Secciones
Policiales

Amenazas y "cabezas reducidas": el rol del Jíbaro de la Pampas en el crimen de Stella Maris

Rubén Carrazzone está preso y enfrenta un juicio por el crimen de su mujer. La querella espera que declare como testigo un reducidor de cabezas al que consideran coautor del femicidio. 

A cuatro años de la desaparición de Stella Maris Sequeira, desaparecida en diciembre de 2016 en Ezeiza, comenzó el juicio contra el abogado Rubén Carrazzone, su pareja y principal apuntado en la causa. El hombre de 66 años fue acusado por el femicidio de su esposa, de 60, y permanece con prisión preventiva luego que la prórroga fuese avalada en su dictamen por la fiscalía general ante la Cámara desde el 13 de septiembre último.

Rubén Carrazzone y Stella Maris Sequeira.

El caso comenzó el 29 de diciembre de 2016, la última vez que se supo algo de Stella. La adinerada mujer convivía desde hacía 13 años con Carrazzone su casa de la localidad de El Ombú, partido de Ezeiza, hasta que un día descubrió que su marido le era infiel con su mejor amiga y socia en un restorán de Lobos, Lourdes Oliveira. "Yo sabía que llegó a las 9 de la noche porque me estaba cagando, que estaba en lo de Lourdes...", le dijo la mujer, furiosa, a una amiga. 

Lourdes era su amiga, pero aquel lazo se rompió cuando Stella habría descubierto la infidelidad. "Con esta no me va a cagar, este me engaña, pero con esta no me va a cagar. Voy a sacar fotos de Lourdes y voy a empapelar todo, para que todos sepan quién es, se va a tener que ir a trabajar a Brasil...", decía entre lágrimas la mujer que al día siguiente, el 30 de aquel mes, iba a cumplir 61 años.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El abogado denunció su desaparición recién el 31 de ese mes y, un día después, aseguró haber recibido un llamado extorsivo en el que le exigieron 80.000 dólares para liberarla. "Vino con un bolsito y se va a tener que ir igual. Le conozco muchos chanchullos a Rubén y me las va a pagar", había sido la última frase que Stella le dijo a su amiga, hoy una de las testigos principales del juicio, antes de desaparecer sin dejar rastro alguno.

Claro está, ante de la desaparición de su casaquinta de El Ombú 786, en el barrio La Unión de Ezeiza, Stella usó su cuenta de Facebook para hacerle un reclamo puntual a su marido y la amante: “Quiero mi plata, manga de hijos de puta”. Aquel posteo fue el 29 de diciembre de 2016, a las 18.24. La pesquisa determinó que la denuncia de Carrazzone, sobre que su mujer había sido secuestrada, era falsa.

Por ese supuesto secuestro estuvo detenido Miguel Angel Franco (63), quien había sido cliente de Carrazzone y que fue acusado de colaborar en las llamadas extorsivas, aunque finalmente fue sobreseído. A las 4.15 de la madrugada del 1° de enero de 2017, Carrazzone se presentó en la comisaría 5° de Ezeiza y denunció la desaparición de su pareja. "Viejo hijo de puta, ayer te llamé todo el día, tenemos a tu mujer", rezaba uno de los mensajes armados por Carrazzone.

Si bien Carrazzone siempre negó hechos de violencia contra su mujer, para los investigadores existen elementos suficientes para acreditar que el abogado penalista la golpeaba. En la casaquinta se encontraría sangre humana, tanto en la ducha del baño principal como en la manija de un ropero. En uno de los siete autos de la pareja, una cupé Chevy blanca, había algo más: bajo una alfombra, un precinto. ¿El cuerpo? Sigue sin aparecer desde entonces.

Stella Maris en una fiesta.

