Secciones
Celos, maltratos y la confesión del supuesto femicida: las claves del crimen de la instructora de fitness
Policiales

Celos, maltratos y la confesión del supuesto femicida: las claves del crimen de la instructora de fitness

El 20 de mayo se conocerán los alegatos de todas las partes, y luego se definirá la fecha en que se dará a conocer la sentencia.

El juicio por el crimen de Claudia Salgán pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo 15 de mayo, día en que declararán ante los jueces un perito psiquiátrico que entrevistó al único sospechoso del femicidio y un policía que participó del operativo en la casa de la pareja. En esa vivienda de La Plata se cree que Marcelo Núñez, el esposo de la instructora de fitness, asesinó a la víctima a golpes y a puñaladas con un destornillador.

Luego de estos testimonios, el proceso se reanudará el 20 de mayo, cuando finalmente todas las partes harán públicos sus alegatos. En diálogo con este portal, la abogada de la familia Salgán, Sofía Caravelos, confirmó que pedirá la perpetua para el acusado y que además se le solicitará a la Justicia que los tres hijos de la pareja sean beneficiarios de la "Ley Brisa", la reparación económica que merecen por su caso.

Según la letrada, desde la querella pedirán que el homicida sea penado por haber cometido un femicidio, ya que entre la víctima y Núñez había una relación de pareja, en la cual Salgán era víctima de género.

En las tres primeras audiencias del juicio, varios testigos revelaron información detallada de la violencia de género que la fallecida sufrió durante los 23 años de su matrimonio. La primera en hablar del tema fue la mamá de Salgán, quien frente al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de La Plata dijo que muchos años atrás su hija llegó a estar internada por los golpes que Núñez le dio, lo que provocó en ese entonces una separación momentánea de la pareja.

Sin embargo, la relación continuó, y con el paso de los años los celos del acusado aumentaron. Las hermanas de Salgán también dieron cuenta del violento matrimonio que la víctima tenía, e incluso una alumna del gimnasio al que asistía la pareja confesó también que Núñez trataba de "puta" a su mujer cada vez que se ponía calzas para ir a dar clases de fitness.

En este sentido, el ginecólogo de la mujer de 40 años, y médico de confianza de la familia Salgán, contó en el juicio que el día del ataque fue a ver a su paciente mientras estaba internada, y que cuando entró a la habitación no la pudo reconocer porque tenía la cara desfigurada por los golpes que había recibido.

Mató a la esposa con un destornillador y le dijo a la familia que había sido un ladrón

Aunque la víctima falleció a las pocas horas del violento hecho, su esposo le aseguró a sus allegados y conocidos que ella había sufrido un robo en la vivienda que compartían, y que un ladrón la había golpeado salvajemente. Sin embargo, poco después se desdijo, y finalmente confesó ante la Justicia que él mismo había matado a mujer porque le era infiel.

La tercera jornada del juicio tuvo lugar este miércoles que pasó, y en esa oportunidad, declaró uno de los hijos de la pareja, quien en contraposición de lo que dijeron sus tías y su abuela, aseguró que nunca vio violencia en su casa, y que sus papás se peleaban como cualquier otro matrimonio.

El proceso se retomará el próximo miércoles 15 de mayo, oportunidad en que declararán los últimos testigos. El 20 del mismo mes será la última audiencia, en la que se conocerán los alegatos, y en la que se determinará la fecha de la sentencia.

El caso

El crimen de Claudia Salgán fue cometido en la mañana el 8 de julio de 2015 en la casa que el matrimonio compartía en la localidad de Gorina. Según se pudo reconstruir durante las pericias, la víctima fue atacada a golpes y luego herida por un destornillador, y aunque resistió algunas horas con vida internada en un centro médico, los profesionales no pudieron hacer nada para salvar su vida ya que su salud estaba demasiado grave.

Marcelo Núñez está acusado por la fiscalía por los delitos de “homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género”, mientras que los abogados defensores alegan que el acusado actuó "con sus facultades mentales alteradas".

Comentarios