Secciones
Policiales

Cayeron los "nafta-estafadores": cómo le robaron millones de pesos al Estado durante cinco años

Detuvieron a dos funcionarios que estafaban al Estado con compras truchas de nafta para autos oficiales. 

Dos funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense fueron detenidos por malversación de fondos y asociación ilícita, en el marco de una causa donde son acusados por desviar millonarios fondos de tarjetas de débito para la compra de combustible de los autos oficiales. Los investigadores creen que se llevaban $300 mil por mes y que operaban desde hace varios años.

La investigación apunta a dos funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación Bonaerense, Gustavo Chirambero y Diego Burgos, que utilizaban cientos de tarjetas de débito del organismo provincial para la compra de vehículos, embarcaciones deportivas y quedarse dinero en efectivo, por medio de compras truchas de nafta en una estación de servicio de La Plata.

Los detenidos son responsables del área que debe controlar el funcionamiento de los vehículos. En la causa también se encuentran investigados los jefes del Departamento de Combustible y Automotores de la Dirección de Cultura y Educación, Néstor Casado y Horacio Makowski, quienes fueron detenidos pero recuperaron la libertad porque les concedieron la eximición de prisión.

LAS MANIOBRAS

La causa que investiga el fiscal penal de La Plata, Juan Cruz Condomí Alcorta, apunta al desvío de fondos públicos de manera cotidiana a partir de compras truchas de nafta en la estación de servicio ubicada en 44 y 31. La maniobra era sencilla: facturaban por combustible que no cargaban y se quedaban con el dinero. En algunos casos, facturaban por vehículos que desde hace años no forman parte de la flota oficial.

La banda operaba desde 2014, con más de 600 tarjetas de débito. En los últimos días se llevaron a cabo una serie de allanamientos en los que se secuestraron autos y motos de lujo, embarcaciones deportivas y hasta viviendas. Además, creen que obtuvieron millones de pesos en efectivo.

“La maniobra viene desde 2014, por lo que se puede decir que es millonaria la malversación de caudales en perjuicio de la administración pública provincial”, explicó el fiscal Condomí Alcorta.

UN CONTROL VEHICULAR FUE CLAVE

El caso salió a la luz a partir de un control vehicular casual en el que la policía detuvo a uno de los empleados de la estación, Walter Cejas, conduciendo una camioneta de lujo. Cejas se puso nervioso y en un momento se le cayeron 15 tarjetas de débito del Banco Provincia “Copres” - utilizadas por organismos oficiales - y en el interior del auto hallaron 50.000 pesos en efectivo.

Otro de los empleados de la estación de servicio, Maximiliano Normann, de 44 años, se suicidó un día después de la detención de Cejas.

Temas

  • Policía Bonaerense
  • mafia
  • Nafta
  • Combustible

Comentarios