Secciones
Crimen de lucas

Cómo funciona el sistema de cámaras de la Ciudad y por qué no hay registros del asesinato de Lucas

Las imágenes que graban las cámaras en territorio porteño están ahora en el centro de la escena.

Una de las cuestiones troncales en la investigación por el crimen de Lucas González, el joven de 17 años que fue baleado por tres efectivos de la Policía de la Ciudad vestidos de civil, tiene que ver con las cámaras de seguridad que tiene el Gobierno porteño a lo largo y lo ancho de los 203 kilómetros cuadrados de superficie que ocupa la capital del país.

Conectadas con un cableado de banda ancha que se instaló específicamente para poder transmitir en tiempo real cada rincón porteño, recién ahora aparecieron las primeras imágenes de lo que fue el hecho. Solamente se puede divisar un momento puntual, en una cuadra y en un punto fijo, cuando los efectivos de civil perseguían el auto en el que viajaba Lucas. De la secuencia posterior, no hay registros hasta el momento.

Estas imágenes, para su utilización en investigaciones son solicitadas por la Justicia mediante una serie de claves al sistema que se le brindó a la Corte Suprema y a la Justicia porteña. Con esos usuarios, los investigadores pueden ingresar a la base de datos para poder solicitar todos los cortes que crean necesarios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De esa forma se completa la secuencia que buscan en la Justicia, se envía y se almacena para su posterior comprobación. A su vez, la misma secuencia es analizada por los técnicos de la Policía de la Ciudad que incluso llegan a correr un software de reconocimiento facial. Al sistema también están integradas algunas cámaras de seguridad del sistema privado. 

Una de las cuestiones que resta definir, sobre todo por la situación del caso, es si el análisis de las imágenes correrá por cuenta de la Policía de la Ciudad o serán técnicos de la Policía Federal quienes las revisen. Esto se debe a que la fuerza porteña fue apartada de la investigación al estar justamente la pesquisa centrada en el accionar de tres de sus efectivos.

Durante el año pasado, el actual diputado nacional electo Diego Santilli, anunció la intención cuando estaba a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, de cubrir el 75% de todo el territorio al incluir 8.000 cámaras más al sistema. 

Las imágenes están disponibles para que sean descargadas durante 30 días de corrido una vez que se realiza el recorte, pero también estará dentro de la denominada “Biblioteca Digital” por otros 30 días más. Y en breve se buscará la forma de que esté más tiempo aun para evitar lo que sucede, por ejemplo, en la causa del Olivos Gate en donde el material filmíco del ingreso a la quinta de Olivos de la Municipalidad de Vicente López se perdió porque se almacena durante 25 días solamente 

Desde el año pasado, la Justicia dejó de solicitar al Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de la Ciudad, mediante oficios judiciales, las imágenes para aportar a sus investigaciones. Esto requería un tiempo determinado, entre el pedido, la búsqueda y la entrega que se realizaba en formato físico. A partir de esta iniciativa, el procedimiento se realizará en forma virtual.

¿Está el material del momento en el cual Lucas recibe los disparos que terminaron con su vida? Fuentes al tanto de la investigación se encuentran a la búsqueda en este momento de esas imágenes puntuales. “Parece que no hay, pero estamos revisando cuadro por cuadro”, adelantan. Un dato no menor, esa información la recibieron de forma extraoficial en las primeras averiguaciones cuando el caso estaba todavía en la Justicia de menores, por ese motivo quieren terminar de peinar toda la base de datos de las cámaras de la zona.


El promedio del proceso entre el pedido al CMU por parte de la Justicia y la entrega y retiro del material era de 10 días. Con la implementación de la Biblioteca Digital, el requerimiento judicial se resuelve dentro de las 24 horas de efectuado el pedido. En el año 2019, la Justicia solicitó 46.761 requerimientos al CMU. El 100 por ciento de las imágenes que se entregaron a la Justicia fueron aceptadas como evidencia contundente en los casos investigados. Con la Biblioteca Digital, todos los requerimientos judiciales al CMU se realizarán por esta vía. 

Es la última herramienta que se suma al Sistema Integral de Video Vigilancia. Este Plan contempla el funcionamiento de más de 10 mil cámaras en la Ciudad y la instalación de un Centro de Monitoreo Urbano (CMU) en el barrio de Chacarita (uno de los más grandes de Latinoamérica),  el CMU 9 de Julio (que monitorea las cámaras instaladas en las avenidas 9 de Julio y Corrientes) y la Oficina de Monitoreo del Barrio 31 (que controla las cámaras instaladas en el Barrio 31 y 31 bis).

Además se desarrolló el denominado sistema Forense que se basa en la interacción de la inteligencia artificial y el trabajo de los operadores del CMU y los resultados de sus investigaciones también estarán disponibles en la Biblioteca Digital.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!