Secciones
Policiales

"Bancame, ya vengo": el argentino que asesinó a su hijo en España y la declaración del taxista

La Policía pide "participación ciudadana" para poder detener al hombre, acusado de haber asesinado intencionalmente a su hijo de dos años.

Se cumple una semana del asesinato del nene de dos años en un hotel de Barcelona. El principal sospechoso del crimen es el propio padre del pequeño, Martín Ezequiel Álvarez, quien ese mismo día le había mandando mensajes con amenazas a su ex mujer, de quien se había separado hacía sólo ocho días. El último texto que recibió la mujer fue después del crimen, según los investigadores: "Te dejo en el hotel lo que te merecés".

Al momento, tres fuerzas policiales de elite están detrás de cualquier pista que les permita detener al argentino nacionalizado español. Mientras intentan dar con posibles paraderos, descartan que haya abandonado el país de forma legal, dado que no hay registros de las cámaras de seguridad del área de migraciones del aeropuerto en el que fue visto por última vez.

“En el hotel te dejo lo que te merecés”: el mensaje del argentino que mató a su hijo en Barcelona

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El día del asesinato del bebé, el hombre de 44 años buscó a su hijo y se lo llevó a pasear. Sin embargo, los registros confirman que lo llevó directo al hotel en el que horas después apareció sin vida. En las últimas horas, un taxista se acercó para colaborar con los identificadores: identificó al sospechoso y aseguró haberlo llevado del hotel al aeropuerto.

De acuerdo a su declaración, Álvarez abandonó el hotel dos horas después de haber asfixiado a su hijo de dos años con una almohada. De hecho, el horario coincide con la grabación de las cámaras de seguridad de los pasillos del piso en el que se alojaba, en la que se lo puede ver chequeando si alguien había escuchado los gritos de su bebé antes de morir.

El taxista aseguró que no notó nada "raro" en el comportamiento de Álvarez, quien le pidió que lo llevara al aeropuerto. Una vez en la Terminal 1, le dijo: "Bancame que ya vengo". Luego, ingresó al aeropuerto y nunca más se lo vio salir. Cansado de esperar, el conductor entendió que el argentino no iba a abonarle el viaje y se dio por vencido.

La principal hipótesis es que el sospechoso no pudo salir de Barcelona y es por eso que las autoridades exigen la participación ciudadana y difunden en los medios de comunicación su imagen. Mientras tanto, la Policía custodia la casa de su ex mujer, ubicada en el distrito de Sants-Montjüic de Barcelona y se intervinieron los teléfonos de sus amigos y familiares directos por si llega a intentar contactarlos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!