Secciones
Policiales

Botellazos, estrangulamiento y golpes de puño: el infierno al que el baterista de Sabroso sometió a su pareja

La joven lo denunció en sede judicial. El crudo relato de la víctima.

Daño psicológico, verbal y después físico. Ivanka Milagros Basaldúa no aguantó más y denunció por violencia de género a su ex pareja, el baterista de la banda cuartetera cordobesa Sabroso, Lucas Ross. "Desde el mes de Septiembre de 2021 me encuentro en tratamiento psicológico y psiquiátrico porque estuve tratando de salir de esta relación debido a los numerosos episodios de violencia física, verbal y psicológica que viví con él, hasta que finalmente hace un mes reuní fuerzas y me separé. La primera vez que me agredió fue en noviembre de 2019, uno o dos días antes del 25 de noviembre", reza la mujer en la denuncia.

Según explicó, mantuvo una relación amorosa con el músico de 47 años durante cuatro años y medio. Durante ese lapso, ambos convivieron es un complejo de departamentos de Ladrillos de tipo Vistos, de dos plantas, ubicado en 13 de Febrero, Villa Carlos Paz, Córdoba. La escalofriante secuencia de violencia que atravesó Basaldúa comenzó a partir de una foto que publicó en su cuenta de Facebook. "Me increpó y me dijo: '¿Cómo vas a subir eso pedazo de puta de mierda? ¿Cómo voy a confiar en vos cuando andas provocando? Mis fans o amigas van a hacer captura de esta foto y me van a decir: 'Che, decile a tu chica que se tape´", denunció la joven.

Además, resaltó que todo empeoró cuando uno de sus seguidores le escribió que le parecía "linda". "En ese momento yo atiné a borrar la publicación, él lo vio y todo fue peor, me trató de arrebatar el teléfono, yo no se lo permití, me zamarreó y me tiró sobre el sillón, forcejeamos unos minutos, trató de asfixiarme, me asusté mucho, cuando yo atiné a levantarme él venía hacia mí con un cuchillo en la mano y me decía ´vos no sabes quien soy yo´, me lo apoyó en el cuello y me dijo que me lo iba a clavar. Estábamos solos, grité pero nadie me escuchó", contó y aclaró que en aquella oportunidad, le contó lo sucedido a su hermana Ileana y no tuvo el valor de hacerlo público en las redes sociales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Si bien en aquella oportunidad decidió perdonar al arista, las situaciones de violencia no cesaron: "Puedo recordar una discusión del 22 de noviembre de 2021, en horas de la noche, también en el domicilio de él en Villa Carlos Paz, no recuerdo el motivo de la disputa, creo que fue porque prendí la luz y él estaba por dormir, pero recibí muchos golpes, trompadas en la cabeza, una pisada en uno de mis pies y múltiples patadas, puedo exhibir fotografías que yo misma me tomé de estas lesiones, sentí mucho dolor en la cabeza, pero no lo hablé con nadie ni se lo conté a nadie porque tenía miedo. En otra oportunidad, uno o dos días antes del 23 de Febrero de 2022, en horas de la madrugada, volvimos a discutir".

De acuerdo con la denuncia de la joven, las peores secuencias de violencia las vivió en la residencia que tiene el músico en Carlos Paz. "Estábamos solos en su casa, y yo agarré mi teléfono celular para llamar a mi mamá, eso lo ofuscó aún más y en medio de la discusión me dio un golpe con su mano abierta en la zona de la nariz, del lado izquierdo, lo cual después me generó un hematoma importante del cual tengo fotografías para aportar. Esa noche me quedé porque no pude volverme a mi ciudad y mi mamá no me podía buscar porque no sabía la dirección. No llamé a la policía porque siempre tuve miedo de que al hacerse pública la situación, el me mandara a matar como decía", denunció.

Pero si hay una fecha que lleva marcada a fuego -según detalló- es el 28 de marzo de este año. "Me agredió, me insultó y amenazó, se me subió al pecho y me dijo ´puta, pedazo de trola, sos un putón´, reclamándome una salida del año 2017. En ese momento yo puse a grabar mi celular", dijo. Dichos videos fueron publicados por ella en su cuenta de Facebook, en los cuales se puede oír las barbaridades que aparentemente Ross le dice en uno de sus innumerables enojos. En su relato, también contó que la última vez que vio al baterista fue el 3 de julio en la casa del artista. "Yo le hablaba con miedo y cuidando mis palabras para que ´no se pusiera loco´", dijo en su descargo.

Y continuó: "En ese momento, mientras hablábamos, yo sentada en una silla y el sentado en el sillón, me arrojó una botella de vidrio, no recuerdo de qué era su contenido, pero sí que era chica, de medio litro, la cual impactó en mi pierna derecha, arriba de la rodilla, y se rompió. Me dolió mucho, porque yo estaba sentada, me quedó un hematoma pero no tengo fotos ni constancia de eso, con el correr de los días se curó solo. Me arrojó otras cosas, pero no recuerdo cuales, lo que más me dolió fue la botella, mientras tanto me decía ´puta, culiada, me cagas la vida´, entre otras cosas, insultos que me decía siempre que discutíamos, que ya me los sé de memoria".

La mujer contó que en ese momento, Ross se levantó, la agarró del pañuelo que tenía colocado en el cuello, se lo apretó y la zamarreó para que entrara "en conciencia". "Después me pegó una patada en la pierna izquierda, cerca de la rodilla, lesión que tampoco constaté ni le mostré a nadie por miedo. Continuamos discutiendo, él me decía hacía cosas para provocarlo y ponerlo loco, que él reaccionaba por mi culpa. Entre otras cosas me dijo también que me iba mandar a matar, dándome a entender que tenía personas conocidas que podían hacerlo. Esa noche no me quedé a dormir con él, se fue de gira con la banda para la que trabaja (Sabroso), es el baterista, y después se fue de vacaciones a Estados Unidos", señaló.

A partir de ahí, Basaldúa explicó que no lo volvió a ver y que descubrió que la vida era mucho más "tranquila" sin él. "Le mande un mensaje de WhatsApp diciéndole que no quería estar más con él y luego lo bloquee, no supe más nada de él. He recibido llamadas de lineal, desde su teléfono celular al mío, en las cuales me torturaba la cabeza para que yo no hiciera público lo que estaba viviendo. Me decía que si lo hacía lo dejaría en la calle, ´le cagaría la carrera´ como baterista de una banda de cuarteto de renombre, siempre me decía eso, y siempre amenazaba con matarme si yo hacía pública esta situación", recordó y puso de ejemplo una fecha en particular: el 22 de junio de 2022 a las 20:52 hs.

Ese día, relató, él la llamó y la amenazó tras haber discutido. "Me dijo que me iba mandar a matar. Fueron muchos episodios, no puedo recordar fecha exacta de todos ni todo con lujo de detalles porque la violencia era algo de todos los días. Nunca antes me animé a denunciarlo porque siempre sentí miedo y siempre caí en sus manipulaciones para hacerme creer que era mi culpa, hasta que yo me lo creía y volvía a estar con él, pero esta vez decidí decir basta. No me animo a ir hasta la ciudad de Villa Carlos Paz a denunciarlo allá porque tengo mucho miedo de encontrarme con él. Me gustaría pedir una medida de restricción y/o prohibición de acercamiento", imploró.

Basaldúa decidió finalmente compartir su historia en las redes sociales y en la justicia, asustada de las consecuencias que esto podría causarle. "Esta es mi forma de defenderme y dar a conocer algo de esto", agregó junto a varias postales donde se la ve visiblemente golpeada y muy maltratada, con moretones y graves lesiones en su rostro, piernas o brazos. "Subir esta foto casi acaba con mi vida. Donde la persona con la que estaba saliendo ya venia alarmándome de ciertas actitudes, insultos, empujones. Cada vez q se enojaba conmigo y se fue de las manos. Esta foto me llevo horas de torturas e insultos. ¡Era una tortura!, escribió.

La joven de 30 años también compartió el informe médico tras ser asistida por el daño físico y psicológico que le ocasionó el baterista de Sabroso el 10 de septiembre de 2021.. "Al momento de la primera entrevista se encontraba angustiada, con síntomas de ansiedad marcada, tristeza de varias semanas de evolución, hipotimia e hipobulia. Relataba inicio de síntomas en semanas anteriores, ante ruptura con su pareja desde hace 4 años. Además relató diversas situaciones de violencia vividas con dicha persona. Se indicó iniciar esquema de medicación con sertralina 50 mg y clonazepam 2mg e iniciar psicoterapia", reza el parte médico de Ivanka.

Además se citó a su madre, para realizar entrevista familiar y para informar situación de Ivanka. Posterior a ésta primera consulta, inició tratamiento psicológico. "En las sucesivas consultas no mostró resolución de los síntomas, por lo cual se continuó modificando el esquema de medicación. Se ha mostrado inestable en su estado de ánimo y en algunas oportunidades manifestó ideación tánica. Todo esto desencadenado por conflictos vinculares con su pareja (de quien estuvo separada pocas semanas y luego volvieron a vincularse) y episodios de violencia física y verbal por parte de dicha persona, según refiere Ivanka. Es por esto que en diciembre de 2021 se dio intervención al área de género de la ciudad de Cosquin". concluye.

Como consecuencia de esta grave denuncia, Lucas Ross decidió mantener un hermético silencio. Sin embargo, la página oficial de la banda cuartetera cordobesa Sabroso realizó un tibio descargo refiriéndose a la denuncia hecha por Basaldúa. "Dados los acontecimientos que se comentan en las redes sociales en las últimas horas, y que involucran a una persona de nuestro staff, manifestamos nuestra profunda tristeza por los hechos relatados. Al tratarse de un tema de instancia privada, creemos que es la justicia quien debe actuar, investigar y sentenciar. No somos nosotros ni el público quien tenga que dirimir este tipo de situaciones. Expresamos todo nuestro apoyo y solidaridad a las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia y repudiamos a quienes las someten y vulneran. Cuando la justicia se expida, no dudaremos en tomar las medidas correspondientes", sentenciaron los integrantes del grupo musical. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!