Una de las últimas medidas que se adoptaron en la causa fue un allanamiento que se realizó en un galpón de la ciudad de Lobos, donde se encontró la camioneta de Sequeira y otros vehículos ligados a Carrazzone. Sin embargo, al realizarse los peritajes no se encontraron rastros de sangre. La sospecha de los investigadores es que alguno de ellos pudo haber sido usado para trasladar el cadáver, pero no se pudo probar.

Si bien la pareja no tenía hijos en común, el abogado tiene uno de una pareja anterior, del mismo modo que Stella, cuya hija, de un matrimonio anterior, es querellante en esta causa, representada por la abogada Raquel Hermida Leyenda, quien fue mencionada por el acusado 22 veces, sólo 7 con su cargo en la causa, durante el testimonio que brindó ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de La Plata el pasado 31 de marzo.

En el inicio del juicio, Carrazzone sostuvo que "jamás" fue violento con su pareja y que no hay "ni una sola prueba científica" en su contra. "No haría absolutamente nada en contra de mi mujer. Yo para ella sólo tengo agradecimiento, la adoro. Fue ella quien me hizo progresar mucho como abogado y como persona", sostuvo el acusado de "homicidio doblemente calificado por haberse cometido sobre su pareja conviviente y mediando un contexto de violencia de género y falsa denuncia".

El Jíbaro de las Pampas y una de sus cabezas reducidas.

Vestido con un traje negro y corbata gris, el letrado declaró durante poco más de una hora y cuestionó a la querella, calificándolos de "inmorales" y "mentirosos". "Jamás hubo un hecho de violencia en la pareja. Sí algún hecho de tinte menor que no recuerdo (…) Mi mujer ha desaparecido, sigue desaparecida y nadie me ha podido decir qué pasó con ella", sostuvo el acusado. 

Consultada por BigBang, Hermida Leyenda remarcó que para la querella la principal hipótesis es que el 18 de diciembre, 11 días antes de su desaparición, Carrazzone, su amante, Lourdes, y Oscar Silvestre León, bautizado por Enrique Sdrech en 1982 como “El Jíbaro de las Pampas”, planificaron el femicidio de Stella. "Nosotros creemos que León, con este sistema de reducir de cabezas, tiene mucha experiencia en lo que es la utilización de ácidos y compuestos", remarcó.

Silvestre León vive en lobos, donde su amigo Carrazzone alquilaba una casa y el galpón que fue allanado, y se define como un experto en el arte de "reducir" cabezas de animales. Este hombre gozaba de notoriedad en todo el planeta –le hicieron notas en medios de los Estados Unidos, Arabia Saudita, Bulgaria, Sudáfrica y Omán–, y hasta tuvo su propio documental llamado OSL reducciones.

ocos días después del Femicidio de Stella Maris: Carrazzone junto a Oscar Silvestre León.

La fama de León saltó del barrio a la ciudad. Llegó a Buenos Aires y organizó exposiciones con sus mascotas momificadas, que atraían a 300 personas por semana. "Los jíbaros conservaban la piel del rostro y tiraban todo lo demás. Yo, en cambio, conservo todo. Andá y fíjate en internet. No hay nadie que haga lo que yo hago”, aseguraba León, entre frascos de ácido y recortes, durante una entrevista que había brindado años atrás. 

Para Hermida Leyenda, no hay dudas....León fue coautor del femicidio: "Creemos que utilizaron este método para deshacerse del cuerpo". La abogada argumentó ante el juez que, según le dijo la propia Lourdes, Carrazzone y “El Jíbaro de las Pampas” habrían estado juntos aquel 29 de diciembre de 2016, cuando desapareció Stella. Y al día siguiente ambos habrían estado en Lobos.

Además, señaló, “El Jíbaro” tendría ahora las llaves de la casa de Carrazzone en Lobos y las del galpón. "Para nosotros el 18 de diciembre estas tres personas terminaron de planificar el femicidio de Stella que, seguramente, no iba a ser el día 29 porque el 30 de ese mes era el cumpleaños de Stella. Pero debido a que Stella lo quería dejar, de acuerdo con una testigo, porque estaba saliendo con su amiga, adelantaron sus planes", afirmó la abogada de la querella. 

