Secciones
A casi 20 días del hecho

Dalbón reveló cómo sigue la causa Lucas: la situación de los policías y la nueva reconstrucción

Este martes se hará la reconstrucción de los hechos que fue suspendida la semana pasada.

Casi 20 días pasaron ya de la mañana en que tres policía de la Ciudad asesinaron de un disparo en la cabeza a Lucas González y, aunque la investigación va sobre ruedas y marcha bien, en las próximas horas habrá novedades sobre la situación de los imputados. "Los tres confesaron haber disparado, los van a procesar a todos", sostuvo Gregorio Dalbón, abogado de los papás del adolescente de 17 años.

Sucede que el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, presentó este sábado un escrito de más de 20 páginas en el que le solicitó al juez Martín Del Viso que procese a los tres efectivos policiales acusados de haber disparado al auto en el que iba el joven con sus amigos. Se trata de los efectivos de la Brigada de la Comuna 4 de la Ciudad Juan José Nieva, Fabian López y Gabriel Isassi.

En su declaración, los tres dijeron que ese día tenían previsto hacer una investigación de campo en una causa por narcotráfico y que creyeron que los jóvenes podían ser delincuentes. Lo que en verdad pasó es que Lucas y sus amigos, quienes salían de un entrenamiento, había parado el auto en el que iban para bajarse a un kiosco a comprar algo para tomar y que, de repente y sin previa identificación, los oficiales dispararon contra ellos cuando los jóvenes quisieron seguir la marcha.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Los tres confesaron que dispararon, así que van a procesarlos a todos por homicidio cuádruplemente agravado, aunque no sé cuándo", aclaró el abogado Gregorio Dalbón en comunicación con BigBang. Así, de igual modo, la fiscalía pretende que los tres queden con prisión preventiva y sean procesados como "coautores de homicidio cuádruplemente agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por el concurso premeditado de dos o más personas y abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial en el caso de Lucas" y por tres hechos de tentativa de homicidio con idénticos agravantes respecto de los amigos.

Más allá de que la familia de Lucas y su letrado están a la espera de que salgan los procesamientos, los cuales seguramente se conocerán en las próximas horas, este martes a las 9 también se llevará a cabo una de las pericias clave para la causa: finalmente se hará la reconstrucción de los hechos.

La semana pasada iba a llevarse a cabo con la presencia de los chicos que iban en el auto con Lucas, pero minutos antes de empezar, cuando ya todos estaban en el lugar, la defensa de los policías hizo un planteo en el que exigieron que los tres oficiales también estuvieran presentes en la diligencia, en lugar de que otras personas los suplantaran en sus roles.

"Para respetar garantías de los imputados, la reconstrucción se hará con víctimas y victimarios. Se podía haber hecho una con los chicos y otra con los imputados. Pero… parece que re-victimizar a los pibes es decisión judicial", se quejó Dalbón en sus redes sociales, ya que al letrado no le parece nada bien que los adolescentes tengan que pasar por la reconstrucción ante la mirada de los efectivos sospechados.

Por otro lado, recientemente se conoció que la pericia realizada en las diferentes pistolas no pudo determinar quién de los tres disparó contra Lucas, aunque sí determinó que todas fueron usadas antes del hecho. Además, del vehículo en el que iban los chicos se extrajo restos de los disparos, uno rescatado del asiento del acompañante del vehículo VW Suran y otro del guardabarros trasero izquierdo.

"La pericia balística no tiene que dar perfecto. En ese lugar, a esa hora, estaban los chicos y esos asesinos. Así que los procesarán como corresponde", cerró Dalbón.

El asesinato de Lucas González ocurrió el 17 de noviembre pasado en el barrio porteño de Barracas, cuando salía de entrenar del club Barracas Central con otros tres compañeros. Los chicos iban en el auto de uno de sus padres y en el trayecto se detuvieron a comprar un jugo en un kiosco y fue en ese momento que los policías se bajaron del auto en el que iban y empezaron a disparar, dado que los jóvenes comenzaron a acelerar porque pensaron que les iban a robar.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!