Secciones
Policiales

Caso Paula Martínez: violación grupal, amenazas de muerte y el agresor prófugo

La joven de 23 años fue encontrada sin vida por su tío. La hipótesis principal apunta a que murió por ahorcamiento.

Paula Martínez tenía 23 años y en 2016 denunció que fue drogada y violada en grupo por varios hombres en el partido bonaerense de Florencio Varela. El 22 de marzo del año próximo iba a realizarse el juicio, pero ella no llegó: fue encontrada sin vida por uno de sus tíos y los investigadores creen que pudo haberse tratado de un suicidio, ya que se habría querido quitar la vida en anteriores oportunidades.

La vida de Paula cambió el 10 diciembre del 2016, cuando asistió a una fiesta de fin de año organizada por la sobrina de los dueños de la casa de enfrente, con quién jugaba cuando eran chica y que le había pedido trabajo días antes, en una vivienda ubicada sobre la calle Guardia Nacional, en la mencionada ciudad del conurbano. “Estaba con mi mamá y mi papá en mi casa, y vino la sobrina de los dueños de la casa de enfrente, con la que jugábamos cuanto éramos chicas. Una semana antes del cumpleaños, ella me pidió trabajo, yo era telemarketer en Ford, y le dije que sí, que me dé su currículum. Ahí aprovechó para invitarme a la fiesta de cumpleaños”, había contado Paula años atrás.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Según había detallado, ella se negó a asistir al evento en varias oportunidades, pero su vecina la fue a buscar "tres veces" para que participara de la fiesta. “Cuando voy, el primo de ella, uno de los violadores, me dio una bebida que yo creo que ahí estaba la droga. De ahí en adelante empecé a sentirme mal, mareada, se me acerca otro de los violadores, que es el que me habló y me volvió loca toda la noche, y desde ahí recuerdo poco y nada”, había contado. En aquella oportunidad, relató que al perder el conocimiento la “llevaron a la esquina”, la subieron “a una camioneta blanca tipo Traffic” a la madrugada y la trasladaron hasta la casa “de otro de los violadores”.

 

La joven denunció haber sido abusada por varios hombres, quienes la drogaron y violaron a cinco cuadras del lugar donde se estaba llevando a cabo la fiesta. La bajaron y la metieron en una casa. Abusaron sexualmente de ella durante tres horas. cuatro de ellos fueron detenidos. La víctima por miedo realizó la denuncia 72 horas después; ella pudo identificar a los que la atacaron ya que tuvo que convivir durante un año con los denunciados como abusadores a sólo 80 metros de su casa. Por la causa hay cuatro sujetos detenidos y uno todavía continúa prófugo. Diego Domínguez, Gustavo Carbonel, Gonzalo Sandoval, Mauro Goncalbes y Guillermo Chávez imputados por abuso sexual.

Tras la denuncia, habían sido detenidos tres hombres, de 29, 30 y 40, acusados de abuso sexual, mientras que otros dos fueron capturados por la Policía recién en 2019. Todos ellos se encuentran a disposición de la Justicia y deberán enfrentar un juicio que comenzaría en marzo próximo. "Yo recuerdo que eran más de cinco (personas) porque vi sombras y siluetas pero no sé quiénes son. Los únicos que reconozco son los cinco de la foto (que tenía en su mano).. En mis recuerdos sé que eran más, pero no sé quiénes son. A mí lo que me asombró demasiado es que cuando yo estaba denunciando (la violación) cayeron a la comisaría los cinco que yo reconozco. ¿Por quiénes fueron avisados?". se había preguntado la víctima.

 

Lo cierto es que a partir de ahí, la vida de Paula se transformó en un verdadero infierno. Comenzó a ser insultada en el vecindario por haber radicado la denuncia, sobre todo tras "demostrar que la comisaría había arreglado con ellos por plata”. De hecho, también hizo más de 30 denuncias por hostigamiento y amenazas de muerte por parte de los familiares de los detenidos desde que se inició la causa judicial por su presunto abuso sexual. “Esto es lo que sufro siempre, constantemente. Es inhumano vivir así y yo no entiendo cómo la Justicia sigue sin hacer nada. Está bien, (los acusados) están presos, pero esto también es una injusticia”, sostuvo luego de ser agredida verbalmente cuando daba una nota para Telefe.

Si bien por ahora los investigadores avalan la teoría del suicidio, los familiares de Paula piden que se investigue a fondo la escena donde fue encontrado el cuerpo la joven de 23 años. El cuerpo sin vida de Paula fue encontrado el domingo en el interior de la casa donde vivía junto a su madre Sandra, en la calle Guardia Nacional al 1500, en Florencio Varela. Quien lo halló fue su tío, identificado como Walter, que vivía en la casa de atrás y ante las autoridades reveló que su sobrina atravesaba una etapa de angustia por la llegada del juicio sobre su caso. La hipótesis principal apunta a que la joven de 23 años murió por ahorcamiento.

Para el entorno de Paula, la joven fue "incitada" a cometer este trágico acto luego de que durante los últimos cinco años recibiera amenazas de muerte constantes por parte del entorno cercano de los cinco acusados por el hecho. Uno de ellos hasta el día de hoy permanece prófugo: se trata de Mauro Nair Goncalves y hay una recompensa de entre dos y cuatro millones de pesos por información sobre su paradero. La causa por la investigación de la muerte de Martínez quedó en manos de la UFI Nº 5, perteneciente al Juzgado de Garantías Nº 8 de Florencio Varela, y quedó caratulada como averiguación de causales de muerte.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!