Secciones
En la matanza

Atacaron a balazos a un profesor en la puerta de su casa: investigan si fue algo premeditado

El docente está internado en estado reservado. Recibió tres disparos.

La Justicia de La Matanza investiga el ataque a balazos ocurrido este jueves contra un profesor de literatura, a quien le dispararon por la mañana cuando salía de su vivienda para ir a trabajar. El docente de 44 años está internado en grave estado, ya que una de las balas ingresó por su cuello.

El hecho ocurrió en la calle Cervantes al 2.700 de la localidad de Villa Luzuriaga, minutos después de las 7 cuando Luciano Andrés Geddo abandonó la casa en la que vive con su padre. Solo caminó unos metros y enseguida los balazos lo alcanzaron.

Por el tremendo ruido, la víctima fue asistida rápidamente por una enfermera que estaba por la zona, y luego llegó el padre de Geddo, quien al ver que su hijo estaba herido de gravedad lo cargó en su propio auto y lo llevó a un hospital cercano.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De los atacantes se sabe que estuvieron estacionados esperando arriba de su Citroën C4 negro con vidrios polarizados durante un tiempo, hasta que vieron a salir al profesor y uno de ellos se bajó del auto para dispararle.

El hombre recibió tres disparos, pero uno de ellos resultó ser el más grave, ya que impactó en su cuello. Ante la tremenda situación, su papá lo cargó en su auto y lo llevó al Hospital de Haedo, donde ahora está internado en estado reservado.

La causa está en la Unidad Fiscal Funcional de Instrucción Nº11 de La Matanza, a cargo de la fiscal Analía Córdoba, quien ya ordenó las primeras diligencias y recabó testimonios sobre el ataque.

Si bien en un primer momento se creyó que se trató de un intento de robo, esa hipótesis pasó luego a un segundo plano, ya que en el lugar del ataque agentes de la Policía Científica levantaron 6 vainas servidas calibre 9 milímetros y varias pertenencias de la víctima.

De hecho, en el suelo quedó una mochila que tenía un orificio de bala, una bufanda con manchas de sangre, una notebook, un teléfono celular y una billetera con dinero en efectivo. Eso demuestra que el agresor y sus cómplices huyeron sin robar nada. Así, la causa quedó caratulada como "tentativa de homicidio".

Otro hecho que también encendió el alerta de los investigadores es que en las imágenes registradas por las cámaras de seguridad se comprobó que auto llegó minutos antes al lugar del hecho y estacionó y que el atacante recién se bajó cuando lo vio a Luciano. Si bien su familia asegura que no tenía problemas con nadie, se investiga cómo sucedieron los hechos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!