Secciones
Policiales

Asaltó a dos jubilados, se disparó en una pierna y murió: en su mochila tenía un arsenal

La policía encontró una pistola Llama Max calibre 40, un revólver 32 largo Smith y Wesson, una escopeta Rexio 12.70, sin numeración y cargada con dos cartuchos de goma, y tres municiones de guerra.

Una pareja de jubilados sobrevivió a un violento robo en la localidad bonaerense de Martin Coronado gracias al azar. Todo ocurrió el domingo, cerca de la una de la madrugada, cuando el matrimonio regresaba en un Ford Fiesta a su domicilio por la calle 17 de agosto al 1600, de la mencionada localidad del partido de Tres de Febrero. Al llegar a su casa, fueron sorprendidos por dos delincuente encapuchados y armados.

Ambos se encontrabas escondidos en el patio delantero de la vivienda e interceptaron a la pareja de ancianos cuando estaban por ingresar a su hogar. Uno de los ladrones comenzó a forcejar con el hombre de 79 años hasta que el malhechor le propinó con su pistola varios culatazos en la cabeza que lo dejaron gravemente herido.

Para fortuna del jubilado, cuando el ladrón se proponía darle el último golpe, el arma de disparó por accidente e hirió al delincuente en su pierna izquierda. Al ver a su compañero herido, el segundo encapuchado huyó del lugar. Mientras tanto, el ladrón que estaba herido intentó escapar al trote, pero se desplomó a unos 70 metros de la casa y murió minutos después.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Rápidamente, la pareja dio aviso al 911 y al llegar al lugar, la policía encontró una pistola Llama Max calibre 40 y una mochila negra que contenía un revólver 32 largo Smith y Wesson junto al cadáver del delincuente. Además, los efectivos hallaron una escopeta Rexio 12.70, sin numeración y cargada con dos cartuchos de goma, y tres municiones de guerra, las cuales estaban escondidas en el patio de la casa.

El hombre de 79 años tuvo que ser atendido debido a los cortes y golpes que le causaron los culatazos durante la pelea con el delincuente, el cual falleció debido a que el proyectil le afectó la arteria femoral según los peritos de la Delegación San Martín de la Policía Científica. Mientras que la esposa del jubilado, de 78 años, no sufrió lesiones más allá del mal momento. 

La causa quedó en manos del fiscal Fabricio Donato Ióvine, de la Unidad Funcional N°1 de los tribunales de San Martín, quien caratulada el caso como “Homicidio y robo agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa” y ordenó a efectivos de la comisaría de Villa Bosch que trabajen en la zona para determinar si existen cámaras de seguridad privadas que le permitan dar con el paradero del otro delincuente que huyó ileso del lugar. 

 

La semana pasada, una jubilada de 71 años recibió una paliza en un robo por parte de tres delincuentes, dos de los cuales son menores de edad, en la localidad de Villa Maipú, en San Martín. Todo sucedió cuando los tres ingresaron a su casa, la maniataron y golpearon hasta encontrar dinero. Tras el ataque, la víctima, Olga, relató que los delincuentes “serrucharon” la reja de su casa, situada en la calle Ituzaingó al 1700 para luego forzar su ingreso a la vivienda.

Luego de eso empezaron a golpearla para exigirle dinero. “Así me dejaron tres personas, tres hombres: dos mocosos de mierda entre 13 y 15 y un hombre de 40 que me pegó con un arma”, explicó la mujer, que es viuda y vive hace 58 años en esa casa donde crió a sus hijas. Durante toda una hora los delincuentes estuvieron dentro de la vivienda de Olga golpeándola y reclamando un dinero que sostenían que ella tenía guardado. “Me pedían plata y yo les dije ‘no tengo’, hasta que encontraron. Pero mientras tanto me agarraban de los pelos. Hasta el ropero me rompieron buscando plata”, había contado la mujer, visiblemente afectada por los golpes. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!