Secciones
En mendoza

Cuatro rugbiers atacaron a golpes a un chico en una fiesta y la víctima tiene comprometido un ojo

El joven de 17 años permanece internado y deberá ser operado.

Un joven de 17 años fue brutalmente golpeado durante un cumpleaños de 15 años el domingo a la madrugada por un grupo de rugbiers que juegan en el Liceo Rugby Club, de Mendoza. La víctima permanece internada y con uno de sus ojos comprometidos, y si bien todavía no hay detenidos, la causa ya tiene una fiscal que investiga cómo ocurrieron los hechos.

La brutal agresión ocurrió en las afueras de un salón de Chacras de Coria donde se desarrolló el evento en el cual el menor terminó con el rostro desfigurado. La familia del joven agredido ya radicó la denuncia correspondiente y la Justicia, a través de la fiscal de Homicidios y Violencia Institucional Claudia Ríos, investiga lo sucedido.

Hasta el momento la causa no está caratulada, aunque puede tratarse de una tentativa de homicidio. Lo cierto es que la representante del Ministerio Público espera tomar las declaraciones pertinentes de los presentes en el salón, para poder así ya imputar a los sospechosos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Por su parte, la víctima está internada en la Clínica de Cuyo, y presenta varias lesiones en el rostro, múltiples fracturas y uno de sus ojos seriamente comprometido, por lo que tiene una cirugía programada una vez que la inflamación ceda y los profesionales puedan realizar la intervención correspondiente.

Lo que se pudo reconstruir es que, siempre según el relato del padre de la víctima, es que durante la fiesta los jóvenes molestaban a un amigo de su hijo, hasta que este se metió a defenderlo y los rugbiers desataron su ira contra él. De hecho, el chico golpeado señaló al menos a 4 jóvenes, dos de ellos de 19 años, ambos jugadores de rugby, quienes fueron señalados por el padre de la víctima como los agresores.

En su denuncia, el padre de la víctima contó que su hijo lo llamó cerca de las 4 de la madrugada, cuando le dijo que necesitaba ayuda porque estaba golpeado. Los otros chicos que estaban con el joven de 17 años también se fueron a sus casas, y ahí le contaron a sus padres sobre lo ocurrido.

"Mi hijo quiso ir a la Policía desde el momento uno pero yo lo desalenté. Ahora sé que me equivoqué y por eso lo voy a acompañar a declarar", expresó el padre de uno de los chicos que casi es agredido por los rugbiers.

El caso tiene similitudes muy parecidas con el de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado a golpes por un grupo de jugadores de rugby en Villa Gesell a la salida del boliche Le Brique, donde se produjo la muerte de la víctima.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!