Secciones
Policiales

Comenzó el juicio por el crimen de Benjamín Amaya, el niño de 4 años que apareció muerto colgado de un puente en Tucumán

Durante la primera jornada del debate, una testigo clave incriminó de lleno al único acusado.

Benjamín Amaya desapareció de su casa en la tarde del 8 de agosto de 2019, y pocas horas después, su pequeño cuerpo fue encontrado mientras colgaba de un puente ubicado a unas cuadras de su vivienda, en la localidad tucumana de El Colmenar.

Por el crimen del niño de 4 años fue detenido Claudio Argañaraz, conocido como "Cococho", quien desde entonces permanece en prisión como el único acusado.

Tras meses de espera, y luego de una investigación muy completa, este martes comenzó el juicio contra Argañaraz, quien está imputado por "homicidio agravado", y quien también en la primera audiencia fue señalado por una testigo clave que lo vio en el lugar del hecho junto a la víctima.

Benjamín Amaya tenía cuatro años al momento de ser asesinado.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

El proceso se lleva a cabo a través del sistema de videoconferencia, y luego del primer encuentro virtual de hace tres días, se espera que el martes y jueves de la próxima semana haya nuevas audiencias con la presentación de otros testimonios, entre ellos el de Griselda, la abuela del chico.

"El martes habló Milagros (la mamá de Benjamín), su padrastro, el tío, y para sorpresa nuestra, se presentó una testigo de identidad reservada, que ahora ya es de identidad pública. Nosotros ya sabíamos lo que decía su declaración, porque habíamos visto el expediente, pero ahora se presentó y fue muy directa", explicó a BigBang el abogado César Barrionuevo, quien representa a la familia Amaya.

Según él, lo que dijo la testigo fue veraz, clave y conciso, ya que aseguró ante los magistrados que vio el momento justo en que el acusado subía junto a Benjamín el puente donde luego el menor apareció muerto.

El pequeño apareció colgado de un puente, cerca de su casa.

"Lo puso en el lugar del hecho y en el horario y además lo vio con el nene. Ella recuerda a Argañaraz, y hasta lo reconoció, pero no recuerda la cara del menor", indicó el letrado, quien comentó que en la tarde de ese 8 agosto, la vecina salió de su casa para ir a una escuela, y se encontró frente a frente, mientras bajaba el puente, a la víctima y al agresor.

La testigo no es conocida de la familia Amaya, ni tampoco familiar de ninguno de ellos, y como el imputado nunca prestó declaración desde su detención, es la única que puede asegurar más o menos cómo sucedieron las cosas.

"Hay un hecho trascendental ahí, y es que ninguno de la familia lo puede ubicar al acusado entre las 15 y las 17 de la tarde de ese día, en ningún lado. Nadie sabe qué hizo", dijo Barrionuevo.

La familia del menor pide verdad y justicia.

En base a lo que se pudo reconstruir del hecho, se sabe que en la tarde en que el nene de 4 años desapareció, el acusado estaba en la casa de la familia Amaya, donde el pequeño se encontraba al cuidado de su abuela porque su madre había tenido que salir.

Sobre esto, el letrado aseguró que Argañaraz solía ir siempre a la vivienda para ayudar con los chicos, y que todos le tenían confianza, ya que se trataba del hermano de la pareja de la abuela de Benjamín.

"La familia tenía dudas antes del juicio, porque el acusado nunca se defendió, pero ahora que escucharon a la testigo, ya no hay más dudas", sostuvo Barrionuevo.

Hay un detenido por el brutal hecho.

Durante la audiencia del martes, los padres del menor aseguraron que Benjamín era un niño que no salía nunca solo de su casa, y que si lo hacía, era siempre acompañado de alguien muy cercano.

"Todos contaron que el nene no se escapaba, y que era arisco en el sentido de que solamente se dejaba llevar por la familia. También dijeron que la relación con el acusado parecía ser armoniosa, aunque a veces tenía brotes violentos", comentó a este portal.

En lo que respecta a la investigación del caso, el abogado aseguró que al principio se siguieron varias hipótesis sobre lo que pudo haber pasado, pero que la clave para pedir la elevación a juicio fue el testimonio de la vecina, quien por miedo se animó a declarar en la fiscalía únicamente como testigo reservado.

Una tetsigo clave vio al imputado junto al menor en el lugar del crimen.

"Durante la investigación declararon más de 20 personas dos veces, y nunca pudieron decir donde estuvo Argañaraz en ese horario, y después del aporte de la testigo, la policía llegó hasta él y lo detuvo casi una semana después del hecho", comentó, y agregó que desde entonces el sospechoso está detenido con prisión preventiva.

Lee más. Horror: denuncian a Ricardo Bussi por violar a una mujer para obligarla a tapar un negociado

Barrionuevo es integrante del cuerpo jurídico de la Fundación María de los Ángeles, desde donde acompañan a los familiares del pequeño en forma integral, tanto con ayuda social como psicológica.

Tras el hecho, el letrado tomó el caso, y desde entonces junto a la mamá y la abuela de Benjamín buscan dos cosas: la verdad, para saber qué fue lo pasó, y la justicia por el atroz crimen.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Temas

  • Juicio
  • Tucumán
  • testigo
  • Benjamín Amaya
  • Crimen
  • Puente
  • Colgado
  • muerto

Comentarios