Secciones
Justicia

Asesinato de Lucas: la versión de la policía que estaba prófuga y por qué se entregó

En las últimas horas la agente difundió un video pidiendo disculpas, aunque este lunes debió entregarse a la Justicia.

El juez que investiga el crimen de Lucas González, el adolescente asesinado de un balazo por miembros de la Policía de la Ciudad el 17 de este mes en el barrio porteño de Barracas, rechazó este lunes el pedido de eximición de prisión de una oficial de la Policía de la Ciudad que se encuentra entre los efectivos acusados de encubrir el homicidio, por lo que, tras permanecer prófuga, debió entregarse a la Justicia.

En tanto, desde las 9, comenzaron a ser indagados los otros cinco policías imputados del mismo delito y que fueron apresados el sábado último. 

Por su parte, Roberto Castillo, abogado defensor de Miño, manifestó más temprano que iba a comunicarse con el magistrado para acordar en qué condiciones se iba a presentar su defendida.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El pasado domingo, en un video difundido por su abogado, la oficial de la Policía de la Ciudad sostuvo que "no tuvo nada que ver" en el crimen de Lucas y que por culpa de tres policías "que hicieron todo mal" ella se encuentra vinculada a la causa.

En la filmación de un poco más de tres minutos que dio a conocer su abogado Miño expresó llorando que por culpa de tres policías "que hicieron todo mal" ella se encuentra vinculada a la causa por el crimen de Lucas, por el que se están detenidos hasta ahora ocho policías, tres por el homicidio y cinco por encubrimiento.

“Buenas tardes, mi nombre es Lorena, perteneciente a la Policía de la Ciudad, estoy en Barracas, en la (comisaría) 4D”, así inició Miño su relato en el video, en el que se la ve sentada junto al letrado y llorando de manera permanente. La policía relató lo que, según ella, todo sucedió aquel miércoles cerca de las 9.50 de la mañana, cuando recibió una modulación “de un enfrentamiento armado con la Brigada de Policía de la Ciudad en Iriarte y Vélez Sarsfield”.

“Eran cuatro masculinos armados dándose a la fuga en una (Volkswagen) Suran azul, lo cual con mi compañera fuimos sobre (la calle) Alvarado en ayuda de mis compañeros y cuando llegamos a Alvarado y Perdriel ya estaba la Suran estacionada. Se les pidió que descienda al chofer del vehículo (…) los chicos ya estaban abajo, uno se da a la fuga y los compañeros decían “le dispararon a mi amigo, no dijeron que eran policías, eran chorros”, recordó.

Miño, oriunda de la provincia de Corrientes, dijo que hace tres años vino a Buenos Aires “en busca de un futuro para ayudar” a su familia y que tras el hecho está pasando “un mal momento”. “Lamento muchísimo la pérdida de Lucas, pero yo no tengo nada que ver”, afirmó. "Se siente el odio de la gente, por tres personas que hicieron algo mal. No todos son iguales, no todos hacemos lo mismo, yo no tengo nada que ver con lo que pasó”, agregó.

En tanto, los cinco policías también acusados del encubrimiento que eran indagados desde esta mañana en el marco de la causa eran el comisario Juan Romero y el subcomisario Roberto Inca, a cargo de la División Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 4; y el comisario Fabián Du Santos, el principal Héctor Cuevas y la oficial Micaela Fariña, todos efectivos de la Comisaría Vecinal 4D de la Policía de la Ciudad.

Por el caso hay otros tres policías porteños presos e imputados del homicidio calificado de Lucas (17): el inspector Gabriel Alejandro Isassi, el oficial mayor Fabián Andrés López y el oficial José Nieva.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!