Secciones
En moreno

Cómo sigue la salud del joven baleado por policías y las pericias que esperan los investigadores

El hecho sucedió en la madrugada de este domingo y quedó registrado por cámaras de seguridad.

La investigación por el ataque a balazos por parte de dos policías contra un joven de 19 años en la localidad de Francisco Álvarez, en Moreno, avanza y espera tener novedades en las próximas horas. Las imágenes de las cámaras de seguridad son concretas y permiten ver el momento justo en que Lautaro Tomás Kruger recibe los disparos luego de una persecución que duró varios minutos.

La víctima recibió tres disparos, uno en cada pierna y otro en el brazo, pero afortunadamente se encuentra fuera de peligro, internado en una clínica de Morón, a donde fue trasladado este domingo después de haber permanecido durante las primeras horas en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno.

El estado de salud del joven

La hermana del joven, Bárbaba Kruger, reveló este lunes a través de su cuenta de Twitter que Tomás ya fue operado del brazo, en un procedimiento donde limpiaron la herida y le sacaron restos de plomo y huesos que quedaron astillados por el impacto de la bala.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según le dijeron los médicos a la familia, el chico va a necesitar una prótesis en su brazo. "Estamos muy angustiados, parece que le van a quedar secuelas por esta injusticia y mi hermanito no para de llorar porque no sabe si va a volver a jugar (al rugby)", sostuvo Bárbara.

Durante el día de ayer, la joven también usó sus redes sociales para contar que la familia está "hecha pedazos" y que ellos consideran que hubo "abuso de poder" en el hecho, por lo que se trató de "una tentativa de homicidio". "Tomás no estaba alcoholizado, estaba asustado porque la policía estaba sin luces y pensó que le querían robar", aseguró la chica.

 

Desde el municipio, en diálogo con BigBang, aclararon que este domingo estuvieron trabajando profesionales locales de la Dirección de Derecho Humanos de la Víctimas para acompañar a la familia en el hospital, la cual se encuentra "conmocionada" por el terrible momento que atraviesan.

Además, desde la secretaría de Justicia y Derechos Humanos de Moreno también indicaron que ya se comunicaron con las autoridades del Club y Biblioteca Mariano Moreno, donde el chico juega al rugby, al mismo tiempo que ya pusieron a disposición las cámaras ubicadas sobre la ruta 7, las cuales serán muy importantes en la causa para determinar cómo comenzaron los hechos.

Cómo avanza la investigación

Por otro lado, fuentes cercanas a la causa indicaron a este sitio que respecto a la investigación llevada adelante por el fiscal Federico Soñora de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada de Moreno, aguardan el resultado de la pericia toxicológica que se le realizó al joven tras el ataque, al mismo tiempo que esperan además terminar con el análisis de las cámaras de seguridad, no solo las aportadas por el barrio privado Álvarez del Bosque (donde vive el chico con su familia), sino las entregadas también por el municipio.

Sucede que las imágenes que se conocieron del hecho son las que muestran el final de la persecución, donde los oficiales chocan al chico que iba en la Toyota Hilux negra de su padre, y luego finalmente lo balean cuando el vehículo no detiene su marcha y cae en una pequeña zanja.

Sin embargo, lo que los investigadores quieren determinar es cómo empezó todo, dado a que los oficiales involucrados indicaron que Kruger pasó un semáforo en rojo delante de ellos, que entonces le dieron un aviso y que, como nunca frenó, empezaron a seguirlo durante varios minutos y de hecho pidieron refuerzos para que los ayudaran.

 

Aún así, fuentes allegadas al caso indicaron que hay que corroborar de qué forma la policía dio la voz de alto, al mismo tiempo que además confirmaron que los oficiales que iban en el primer patrullero tenían la sirena apagada por motivos que aún se desconocen.

De igual manera, las mismas fuentes aseguraron que el accionar de la policía estuvo fuera de lugar, ya que no actuaron como indica el protocolo. De hecho, la persecución pudo haber sido correcta si el vehículo no se detenía, pero no se justifica de ningún modo los disparos que realizaron. Por eso mismo, resta aclarar también el motivo por el que los oficiales, luego de chocarlo y arrinconarlo, balearon a la víctima.

Durante la tarde de este domingo, los agentes, que ya fueron apartados de sus funciones de forma preventiva pero se encuentran en libertad, fueron imputados inicialmente por el delito de "lesiones agravadas", aunque su situación procesal podría variar con los resultados de las pericias.

Según dejaron trascender desde la investigación, hasta el momento no se le tomó declaración a los policías ni tampoco al adolescente, ya que el fiscal espera tener toda la prueba para avanzar en ese aspecto.

El hecho

En base a lo que se pudo reconstruir por las cámaras de seguridad, el hecho ocurrió el domingo alrededor de la 1 de la mañana, cuando Lautaro Tomás Kruger regresaba por la ruta 7 de un asado al que había ido con amigos. Si bien se trata de un camino concurrido, la zona a esa hora no es muy transitada.

Aunque no queda del todo claro cuándo y cómo empezó la persecución, al parece el adolescente cruzó un semáforo en rojo y, si bien la policía le dio el alerta, nunca paró y siguió la marcha hasta la entrada del barrio Álvarez del Bosque, donde vive. Hasta allí los efectivos lo siguieron, le chocaron la camioneta mientras esperaba que los guardias del lugar le abrieran el portón, por lo que la víctima nuevamente salió a la ruta, hasta que cayó el vehículo a una pequeña zanja y ahí fue detenido con los tres disparos que tenía en su cuerpo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!