Secciones
Fue sobreseído

Crimen de Fernando: el padre de uno de los rugbiers se quejó de la "condena social" que vive su hijo

Se trata del padre de uno de los dos sobresídos que tiene la causa.

Del crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado por una patota de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, se cumplen dos años. Mientras los acusados esperan detenidos el inicio del juicio, que se calcula para el año que viene, recientemente se conoció una carta pública del padre de Juan Pedro Guarino, uno de los sobresídos por el crimen, en donde no sólo asegura que se hizo Justicia con su hijo, sino que además cargó contra la “condena social” que pesa sobre él.

Raúl Guarino, en vísperas del aniversario, publicó una extensa carta en sus redes sociales.  "Lamentablemente, esto es muy difícil para nosotros. Primero, por el respeto que le debemos a la familia Báez y después porque mi hijo no hizo nada y estamos en ésta situación. Por suerte todo de a poco se va a ir acomodando. Ahora debemos resguardar a mi hijo de todo esto que tan mal le ha hecho”, inició.

"Todo esto que nos pasó y el manejo de los medios nos destruyó sin que mi hijo haya hecho nada. Debo preservar a mi familia, somos gente de bien y debo confiar en que todo va a ir sanando. Desde el primer momento pedimos justicia y nos entregamos a la Justicia. Tengo que confiar en la Justicia realmente. Por suerte, en nuestro caso la estamos teniendo. La justicia social no la podemos manejar. Ojalá que de a poco Dios nos vaya ayudando”, agregó.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Todos estos días, entre la angustia y la injusticia me pregunto qué hacer. Soy consciente de que yo por lo menos tengo a mi hijo, pero el papá de Fernando no. Tanto yo como mi hijo fuimos transparentes desde el primer día, ya que esa es la única manera en la que hacen las cosas", remarcó.

"Imagínese el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada. Pensando que lo podían ensuciar con algo. Por suerte no ocurrió. Desde un primer momento con mi mujer nos mostramos transparentes tratando de que nos vean tal cual somos y lo mismo a nuestro hijo”, continuó para concluir: “Muchas gracias de todo corazón. Es el momento más difícil que me ha tocado vivir. Gracias por su comprensión y respeto”.

Por fuera de esto, hoy por la tarde los padres de Báez Sosa irán por primera vez al lugar del crimen para encabezar un acto y luego marchar en recuerdo de su hijo. Ambos llegaron a la localidad balnearia ayer. "Fue la primera vez que vi el mar, hubiera sido distinto si estuviera Fernando", dijo conmovida Graciela, su madre, quien agregó que aún no fue a la puerta del boliche Le Brique, situado en paseo 102 y avenida 3, donde su hijo fue atacado a golpes el 18 de enero de 2020.

Los papás de Fernando pisarán por primera vez ese sitio a las 19, cuando está previsto el inicio del acto interreligioso convocado para recordar al joven, del que participarán representantes de cinco religiones: la católica apostólica, la anglicana, el judaísmo, la musulmana y la mormona. Cada líder hablará y presentará una cita o referencia religiosa por "paz, justicia y contra la violencia" y luego Silvino y Graciela dirán unas palabras.

Por el crimen del joven se encuentran detenidos y camino a juicio los rugbiers Máximo Thomsen (22), Ciro Pertossi (21), Luciano Pertossi (20), Lucas Pertossi (22), Enzo Comelli (21), Matías Benicelli (22), Blas Cinalli (20) y Ayrton Viollaz (22).

Todos ellos serán juzgados a partir del 2 de enero de 2023 en los tribunales de Dolores. Actualmente, los ocho acusados permanecen alojados en la Alcaidía de Melchor Romero, donde están encerrados y son repudiados por la población carcelaria.

Según la fiscal de Villa Gesell Verónica Zamboni, quien instruyó la causa, los ocho rugbiers "acordaron darle muerte" del joven estudiante de derecho, y para ello "previamente, distribuyeron funcionalmente sus roles", luego de que "minutos antes, al encontrarse en el interior del local bailable, tuvieran un altercado" con él, "quien se encontraba acompañado con su grupo de amigos".

La fiscal indicó en su requerimiento que, "aprovechándose del estado de indefensión de la víctima, con el fin de darle muerte y cumplir con el plan acordado, los acusados le propinaron" en el suelo "varias patadas en su rostro y cabeza", y los golpes le produjeron "lesiones corporales internas y externas" que "provocaron su deceso en forma casi inmediata, al causarle un paro cardíaco producido por shock neurogénico debido a un traumatismo grave de cráneo".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!