Secciones
Policiales

Citan a indagatoria al pediatra Cirulnik, acusado de abusos sexuales a menores en la escuela ORT

Las denuncias formales contra el acusado son seis, aunque hay más de 20 testimonios que lo incriminan.

Por Agustina Acciardi

Alberto Cirulnik fue denunciado ante la Justicia por abuso sexual y corrupción de menores a finales del año pasado. La acusación inicial comenzó después de que Darío SchvartzLeandro Koch Malena Filmus, ex alumnos de la escuela ORT, reunieran sus fuerzas para hablar en primera persona de los abusos y los sobrepasos que vivieron con el pediatra cuando iban a la escuela, y en el caso particular de Schvartz, cuando su familia se reunía con la del pediatra.

Hasta ahora las denuncias formales son seis, pero existen también otros 20 testimonios que acreditan hechos parecidos. Por esto mismo, en las últimas horas el Juzgado Criminal y Correccional N° 41 decidió citar a indagatoria al médico, y el próximo lunes 13 de mayo deberá presentarse a prestar declaración como sospechoso.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron que en su resolución, el juzgado considera que hay un estado de sospecha sobre Cirulnik, lo que de todos modos no significa que vaya a ser procesado. "El lunes la Justicia formalmente le informará que ha sido acusado por un delito, le describirán los hechos y dirán que pruebas consideran que hay para que exista un grado de sospecha", explicaron.

La causa contra el pediatra comenzó el 14 de diciembre pasado, cuando las abogadas querellantes Andrea Quaranta y Nadia Rivas presentaron formalmente la denuncia contra Cirulnik. Desde entonces citaron a las víctimas a ratificar su denuncia, hubo una resolución donde se pidió que se investigaran los hechos denunciados y las letradas ordenaron también algunas medidas, mientras que el juez solicitó más pericias.

Entre lo solicitado, se encontraba el pedido del registro de alquileres de bungalows que se hicieron en el club Kadima, se pidieron los nombres de los directores y profesionales que trabajaron en las dos sedes de la escuela ORT, se solicitó un detalle de los motivos por los que Cirulnik dejó de trabajar en la institución y detalles de los años en los que estuvo como pediatra allí. 

En este contexto, se solicitaron además pericias psiquiátricas y psicológicas para el acusado, las cuales finalmente ya se llevaron a cabo. "El expediente fue al Cuerpo Médico Forense para hacer las pericias psicológicas y psiquiátricas. Volvió de ahí y el juzgado solicitó la declaración indagatoria", explicaron fuentes del caso.

Sobre esto, aclararon que el médico puede negarse a hablar, o directamente puede desmentir todos los hechos. "A partir de la indagatoria, el juez tiene diez días hábiles judiciales para decidir la situación procesal del acusado. Puede decidir que se lo procese, que se lo sobresee, o puede dictar la falta de merito porque no hay elementos suficientes y ahí se puede esperar para agregar más elementos", aclararon.

Hablaron otras víctimas del pediatra Cirulnik: una mujer fue manoseada en el consultorio cuando tenía 10 años

Esta será la primera posibilidad de defensa para Cirulnik, quien hasta ahora se llamó al silencio y decidió no dar ninguna declaración sobre las acusaciones que pesan en su contra.

Las denuncias por abuso sexual y corrupción de menores son seis: cinco se tramitan en el Juzgado Criminal y Correccional N° 41 y la sexta se radicó en Escobar. Los denunciaste son Leandro Koch Malena Filmus, ex alumnos que soportaron comportamientos inapropiados y desubicados de parte del pediatra cuando los atendía en la escuela ORT; Darío Schvartz, un joven que era muy cercano a Cirulnik y quien sufrió severos abusos de parte del acusado durante años; Mariana López, una mujer que vio por televisión los casos y se animó a contar por primera vez que ella también había sido víctima del doctor; su sobrino y Daniel Braveman, quien vino desde México para dejar asentada su denuncia.

A pesar estos seis denunciantes, existen otras 20 personas que no se animaron a ir por la vía judicial pero que aún así aseguran hacer vivido hechos traumáticos con el acusado. Por eso mismo, muchos de ellos fueron ofrecidos por la querella como testigos de concepto, lo que significa que aunque no pueden decir qué pasó entre los denunciantes y Cirulnik, sí pueden contar sus propias experiencias con el pediatra.

Los denunciantes

Darío SchvartzLeandro Koch Malena Filmus son ex alumnos de la escuela ORT y fueron también los primeros en hablar de los abusos que cometió el acusado. Schvartz debió soportar una serie de abusos que se mantuvieron a lo largo del tiempo y que ocurrieron en diferentes lugares, uno de ellos el cluk Kadima de Moreno. Él siempre supo que lo que había vivido no estaba bien y, ya de grande, se animó a hablar del tema con sus papás.

Cuando los tres entendieron la gravedad del asunto, intentaron conversar con el pediatra Cirulnik, quien era muy amigo de la familia, y él respondió con una demanda por injurias. Luego de eso, el silencio volvió a apoderarse de todos, hasta que en un momento Schvartz conoció a Koch, y juntos reconstruyeron una realidad a la que tuvieron que enfrentarse cuando eran niños.

"Cuando Darío se entera que a Leandro le había pasado lo mismo con Cirulnik, tiempo después por casualidad Malena Filmus conoció a un primo de Leandro y ahí se enteró de que habían vivido algo parecido (cuando eran alumnos de la escuela ORT y se atendían con el pediatra). Ahí los tres se juntaron y decidieron ir al frente con una denuncia", explicó meses atrás a BigBang la abogada de la mayoría de los denunciantes, Andrea Quaranta.

Schvartz sufrió los abusos en diferentes situaciones y lugares durante cinco años, aunque en total las personas que confesaron haber sido víctimas del pediatra son casi 30. Algunos hablaron de corrupción de menores y otros de abuso sexual, al mismo tiempo que mencionaron que los ataques fueron repetidos a lo largo del tiempo o que ocurrieron por única vez cuando fueron atendidos por él. Más allá de eso, todos coinciden en que la mecánica del médico fue siempre parecida: cuando los chicos ingresaban al consultorio o al lugar donde los atendía, Cirulnik les pedía que se sacaran la ropa y luego los tocaba o les insinuaba cosas desubicadas.

Comentarios