Secciones
Por el asesinato del joven

Crimen de Lucas González: por qué liberaron a dos policías mujeres y cómo sigue la causa

Es probable que en un par de semanas la investigación se eleve a juicio.

La Cámara del Crimen confirmó este miércoles el procesamiento con prisión preventiva para cuatro policías de la Ciudad por el encubrimiento del asesinato de Lucas González, ocurrido el 17 de noviembre pasado tras salir de entrenar del club Barracas Central. Además, la Justicia dictó la falta de mérito y ordenó la inmediata libertad para dos mujeres de esa misma fuerza que habían sido también acusadas.

De este modo, quedaron procesados camino al juicio oral y público Roberto Inca, Héctor Cuevas, Fabián Du Santos y Juan Romero. En cambio, salieron en libertad Micaela Fariña y Lorena Miño.

Todos habían sido acusados por el fiscal por el delito de falsedad ideológica y encubrimiento agravado por la condición de funcionario público por ser el delito precedente especialmente grave, que es el homicidio. También por la privación ilegal de la libertad de los otros jóvenes y las vejaciones cometidas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, la defensa de los oficiales acusado apeló la medida y, finalmente, en las últimas horas la cámara resolvió confirmando el procesamiento para todos, menos para las agentes mujeres,

En su fallo, la Cámara explicó que “es posible sostener, prima facie, la responsabilidad de Roberto Orlando Inca, Héctor Claudio Cuevas, Alberto Du Santos y Juan Horacio Romero en los hechos, pues conscientes de la ilegalidad del procedimiento que protagonizaron Isassi, Nieva y López (acusados por el homicidio), su actuación se enderezó con un claro rumbo a la alteración de la escena del crimen y con el preciso objetivo de encubrir el delito cometido, ayudando de ese modo a sus protagonistas a eludir la ley”.

“Se ha logrado probar con los alcances de esta instancia que en los minutos inmediatos posteriores a la ocurrencia del crimen, las máximas autoridades intervinientes eran conscientes que no se hallaban ante un “enfrentamiento armado”; por el contrario, "las comunicaciones transcriptas lo descartan rotundamente y exhiben el convencimiento internalizado de los interlocutores en que ese planteo no se compadecía con la verdad de los hechos”, advirtió la Càmara.

Además, la Justicia sostuvo que los policías "privaron ilegalmente de la libertad a los menores que habían sufrido la agresión arbitraria, colocando a Issasi, Nieva y López en una situación protegida, de víctimas y alejados -al menos inicialmente- de cuestionamientos sobre su actuar”.

Por otro lado, en lo que respecta a Fariña y Miño, la Cámara resolvió que “no se vislumbra ni ha sido ponderado ni alegado por las partes, la existencia de una comunicación que las relacione con el despliegue realizado por sus coimputados, ni que permita afirmar que hayan tenido el conocimiento que ellos sí tenían de que no había ocurrido un enfrentamiento armado como se había informado instantes antes”. “En estas condiciones, ante el peritaje pendiente sobre los rastros hallados en el vehículo y la inconsistencia del cuadro incriminante necesario para sostener el auto dictado, se resolverá la falta de mérito para procesar o sobreseer a Lorena Paola Miño y Micaela Soledad Fariña, disponiendo su inmediata libertad”.

A través de sus redes, el abogado Gregorio Dalbón, que representa a los padres de Lucas, comunicó el fallo e indicó que faltan algunas audiencias más y que luego ya es probable que la causa se eleve a juicio. "El hecho está esclarecido, pido un juicio justo para las víctimas", escribió, y sumó respecto a la decisión de liberar a las dos agentes mujeres: "La madre de Lucas González me dijo que ellas de arriba no se la pueden llevar. Ya que los chicos pidieron ayuda y no se la brindaron. Eso es cierto".

"Para nosotros, ambas participaron. No ayudaron a los chicos y no podían no saber lo ocurrido. Respetamos la decisión de la Sala IV pero vamos a recurrir en Casación. Porque lo único inapelable es la vida de Lucas González. Sin perjuicio de esta falta de mérito, hay 14 policías procesados y presos por lo que creo que el crimen está esclarecido y pronto deberán someterse al juicio oral donde surgirán concretamente el rol de cada uno de los autores", sumó el letrado en diálogo con BigBang.

La crimen de Lucas, de 17 años, sucedió cerca de las 9.30 del 17 de noviembre, cuando la víctima y tres amigos salieron de entrenar del club Barracas Central a bordo del Volkswagen Suran del padre de uno de ellos y fueron interceptados por un auto Nissan Tiida de la Brigada de Investigaciones de la Policía de la Ciudad. Los adolescentes creyeron que eran ladrones que iban a robarles, por lo que huyeron del lugar, momento en que los policías dispararon al menos cinco veces.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!