La abogada Raquel Hermida Leyenda.

Al enterarse de la infidelidad de su marido con su amiga y socia, Stella le dijo a otra amiga por teléfono: "Me cago toda la vida, está vez no me va a joder más. La casa es mía, no lo necesito para vivir. De lo contrario, voy a tener más plata porque este es un vividor. Así como llegó con un bolsito, se va a ir con un bolsito". Se espera que “El Jíbaro” declare en la causa en los próximos días, aunque la querella desconoce el día y horario en que lo hará.

Según le explicó Hermida Leyenda a este sitio, fue Lourdes la que le presentó a Carrazzone a “El Jíbaro de las Pampas”. "Esa mujer ,y él lo declara, le presenta a León poco tiempo antes del femicidio de Stella. Carrazzone venía alquilado una quinta en Lobos, que se la había conseguido León y forjó una amistad con él. Es un tipo que vive solo y no se sabe de qué trabaja", sostuvo la letrada.

Y agregó: "Tiene las mejores bicicletas de competición y la mejor ropa, pero nadie entiende de dónde saca la plata si ya nadie embalsama. La moda actualmente es el crematorio y ya nadie se ocupa de esto. Los que lo conocen a León sostiene que para él, son todos negocios. Y seguramente el de Stella fue uno de ellos". Actualmente, la gran mayoría de los involucrados en la causa están con "custodia" debido a las reiteradas amenazas que reciben desde hace cuatro años.

En el juicio.

La propia Hermida Leyenda, le remarcó a este portal, tuvo que mudarse una vez debido a las amenazas que comenzó a recibir en el año 2017. "Puta, te vamos a hacer mierda cuando vayas a La Plata", señalan algunos de los mensajes que recibe la abogada, aunque aclara: "Es fácil identificar de dónde vienen. La única causa que tengo en la Plata es la de Carrazzone. Me tuve que mudar por las amenazas y la hija de Stella se tuvo que mudar cuatro veces por lo mismo". 

Hermida Leyenda representa a la única hija de la víctima, Solange, y fue la encargada desde el inicio de la causa, en conjunto con el fiscal Gómez Barbella, de llevar adelante la investigación. "El descubrimiento de León, de la amante, de los testigos que vieron llorando a Stella antes de su desaparición y del galpón donde se hizo el allanamiento fueron nuestros. En el caso de esta causa, todos los pedidos son nuestros", resalta.

Y aclara: "Cuando Stella llegó a la casa, después de poner en Facebook que le debían plata, hubo dos testigos -que eran menores de edad en ese momento y tenían 18 años al momento de declarar- que la vieron llorando. Habían ido a cortar el pasto con el parquero de la casaquinta. Uno de ellos era el hijo del hombre. La vieron vestida de verde, ir de una casa a la otra y uno de los chicos la quiso ayudar. Pero el otro no quiso meterse porque su papá ya le había aconsejado no hacerlo antes". 

Para la abogada, el hecho de que el parquero le haya aconsejado anteriormente a su hijo que no se metiera en las discusiones entre Stella y Carrazzone, da cuenta que los episodios de violencia y llanto eran reiterados. "Carrazzone el otro día cometió el error de decir que había ido a Saladillo con el auto. Allí está Bianchi, el imputado por el femicidio de Marisol Oyhanart. Era un sicario al que le pagaban para deshacerse de los cuerpos", reveló.

El próximo miércoles 7 de Abril, Carrazzone deberá seguir declarando ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 de La Plata. A pesar de que nunca se encontró el cadáver de la víctima, Carrazzone llegó preso al debate en el que afronta cargos por "homicidio doblemente calificado por haberse cometido sobre su pareja conviviente y mediando un contexto de violencia de género y de falsa denuncia", por el que podría recibir una pena de prisión perpetua.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!