Secciones
Policiales

Dudas y un celular desaparecido: investigan al hijo de un funcionario salteño por doble homicidio

Denuncian que limpiaron la escena del accidente minutos después con el fin de poder proteger al hijo del funcionario y señalan que no aparece el celular ni las ropas de una de las víctimas. 

Por estas horas, la provincia de Salta se encuentra convulsionada a raíz de un trágico accidente automovilístico que protagonizó Ignacio Demitrópulos -el hijo de 18 años de Nicolás Demitrópulos, secretario de Gobierno y uno de los hombres más cercanos del gobernador Gustavo Sáenz- y que provocó la muerte de dos personas: Paula Cadillo y Luján Aguirre.

El accidente ocurrió el último sábado, cerca de las 2.20 de la madrugada. Demitrópulos se dirigía a bordo de su Volkswagen Up con un amigo de 18 años, llamado Nicolás Mulki, y tres menores de edad, Paula Cadillo y Luján Aguirre, ambas de 16 años, y la hermana menor de Paula, de inicial A. que tiene 13 años.  Todos ellos se dirigían a una fiesta en la zona de San Lorenzo.

Como viajaba a alta velocidad por la Circunvalación Oeste a la altura de La Ciénaga, Demitrópulos perdió el control de su auto y, por motivos que aún tratan de determinar, terminó volcando. Como producto del accidente, Cadillo y Aguirre perdieron la vida en el acto, mientras que la menor de 13 años sufrió heridas muy graves y tuvo que ser internada de urgencia.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La pequeña se encuentra en estado crítico en el Hospital Materno Infantil de Salta, luego de sufrir la amputación de una de sus piernas. Por otra parte, Mulki, el acompañante del vehículo, también se recupera de algunas heridas en el Hospital San Bernardo y podría ser acusado como "coautor del doble homicidio culposo" una vez que reciba el alta médica.

A partir de ahí, las familias de as víctimas comenzaron una ardua batalla para llevar ante la Justicia a Demitrópulos y acusan al gobierno de Salta de armar una suerte de complot para entorpecer la causa y que la historia no trascienda en los medios del país. “El accidente fue más o menos a las 2.20 de la mañana y yo me enteré casi a las 11 y por una amiguita de las chicas", Gabriela Bardi, la mamá de Luján Aguirre, en declaraciones a FM Noticias de Salta.

Según explicó la dolida mujer, ninguna autoridad policial se acercó a su domicilio o le comunicó por teléfono lo que le había ocurrido a su hija. "No vino nadie de la policía a avisarme. Sólo me dijo que mi hija se había accidentado. Por lo que se sabe, salían de una fiesta en San Luis y se iban a otra fiesta en San Lorenzo. Los dos chicos mayores de edad iban adelante y atrás iban las chicas”, relató. 

De acuerdo con su denuncia, las autoridades policiales -a pedido de las provinciales- “limpiaron” la escena del accidente minutos después del vuelco del auto con el fin de poder proteger al hijo del funcionario. “Queremos justicia y que se aclare todo. Yo quiero el celular de mi hija, que nunca me lo entregaron. Limpiaron el lugar del hecho mucho antes de que nosotros nos enteremos. Sé que hubo testigos, hay un par de audios circulando”, reclamó.

Y aclaró: “El auto lo manejaba el hijo de la mano derecha del gobernador. Aparentemente estaba alcoholizado”. La investigación sobre el accidente quedó en manos del fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Leandro Flores, quien imputó provisionalmente a Demitrópulos por el delito de homicidio culposo en siniestro vial agravado por el número de víctimas (dos) en concurso ideal con lesiones culposas graves en siniestro vial.

Fuentes del caso advirtieron que el hijo del funcionario salteño se negó a declarar. Cabe remarcar que durante el domingo, horas después del trágico accidente, la provincia de Salta celebró las elecciones legislativas locales donde el oficialismo, respaldado por el gobernador Sáenz, celebró el triunfo tanto del candidato a senador por la capital, Emilio Durand, como el candidato a diputado, Víctor Lamberto.

Esto molesto a las familias de la víctima, sobre todo a Bardi, quien no se quedó callada y sentenció: “El auto está destrozado y el velocímetro quedó clavado en 210 km/h (...) A mí lo que más bronca me da es que el domingo, mientras yo estaba enterrando a mi hija, había gente festejando los resultados de las elecciones en un búnker, incluso el padre de este chico Demitrópulos. No les importó nada. Salieron y festejaron mientras había dos familias destrozadas”.

El lunes, familiares y amigos de las víctimas reclamaron por justicia en una protesta hecha en la entrada del barrio privado El Tipal, donde Ignacio Demitrópulos se encuentra bajo prisión domiciliaria. “Aquí estamos pidiendo justicia por Luján, por Paula, y de tantos chicos y chicas que pasan por estas situaciones”, empezó diciendo Luciana, hermana de Aguirre. 

Con lágrimas en los ojos y un dolor profundo, la hermana de la menor agradeció el apoyo: “Gracias a los amigos de Luján, a la gente allegada, trato de encontrar palabras para explicar todo pero es devastador. Estamos destruidas, estamos de pie por que no se...“Estamos acá para desenmascarar a los hijos del poder y desenmascarar todo lo que se tapó estos días. Tengo entendido que este señor Demitrópulos es quien maneja la pauta publicitaria en la provincia”.

En el lugar, los familiares de las víctimas denunciaron que el imputado e hijo del coordinador, se encontraba con prisión domiciliaria, disfrutando de su casa, mientras que ellos ni siquiera pudieron llorar a las adolescentes. Además, remarcaron que no aparece el celular, ni las ropas de una de las menores, denunciando así una maniobra de encubrimiento por parte de la justicia y el poder político.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!