Secciones
Policiales

Cambian la carátula en el caso de la chica que se "disparó" con el dedo gordo del pie

El caso de Celeste Grippo Martínez, más cerca de la verdad. 

Por Daniel Riera

La historia de Celeste Belén Grippo Martínez comienza a aclararse, a casi dos años de su muerte, el 29 de mayo de 2017. El de ella era uno de los casos más escandalosos de femicidios impunes, pero ahora está por dejar de serlo. Te lo contamos en BigBang, hablaron su hermana y su padre: para la Justicia, Celeste se había suicidado con el dedo gordo del pie.

Así lo había "explicado" su pareja, Víctor Hugo Nosach, cuando hizo la denuncia a la policía. Ahora empieza a aclararse la causa: la nueva carátula es "Homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género contra una mujer"" y el propio Nosach está imputado en la causa. La versión que implicaba el suicidio más incómodo del mundo era la que había brindado el propio Nosach, quien hasta entonces figuraba como "testigo" en la causa, y la primera fiscal había "comprado". Nosach y Celeste se estaban separando: Celeste lo había denunciado por violencia de género. Nosach, además, era el dueño del arma.

La jueza Laura Ninni, que ejerce en el juzgado número 6 de Garantías de Lomas de Zamora, cambió la carátula de la causa a pedido del fiscal Mariano Leguiza Capristo. Así empieza a resolverse, al fin, uno de los crímenes más increíblemente impunes. El fiscal conoció a Norma Martínez y a Ángeles, la madre y la hermana de la víctima, y escuchó de boca de ellas un relato detallado de la historia. Luego les comunicó la decisión que se había tomado. El caso, al fin, dio un giro hacia su resolución definitiva. Por ahora, Nosach no tiene orden de captura.

El año pasado te contábamos el caso por primera vez. Así empezaba:

"La historia es bastante absurda y según las hipótesis oficiales parece más absurda aún:Celeste Belén Grippo Martínez, de 28 años, apareció muerta el 29 de mayo de 2017 en su casa de Valentín Alsina. Nueve días antes se había separado de su esposo y estaba presta a viajar a Santa Teresita, donde viviría con su madre. Sin embargo, Celeste se "suicidó" de una manera por demás extraña e incómoda: tomó una escopeta Brenta calibre 20, con un caño de 71,5 cm del gatillo hasta la boca, y se disparó en el abdomen. ¿Cómo podría un ser humano dispararse a sí mismo en el abdomen con una escopeta? Según sugirió un fiscal, con el dedo gordo del pie. Una habilidad extraordinaria, digna de un espectáculo circense, para una persona que no usaba armas y que, según el testimonio de una amiga a BigBang, le tenía miedo. ¿De quién era el arma que mató a Celeste? De Víctor Nosach, su esposo, de quien estaba separándose. Nosach la usaba para cazar. La carátula de la causa es "Averiguación de causales de muerte". Así desde hace un año.  Las últimas personas que vieron con vida a Celeste fueron, precisamente Víctor y su hermano Diego. Ambos declararon que habían sostenido una discusión con ella minutos antes, y que luego se fueron y que Celeste, entonces, se quitó la vida. Armó las valijas para irse a Santa Teresita y luego se quitó la vida. Fue tan quirúrgico el disparo que se dio con el dedo gordo del pie que no había una gota de sangre en la habitación".

Aquí, la nota completa

La hermana de Celeste, Ángeles, contó a BigBang que lo vio a Nosach ahorcando a Celeste. El padre de la joven, Norberto Grippo, contó que la acompañó a hacer una denuncia, que la vio él mismo la vio golpeada, que la golpeaban Víctor y su hermano Diego, que la madre de Nosach le dijo "No se preocupe por la plata" cuando él acababa de perder a su hija.

Aquí, la nota completa

Ella era Celeste. Tenía apenas 27 años. Por ella su familia reclama Justicia. 

 

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

El caso de Celeste Grippo Martínez, más cerca de la verdad.