Secciones
Policiales

Brutal: el gendarme asesinado en Zárate fue asesinado de dos disparos en el rosto

Uno de los jóvenes detenidos por el hecho fue indagado este jueves por la fiscal del caso pero se negó a declarar.

La autopsia realizada al comandante de la Gendarmería Nacional Marcos Antonio Castillo, asesinado este martes en el centro de la ciudad bonaerense de Zárate, confirmó que la víctima recibió dos balazos en el rostro, uno que entró en el cráneo por arriba de una ceja y el otro en un pómulo.

Los forenses de la Policía Científica informaron a la fiscal de Zárate a cargo de la causa, Andrea Palacios, que la causa de muerte de Castillo fue un "paro cardiorrespiratorio traumático" originado como consecuencia de una "herida de arma de fuego en el cráneo".

Tal como habían observado los peritos que trabajaron el martes en la escena del crimen, los médicos legistas confirmaron en la morgue que fueron dos los disparos que recibió la víctima: el mortal, que entró en el cráneo por arriba de una ceja y tiene orificio de salida, y uno en el pómulo derecho que quedó alojado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La trayectoria del proyectil que le causó la muerte a Castillo, que además es compatible con un calibre 22 como así también las vainas halladas en la escena, fue de abajo hacia arriba, de adelante hacia atrás y de derecha a izquierda, lo que provocó daños muy graves.

Del mismo modo, se comprobó que el gendarme no se resistió al ataque, ya que no se observaron signos de lucha o defensa.

Por su parte, la fiscal Palacios indagó hoy en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Zárate al único mayor de los dos detenidos, Pablo Agustín Arcel, quien asesorado por su defensa optó por negarse a declarar.

Arcel, que tiene 19 años y el miércoles a la madrugada fue detenido en un operativo del que participó el propio ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, quedó preso imputado por el delito de "homicidio en ocasión de robo agravado por el uso de arma y por la participación de un menor de edad".

El otro sospechoso apresado es un menor de 16 años que quedó a disposición del fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil de Zárate, Gustavo Ancurio. En base a los datos recabados, se pudo saber que el adolescente ya había sido detenido en febrero pasado por balear a otro hombre pero en aquel momento tenía 15 años y por lo tanto era inimputable.

El comandante principal Castillo tenía 46 años y era oriundo de la provincia de Jujuy, además de que era padre de un niño de cinco años y desde diciembre pasado se desempeñaba como jefe del destacamento Puente Zárate Brazo Largo de Gendarmería, motivo por el cual vivía solo en una dependencia del viceconsulado de España en el centro de Zárate, mientras que su familia lo hacía en el partido bonaerense de Ezeiza.

El martes por la noche, cuando regresaba al lugar de residencia en su bicicleta, fue abordado por dos delincuentes que lo siguieron en moto con intenciones de robo y lo asesinaron luego de dos tiros en el rostro.

En la escena del crimen, ubicada en la calle Independencia, entre Justa Lima de Atucha y Almirante Brown, en pleno centro de Zárate, los pesquisas recolectaron tres vainas servidas calibre 22 del arma disparada por los delincuentes, ya que el gendarme iba desarmado debido a que dejaba su pistola reglamentaria en la dependencia donde trabajaba.

Temas

  • zárate
  • gendarme
  • Crimen
  • autopsia
  • detenidos

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios