Secciones
Policiales

Amenazas y un oscuro llamado: la espeluznante teoría sobre los jóvenes desaparecidos en Varela

A la búsqueda de los chicos se sumó la de Diego Segura y Silvio Vitullo, los mecánicos que desaparecieron el sábado por la mañana.

Estefanía, la madre de Lautaro Morello, uno de los jóvenes que desaparecieron en Florencio Varela y son intensamente buscados por la policía desde el viernes último, sostiene que los chicos fueron "secuestrados" y que los cuerpos encontrados calcinados en una camioneta no son de ellos. Incluso, la mujer contó que las autoridades se comunicaron con ella para contarle que habían encontrado dos cuerpos en una camioneta Renault Berlingo en una zona descampada de la localidad bonaerense de Guernica y aclaró que si bien la noticia le "destrozó el corazón", después le aclararon los cadáveres "tenían bracket", algo que no coincide con la descripción de Lautaro y Lucas.

Lucas Escalante, de 26 años, y Lautaro Morello, de 18, fueron vistos por última vez el viernes por la noche, cuando decidieron salir a celebrar la victoria por penales de la Selección Argentina ante Países Bajos. El viernes a las 23.30, la madre de Lautaro, Estefanía Nataly Morello, denunció la desaparición de su hijo en la comisaría cuarta de Florencio Varela. Según consta en la denuncia, luego del partido Lautaro se fue con su amigo Lucas en un auto marca BMW de color azul,

En ese momento, Lautaro vestía camiseta de la selección Argentina, jeans modelo Mom celeste, y zapatillas negras marca Vans. Es delgado, cabello negro corto, tez blanca, ojos color café, mide 1,60 y no posee tatuajes. Pero el domingo por la mañana las autoridades hallaron dos cuerpos calcinados en el asiento trasero de una camioneta Citroën Berlingo en la localidad bonaerense de Guernica y por estas horas se investiga si se trata de los dos amigos desaparecidos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La investigación está a cargo de la Unidad Fiscal N° 2 de Quilmes. Lautaro tiene 18 años y todavía va al colegio. Trabaja en un lavadero de autos que montó en la vereda de la casa con su hermano mayor, Matías, durante la pandemia gracias al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que les otorgó por el Gobierno Nacional. La última conexión de los teléfonos de los dos jóvenes es de ese mismo viernes a las 22.30.

Desde ese momento, ambos celulares permanecen apagados. Pero Estefanía contó que ayer cerca de las 13 llamaron a su hermana "por WhatsApp y le preguntaron si era la hermana de Lautaro y de atrás se escuchaba alguien que tenía la boca tapada”. “Si alguien lo tiene a mi hijo que me lo devuelva, es un nene que va al colegio, que lava autos en mi casa, que me dice 'mamá estoy acá o allá', hablo con mi hijo todo el tiempo, no puede pasar esto”, aseguró. 

Y agregó: “Si a mi hijo se lo llevaron es porque estaba en un lugar y momento incorrecto. El comisario ayer me llamó y me hizo subir a la oficina a mí y al padre del otro chico. Nos dijo que habían encontrado una camioneta. Me vine para acá, se me partió el corazón en mil pedazos y todo lo que se pueden imaginar. Vine a mi casa y después me dijeron que mi hijo no era porque mi hijo no usa brackets, porque los dos cuerpos tenían brackets” .

De acuerdo con la mamá de Lautaro, su hijo le dijo que se iba a tomar una coca. "Es un nene que me pide permiso para todo. Es un nene que tiene 18 años y yo todavía le compro alfajores en el tren cuando vengo de trabajar. Es mi bebé. No sé por qué estamos pasando esto. No tenemos por qué pasarlo, porque mi hijo es un nene de la casa. Es un nene”, sumó.

Si bien aseguró que se cruzó con la familia de Lucas en una comisaría de Florencio Varela, aclaró que apenas intercambiaron diálogo. “Él no fue a ningún festejo de argentina. Pasaron 15 minutos desde que mi hijo se fue con lucas y que se desconectó. A lucas claramente lo venían siguiendo. Por qué lo venían siguiendo, no lo sé. Yo creo que vieron un auto de alta gama (...) Yo creo que todo lo que está pasando está pasando por la familia de Lucas”, cerró.

En este contexto, los efectivos hallaron una camioneta Renault Partner carbonizada y con dos cuerpos calcinados adentro y por estas horas, las autoridades se encuentran investigando si se trata de los jóvenes. El vehículo estaba abandonado en un campo privado de la ciudad de Guernica, al límite con el partido de Almirante Brown. Los cadáveres están irreconocibles, por lo que no se puede determinar ni el sexo ni la edad de las víctimas. La Policía Científica ya realizó las pericias para determinar si se trata de los jóvenes desaparecidos o, si de lo contrario, son Diego Segura y Silvio Vitullo, los cuales desaparecieron el sábado por la mañana.

Ambos son mecánicos y amigos. Diego Segura salió de su casa de Alejandro Korn a las 10 de la mañana del sábado. Iba camino a buscar a Silvio Vitulio a Burzaco. La pareja de Silvio, dijo que la dejó en la casa de su madre a las 11, y se fue.  Desde entonces, nada se sabe del paradero de ambos. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!