los relatos, Ovejero tomó el celular de su esposa, vio una serie de mensajes que hablaban de una supuesta infidelidad y perdió la cordura. 

Sin que nadie pudiera frenarlo, tomó su escopeta calibre 16 y le disparó a su pareja en la pierna. Inmediatamente mientras ella gritaba de dolor, agarró un hacha, partió la escopeta a la mitad y se escapó hacia el monte. Allí fue cuando la policía de la provincia de Santiago del Estero comenzó a seguirlo, y Ovejero empezó a los gritos. “No se acerquen porque me mató”, advirtió.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cuando los efectivos de la policía le preguntaron los motivos por los cuales estaba haciendo eso, Ovejero contó el relato de la infidelidad. "Vi en el celular de ella que me es infiel”, dijo para luego apoyar el arma en su pecho.

La pareja de Ovejero fue asistida por familiares que la llevaron al Hospital para que trate sus heridas como consecuencia del disparo. Un dato que aportó en su declaración el hijo de ambos es que Ovejero habría gatillo más veces pero solamente uno de sus disparos impactó en su esposa.

Antes de eso, el joven contó que sus padres estaban peleando pero no había logrado determinar el motivo de la disputa. Frente a las autoridades contó que logró escuchar gritos, reproches y hasta amenazas.

El caso, ocurrido el domingo a la mañana, es investigado por policías de la subcomisaría de Santa Catalina y el fiscal Alfonso Arce, que entre las primeras diligencias tomó la declaración testimonial de Carrizo para tener más detalles del hecho.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!