Secciones
Policiales

Apuñalaron a un joven en Mar del Plata: está grave y la clínica le facturó a la familia más de $ 3.000.000

El hecho ocurrió a la salida del bar Tolk, en la zona de La Perla.


Otro ataque en patota y un joven al borde de la muerte. En la madrugada del lunes, Leandro José Figueroa, de 22 años, salió del bar Tolk, ubicado en  Patricio Peralta Ramos e Ituzaingó, y se trenzó en una pelea en la que participaba su grupo de amigos. 

 

Pero todo terminó mal y pronto. Leandro fue apuñalado en el abdomen y cayó al suelo. Varios hombres escaparon. Los amigos del joven lo trasladaron de urgencia al primer sanatorio cercano que encontraron en un Google Maps porque la ambulancia jamás llegó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Al mismo tiempo, tras el alerta al 911, los efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires detuvieron a dos personas que habrían participado del ataque. Además, buscan a otro hombre que habría sido quien lo apuñaló y luego descartó el arma en el jardín de una casa lindera con el bar. 

Además, hubo otros detenidos que habían sido acusados como participantes de la pelea en la zona de La Perla, pero que rápidamente fueron liberados por ser inocentes. Es que las trifulcas en el lugar son cuestiones corrientes por estos días de vacaciones.

Las pruebas y testimonios que anularon la "nueva versión" de Nahir Galarza sobre el crimen de Pastorizzo

 

El chico apuñalado llegó inconsciente a la clínica, donde recibió los primeros auxilios, fue operado, trasladado al área de terapia intensiva y continúa con respirador, en grave estado y pronóstico reservado. Las heridas fueron muy graves y le perforaron el colon, el intestino delgado y un riñón, que finalmente perdió. 

 

El caso quedó a cargo de la fiscal Andrea Gómez, quien imputó a los dos detenidos, identificados como Jonathan Holt (24) y Juan Pablo Flores (24), bajo la carátula de "lesiones graves en riña". Los dos tienen antecedentes penales: Holt por tenencia de estupefacientes y Flores por robo, daño y resistencia a la autoridad. Ambos están en la Unidad Penal de Batán. 

 

En tanto, Claudia Torre, la mamá de Leandro, denunció: “No fue una pelea. Le quisieron robar”. Y enseguida agregó sobre el estado de su hijo: “Está mejorando. Le sacaron el respirador,  abrió los ojos, me reconoció y preguntó por los chicos. Pero perdió un riñón".

 

Enseguida, relató en una entrevista con Clarín: "No conocía Mar del Plata, vino a disfrutar unos días y terminó así”. En tanto, Gonzalo, el amigo del joven, dijo: “Los atacantes eran tres hombres y una mujer, que estaban en el mismo boliche, tenían fichado a uno de los integrantes del grupo, que se llama Santiago”.

 

Cuando salimos, se acercaron a robarle y le gritaron: "Dame todo. Te voy a matar. Entonces Leandro, que ya estaba dentro de uno de los autos por volver a la casa, se bajó e intentó defender a su amigo. Empezaron a pelear, hubo trompadas y ahí sacaron la navaja y lo apuñalaron".

La factura para la familia

En la puerta de la clínica donde el joven está internado, Claudia, la mamá de Leandro, también dijo sobre los gastos médicos que tiene que pagar en la Clínica Colón: “Estoy muy agradecida con la clínica aunque no tengo plata para pagar la internación, necesito que el Estado me ayude".

 

En el presupuesto que la clínica le adelantó a la familia de Figueroa figuran los gastos por el quirófano, anestesia, material descartable y honorarios médicos. Además, por cada día de internación, les cobran 200.000 pesos. En total, la suma supera los 3.000.000 de pesos y seguirá creciendo mientras el chico continúe su recuperación. Además alegan que no puede ser trasladado a un hospital por su delicado estado. 
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!