Secciones
Brutal crimen

Cayó "Chancho", el hombre de 24 años acusado de asesinar a una mujer policía en González Catán

Es el segundo detenido por el crimen.

Un hombre de 24 años apodado “Chancho” fue detenido por el crimen de María Gisella Duarte, la subteniente de la Policía Bonaerense asesinada brutalmente por la espalda la semana pasada en González Catán, a dos cuadras de su casa. El jueves pasado ya habían detenido a un joven de 17 años que habría sido cómplice.

El crimen de Duarte ocurrió el miércoles 3 de julio, cuando la joven policía de 26 años caminaba a dos cuadras de su casa, en González Catán, hacia la parada de colectivo para ir a su trabajo, en el Comando de Patrullas Norte. Allí fue golpeada por la espalda y luego la remataron de un disparo en la cabeza. Los delincuentes luego le robaron el arma reglamentaria.

En un operativo llevado a cabo por la Policía Bonaerense en Gregorio de Laferrere fue detenido ayer un joven de 24 años apodado “Chancho”, acusado de ser el autor material del brutal crimen de Duarte. La semana pasada, a 24 horas del crimen, habían detenido a metros del crimen a un joven de 17 años que continúa tras las rejas y sería el cómplice.

Según informaron fuentes policiales, la nueva detención ocurrió en una vivienda de Gregorio de Laferrere, en el marco de un operativo realizado por efectivos de la Departamental de La Matanza del que también participaron las reparticiones del GAD y el Grupo Halcón.

Duarte fue asesinada el miércoles 3 de julio a dos cuadras de su casa, en González Catán, cuando caminaba hacia la parada del colectivo para viajar a su trabajo. Tenía 26 años y un hijo de apenas seis meses. Vivía con sus padres y al momento del crimen llevaba puesto el chaleco antibalas, aunque el disparo impactó en la parte trasera de la cabeza. Los criminales se dieron a la fuga de inmediato con el arma reglamentaria.

La semana pasada, fuentes policiales habían indicado que se trataba de la quinta integrante de la Policía Bonaerense que había sido asesinada en lo que va del 2019, y confirmaron que el crimen habría sido cometido con la propia pistola de la efectivo policial, una Bersa .9 milímetros. Las pericias determinaron que uno de los hombres la golpeó primero por la espalda, un fuerte golpe en la cabeza que la tumbó, y luego la ejecutaron.

Temas

  • Policía Bonaerense
  • Crimen
  • Brutal crimen
  • chancho

Comentarios